Sergio Alvarado.13 octubre
Saprissa visitió el Cuty Monge en la jornada tres cuando derrotó 4-0 a la UCR. Foto: José Cordero.
Saprissa visitió el Cuty Monge en la jornada tres cuando derrotó 4-0 a la UCR. Foto: José Cordero.

El año pasado el estadio Jorge Hernán “Cuty” Monge en Desamparados estaba lejos lejos de ser considerado para recibir una mejenga de fútbol profesional y mucho menos para darle espacio a los cuadros más populares del país con sus nutridas aficiones.

Los tiempos en los que equipos de la primera como el desaparecido Brujas FC jugaba en esa cancha y tenía el estuche bien cuidado parecía lejanos, ya que quedó casi que en abandono, cuando los brujos cantaron viajera.

El Cuty, metido en el corazón de la Villa Olímpica de Desamparados, quedó entre matorrales, paredes despintadas, bancas quebradas y una vieja y desgastada gramilla sintética a la cual no s ele volvió a dar mantenimiento. El estadio moría poco a poco en un cantón con cerca de 222 mil personas que necesita espacios deportivos de este tipo.

Pero en junio de este año, la municipalidad del cantón se pellizcó y se dio cuenta que tenía una joyita en su poder a la que le podía sacar el jugo para fortalecer otros proyectos, por lo que arrancó la transformación del Cuty. Los arreglos lo dejaron tan tuanis que varios equipos los tomaron como cancha alternativa, al punto que ha sido el estuche más utilizado durante el Apertura 2018.

A los costados de la cancha hay espacios para parqueos, además se planea que el lado este tenga graderías pronto. Foto: Facebook Villa Olímpica Desamparados.
A los costados de la cancha hay espacios para parqueos, además se planea que el lado este tenga graderías pronto. Foto: Facebook Villa Olímpica Desamparados.

En 16 jornadas, el Cuty se ha utilizado en 13 juegos, ya que la UCR lo tiene como su sede oficial y, además, es la casa provisional de del Santos y Pérez Zeledón durante la mayor parte del torneo mientras ambos clubes terminan de cambiar la gramilla en sus estadios. Cartaginés lo utiliza regularmente para sus entrenamientos. Este domingo sumará una mejenga más cuando la UCR reciba a Carmelita a las 3 p. m.

Cancha nueva.

“Con el cambio de gramilla nos han llovido las ofertas de equipos que quieren venir a jugar acá. Hemos tenido una agenda superapretada, no son solo con equipos de primera división, sino que también ha venido el Curridabat FC en la segunda división, el equipo de Desamparados de Linafa y otros conjuntos del cantón”, explicó Junior Mata, administrador del estadio.

La alianza de la muni con la empresa Stadium Source fue vital para cambiar la vieja y desgastada gramilla sintética hace tres meses, apenas para arrancar este torneo. La relación de un regidor, que es padre del jugador del Herediano Pablo Salazar, le facilitó a la muni contactar a la compañía y negociar.

Ver equipos entrenando en el Cuty se volvió algo del día a día en la Villa Olímpica. Foto: John Durán.
Ver equipos entrenando en el Cuty se volvió algo del día a día en la Villa Olímpica. Foto: John Durán.

“Cuando se dio todo este cambio, la gente empezó a llegar por sí sola, nos empezaron a buscar porque vieron que éramos una opción atractiva, competitiva y económica. Estar dentro de la Villa Olímpica da algunas ventajas y son las que buscamos aprovechar”, indicó Junior.

Además, al estadio se le pasó pintura en diversas zonas, se empezaron a mejorar las graderías y remodelar algunos camerinos por lo que se le cambió la cara por completo. Lo mejor de todo es que tan solo tres personas son las responsable de mantener el estadio puras tejas y que luzca tan guapetón.

El camerino del equipo casa en los partidos de primera división cuenta con todas las facilidades de otros estadios. Foto: John Durán.
El camerino del equipo casa en los partidos de primera división cuenta con todas las facilidades de otros estadios. Foto: John Durán.

