Luis Quirós.16 marzo

La Universidad de Costa Rica sabe que cada juego es una final y que de los buenos resultados depende su permanencia en la máxima categoría, por lo que el triunfo que consiguió este sábado frente a Grecia 2-1, le permitió enviar de forma momentánea a Carmelita al último puesto, equipo que deberá vencer este domingo a Limón si desea mantenerse un punto arriba de los académicos.

Con este resultado, los pupilos de Minor Díaz ahora tienen 33 unidades, contra los 31 puntos que contabilizan los carmelos.

El duelo mostró a un cuadro universitario enfocado en dos aspectos claves, primero adueñarse del control de la mejenga mediante mayor posesión de balón y luego montar un sólido bloque defensivo para evitar las llegadas griegas.

Gustavo Diaz de la UCR, anotó el segundo gol de la UCR, este sábado frente a Grecia. Aquí en un duelo contra Alajuelense. José Cordero
Gustavo Diaz de la UCR, anotó el segundo gol de la UCR, este sábado frente a Grecia. Aquí en un duelo contra Alajuelense. José Cordero

Para contrarrestar la estrategia local, técnico griego, Allan Alemán, les indicó a sus pupilos que debían tocar rápido para tratar de limitar el orden táctico universitario.

Debido a la ausencia de Diego Estrada por lesión y del suspendido Álvaro Sánchez, el nicaragüense Byron Bonilla empezó a mover a los griegos sobre todo por el sector izquierdo.

Minor Díaz no lo pensó dos veces para indicarle a Johan Condega que se echara al equipo al hombro y contribuyera a mover a sus compañeros sobre la gramilla del Rosabal Cordero. Este movimiento resultó porque la U generó varias llegadas de peligro.

Aunque la mejengas estaba muy disputada se trabó más de la cuenta por lo que los bostezos empezaron a hacer de las suyas en las graderías.

Afortunadamente la UCR encontró cómo despertar a los dormilones al minuto 40. Condega cobró un tiro libre que llegó al marco de Grecia donde después de dos cabezazos de Bryan Sánchez y Justin Daly sin dirección, apareció Sadier Camacho para colocar la redonda en el fondo del marco para el 1-0.

Con ese resultado parcial, los clubes se marcharon al descanso.

Minor Diaz, ya sacó a la UCR del sótano. Ahora necesita seguir ganando y que Carmelita no triunfe este domingo en Limón. Foto: Rafael Pacheco
Minor Diaz, ya sacó a la UCR del sótano. Ahora necesita seguir ganando y que Carmelita no triunfe este domingo en Limón. Foto: Rafael Pacheco

En el inicio de la segunda parte, la velocidad de Rooney Mora le dio la posibilidad de asistir a su compañero Gustavo Díaz, que le robó el mandado a la defensa griega para clavar el segundo pepino, al minuto 49.

El cuadro de Allan Alemán reaccionó en busca de acortar distancias y luego pulsear el empate porque el resultado lo mandaba al cuarto puesto de la clasificación.

Sin embargo sus intentos no tuvieron final feliz frente al marco de Erick Sánchez, que supo salir adelante ante los ataques visitantes.

Por su parte Minor Díaz les pidió a sus muchachos que jugaran más por el costado derecho donde Rooney Mora mantuvo por la calle de la amargura a la defensa griega sobre todo a sus marcadores Ariel Soto y Hansell Araúz.

Las variantes en la divisa griega le dieron más profundidad y en una de esas llegadas cayó el pepino del descuento. Kevin Fajardo aprovechó un tiro libre para cabecear y habilitar a su compañero Josué Martínez, que no perdonó para el 2-1, definitivo al 92.

La cuerda no les dio griegos para alcanzar el empate, por lo que llegó el pitazo final y empiezan a temer que la clasificación se les empiece a escapar de las manos.

Ahora la UCR deberá preparase para enfrentar este martes al Santos en Guápiles, con otro juego que para ellos es como una final.