Deportes

Un gemelo del “Auto Fantástico” se pasea por las calles de Heredia

Sebastián Cover es el dueño de un Pontiac del año 89 que llama la atención por donde pase

Pontiac del año 89, propiedad de Sebastián Cover. Cortesía.

Un gemelo de Kitt, el “Auto Fantástico”, es la adoración de Sebastián Cover.

En octubre del año pasado, en un chat de aficionados a los autos antiguos, él se enteró que ese Pontiac del año 89 estaba en venta y, sin pensarlo mucho, lo compró.

“Mi papá Wallace me heredó la pasión por los autos antiguos. Me gustan los carros clásicos porque son carros para toda la vida.

“Son hechos de hierro, tienen piezas para que duren mucho tiempo. Los motores americanos son fuertes y no van a pasar de moda porque son diferentes, llaman la atención y no es lo mismo que un carro moderno, a veces uno se siente en esa época”, explicó.

Este herediano, de 30 años, andaba buscando un carro fuerte, con un motor de 8 cilindros y encontró en ese Pontiac Firebird Trans Am (como el de la serie) a su compañero ideal.

Pontiac del año 89, propiedad de Sebastián Cover. Cortesía.

“El carro estaba en Zapote, era de don Douglas Oconitrillo, el dueño de Romanas Ocony, y gracias a esa compra hicimos una bonita relación con él.

“Donde lo vi supe que era el carro que quería, estaba buscando un Corvette, pero cuando salió este me ataqué y corrí para comprarlo”, contó.

Este chuzo llama la atención por su motor y por su tamaño, pues mide 4,8 metros de largo. Además, porque está en muy buen estado.

“Habían otras personas interesadas y un día después de que conversamos logré comprar el carro”, afirmó.

El auto fantástico, serie de los años 80. Internet.

De la serie. El Auto Fantástico fue una serie de televisión de los años 80. El protagonista, Michael Knight (interpretado por David Hasselhoff), es un defensor de los pobres y desamparados y combatía la injusticia conduciendo un prototipo de automóvil de alta tecnología, llamado Kitt.

Una joya

Esta nave cuenta con un motor de 5.000 cc y conserva su color original, el rojo. Puede llevar a cuatro ocupantes, es automático y los asientos son de color gris, que combinan con los aros del carro que son plateados.

Tiene el radio original y conserva muchos de sus elementos originales.

“Soy de los que tiene que mantener el carro original, un carro clásico tiene que mantener sus elementos de fábrica y ese es el valor del vehículo.

“Uno poco a poco le va haciendo cosas, le he hecho ajustes, he estado puliendo los aros, se le están pintando bien los estribos. Lo que le hecho básicamente son detalles del motor y desde que lo compré no ha fallado”, detalló.

Pontiac del año 89, propiedad de Sebastián Cover. Cortesía.

Al Pontiac hace poco lo llevaron a Riteve y pasó la revisión técnica muerto de risa.

Esta joyita no se usa todos los días, porque es muy gastón, pero a Sebastián le gusta lucirlo dos veces por semana.

“Lo uso para hacer mandados en Heredia o si salgo con amigos, se le da uso constante. Lo he llevado a la playa, me encanta ir Esterillos. Incluso, luego de que lo compré me lo lleve a la playa y pasó la prueba”, explicó.

Este agente de seguros contó que muchas personas reconocen el modelo y le dicen que anda en el Auto Fantástico.

“Es un vehículo con mucha fuerza y a la gente le llama la atención eso”, relató.

Pontiac del año 89, propiedad de Sebastián Cover. Cortesía.
Yenci Aguilar Arroyo

Yenci Aguilar Arroyo

Periodista egresada de la Universidad Latina. Escribe sobre temas nacionales. Tiene experiencia en comunicación estratégica y organizacional.