“Acá se unieron muchos actores, un consejo municipal con voluntad de ayudar y dar los recursos necesarios para que se diera, un alcalde muy apasionado por el fútbol como es don Gilbert Jiménez que quedó muy triste al ver el anterior estado de las instalaciones y le metió mucho coraje y corazón al proyecto. A estos se unió el Comité de Deportes de Desamparados, que facilitó la mano de obra y la municipalidad los recursos. Yo soy administrador deportivo y conozco las necesidades de los estadios en general por lo que fuimos viendo que no teníamos para conseguirlo”, explicó Mata.

La actividad en el Cuty es no no acabar, por ejemplo el miércoles 3 de octubre se jugaron cinco partidos (uno de ellos de primera división entre Santos y el Herediano) y se realizó un entrenamiento. Los juegos arrancaron a las 6 a. m. y terminaron por la noche con una mejenga entre grupos de amigos.

Para el próximo mes se tiene prevista la iluminación del estuche con las exigencias de la Unafut para jugar partidos de noche en primera y segunda división, porque de momento las torres con las que cuentan solo las están aprovechando los mejengueros.

A lo interno el estuche cuenta con salas de masajes, bodegas para guardar utensilios y tres camerinos más. Foto: John Durán.
A lo interno el estuche cuenta con salas de masajes, bodegas para guardar utensilios y tres camerinos más. Foto: John Durán.
Seguros

En el Apertura 2018, Saprissa, Alajuelense y Herediano ya han visitado el Cuty y no han tenido problemas ni con las barras ni con la cantidad de público que llega, ya que la presencia de la Fuerza Pública en la Villa durante este partidos es considerable, que además cuenta con el apoyo de la Policía Municipal.

Hasta la jornada 12, según cifras oficiales de Unafut, 9.935 personas visitaron el estuche desamparadeño, pero la cuenta es mucho más grande porque no están contabilizados los partidos entre Pérez Zeledón y Alajuelense de la fecha 13 o el disputado entre Santos y el Team en la 14. Tampoco los de la fecha 16 (Santos-Guadalupe y UCR-Carmelita).

El estadio tiene capacidad para 5.500 personas, pero el próximo año se pretende aumentar con la habilitación de una gradería que están reparando en el sector sur y la construcción de otra en el lado este. Con ambas en funcionamiento el estadio recibirá a 8 mil personas.

“Acá se quiere que la Villa Olímpica sea el lugar más seguro de Desamparados, que la gente venga y pueda caminar, correr y andar en bici sin ninguna preocupación. Los gimnasios alrededor están en muy buenas condiciones, el Icoder también nos ayudó con un dinero que nos dio para Juegos Nacionales, muchos han ayudado”, indicó Junior.

Las cabinas de transmisión y palcos están en el área norte. Foto: John Durán.
Las cabinas de transmisión y palcos están en el área norte. Foto: John Durán.

Realizar este tipo de planes es una forma como buscan diferenciarse de otros estadios en la zona de San José para jalar clientes y captar buenos ingresos.

“Acá buscamos satisfacer las necesidades de los clubes, Pérez Zeledón viene acá y nosotros les buscamos y les facilitamos los juntabolas. También les ayudamos con cosas tan simples, como conseguirles una mesa, una silla o una persona para manejar el sonido. También les damos los contactos para la gente de seguridad y las ambulancias, ya que buscamos solucionar todas las necesidades de nuestros clientes".

Junior Mata tiene brete de sobra con la administración del estadio el cual no descansa en sus actividades. Foto: John Durán.
Junior Mata tiene brete de sobra con la administración del estadio el cual no descansa en sus actividades. Foto: John Durán.

“Nosotros tenemos los parqueos, infraestructura que los estadios de otros equipos, incluso grandes, no tienen. Algunos parqueos son techados, tenemos seguridad interna y estacionamientos para los equipos y los jugadores del equipo casa, son muchos detalles por los cuales los equipos nos prefieren” comentó Junior.

Detrás de la gradería norte están los camerinos que suelen usar los mejengueros que alquilan el estuche, son los más sencillos de los cinco con los que cuenta el estadio. Foto: John Durán.
Detrás de la gradería norte están los camerinos que suelen usar los mejengueros que alquilan el estuche, son los más sencillos de los cinco con los que cuenta el estadio. Foto: John Durán.
Tarifas
A los equipos de la primera división alquilar el estadio les sale en ¢400 mil, mientras que para entrenamientos y otros eventos se negocia el precio. Para partidos de particulares el costo es de ¢120 mil.