GDA/El Mercurio, Chile.9 julio

Argentina sigue expectante.

El argumento que emitió Lionel Messi de no querer “ser parte de esta corrupción" para explicar su ausencia en la entrega de medallas por el tercer lugar continental, tiene al medio futbolístico trasandino con los nervios de punta.

Messi fue expulsado el sábado en el juego por el tercer lugar de la Copa América. AFP
Messi fue expulsado el sábado en el juego por el tercer lugar de la Copa América. AFP

Se rumora un fuerte castigo de la Conmebol hacia la Pulga, que además fue expulsado en el juego del sábado anterior contra Chile, por enfrentarse a pechazos con Gary Medel.

Además de la sanción por la cartulina roja, que deberá cumplir en los juegos clasificatorios hacia el Mundial de Catar 2022, Messi arriesga recibir una de las varias sanciones estipuladas en el reglamento del organismo sudamericano por incumplir el artículo 7, letra D, referido a “insultar de cualquier manera y por cualquier medio a la Conmebol, sus autoridades, oficiales, etc.”.

Los castigos van desde una advertencia, hasta dos años o 24 partidos de suspensión.

Este roce provocó la expulsión de la Pulga y del chileno Medel.AFP
Este roce provocó la expulsión de la Pulga y del chileno Medel.AFP

A la espera del dictamen, surgió el rumor de que la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) habría sido invitada por la Unión de Asociaciones Europeas (UEFA) a participar en los torneos del Viejo Continente, si es que decidía desafiliarse, en modo de protesta, del ente que preside Alejandro Domínguez.

Sin embargo, la misma UEFA se encargó de desmentir la información a través de un comunicado: “No hay nada cierto en la afirmación de que Argentina haya solicitado participar en competiciones UEFA ni en que se vaya a convertir en miembro. La UEFA no ha entrado nunca en ningún debate sobre esto y nunca lo hará”.