Andrés Mora.2 octubre

El profe Oldemar Espinoza nunca ha dejado de soñar y, a pesar de sus limitaciones físicas, ha luchado por cumplir sus sueños y los de sus alumnos de la escuela María Auxiliadora de Coto Brus.

El profe Oldemar y sus pupilos verán jugar al Barcelona. Foto: Cortesía Nexo | Relaciones Públicas y Prensa
El profe Oldemar y sus pupilos verán jugar al Barcelona. Foto: Cortesía Nexo | Relaciones Públicas y Prensa

Espinoza y los pequeños del equipo salen este miércoles a las 3 de la tarde rumbo a Barcelona, España, donde estarán una semana. Ellos se ganaron este fabuloso premio al coronarse campeones del Campeonato Nacional de Fútbol Infantil Scotiabank – Fedefútbol 2019.

Este carga entrenador, de 41 años de edad, nació con un problema de salud que impidió el correcto desarrollo de sus manos y pies. Además, al año de nacido fue operado de su columna. Pero esto no lo venció. Su gran amor por los deportes lo motivó a estudiar educación física y ya este año cumple seis años siendo profesor en esta institución.

El cuadro escolar que armó son 10 estudiantes, entre hombres y mujeres.

“Aceptamos la invitación con gran responsabilidad y mucha alegría. Sabía que esta sería una experiencia muy enriquecedora, ya que iba a poder transmitir mis conocimientos y experiencia en el fútbol a mis alumnos”, comentó Espinoza.

En el 2018, el entrenador también estuvo a cargo de un equipo que participó en este mismo campeonato, pero no lograron llegar a instancias finales. Por eso, esta vez se propuso ganar el campeonato y trabajar con esfuerzo y dedicación para conseguirlo. El apoyo y la confianza de los padres de familia y del director de la institución fueron claves en el proceso.

La escuela de Coto Brus viaja directo a Madrid, España, y luego toman otro vuelo hacia Barcelona. Foto: Cortesía Nexo | Relaciones Públicas y Prensa
La escuela de Coto Brus viaja directo a Madrid, España, y luego toman otro vuelo hacia Barcelona. Foto: Cortesía Nexo | Relaciones Públicas y Prensa

“Era tal el compromiso que decidimos trabajar incluso durante las vacaciones de mitad de año. Durante esos días, aprovechamos para utilizar la cancha de la comunidad para entrenar y llegar bien preparados”, señaló.

La escuela María Auxiliadora jugó la gran final nacional contra la escuela Adolfo Jiménez de La Guardia de Alajuela. Y ahora solo les queda disfrutar.

Todos visitarán el Camp Nou, asistirán a un partido del primer equipo del FC Barcelona, participarán en entrenamientos y jugarán contra equipos de las ligas menores del club. También visitarán los principales sitios turísticos de la ciudad.

Este será el segundo país que conocerá Oldemar, mientras que para sus estudiantes será la primera vez que tengan la oportunidad de subirse en un avión.

“Estamos muy emocionados de poder cumplir este sueño que con tanto esfuerzo alcanzamos. Para mí, la clave del éxito está en Dios y en ser consecuente con sus acciones”, finalizó.