Deportes

(Video) Atleta Arnoldo Herrera nadó contra corriente debido al covid-19

El tico se enfermó a inicios de mayo y además el coronavirus complicó al máximo sus entrenamientos

El deportista tico Arnoldo Herrera tuvo que nadar contra corriente en las últimas semanas, debido a que un visitante inesperado se quiso pasear en su preparación para los Juegos Olímpicos de Tokio.

Herrera, cuya especialidad son los 200 metros pecho, se contagió de covid-19 a inicios de mayo, por lo que se vio forzado a hacer una pausa en su preparación para las justas.

“Me preparé con una bici de spinning, pero no podía salir a correr, permanecía en mi cuarto y estuve diez días fuera de actividad. Me contagié dos semanas antes de ir a Puerto Rico y eso afectó mi condición física, pues para un nadador es difícil trabajar sin tocar agua. Gracias a Dios el covid-19 me dio leve, pero tuve que mantener el aislamiento”, agregó Arnoldo, vecino de Belén.

Además, desde la llegada de la pandemia tuvo problemas para hacer su trabajo en la piscina.

“Al ser una enfermedad nueva me cambió la vida en todos los aspectos, no solo en los entrenamientos, sino en la vida diaria. No se sabía cuándo se abrirían piscinas o las fronteras para ir a competir afuera. En ese tiempo trabajamos con lo que tuviera en la casa”, comentó Herrera quien clasificó a Tokio mediante el wild card (invitación), que otorga la Federación Internacional de Natación a cada organización para que escoja a sus mejores nadadores.

Adaptarse al horario. Herrera, junto con la nadadora Beatriz Padrón y el judoca Ian Ignacio Sancho, viajaron el sábado anterior a Japón, en donde estarán en un campamento en Tachikawa durante 15 días para adaptarse a la diferencia horaria.

Adaptarse al horario

“En nuestro caso no habría mucha diferencia porque participamos en un deporte con condiciones controladas, por el agua y el clima de Japón es muy similar al de acá, húmedo y caliente y esperamos que la diferencia de horas no nos llegue a afectar”, dijo Herrera, dueño de un récord nacional, con una marca de 2:19:71.

Arnoldo competirá en el centro acuático de Tokio el 27 de julio en la primera eliminatoria y si todo sale bien, disputará las semifinales el 28 de julio y un día después participaría en la final.

“Mi expectativa para cualquier competencia en la que voy a participar es lograr mejorar mi marca, mas allá de las medallas siempre busco mejorar mis marcas”, aseguró este joven de 25 años.

Sobre su primera competencia, Arnoldo manifestó que ya les dieron un mapa para ver dónde estarán localizadas las piscinas de calentamiento y contó que todo está muy bien organizado.

“Estando a días de la competencia no había mucho que cambiar en cuanto a la preparación, venimos trabajando desde hace años y este es un proceso que culminó afortunadamente con la clasificación a las Olimpiadas”, afirmó.

En este momento, Arnoldo es estudiante de la Maestría en Ingeniería en Dispositivos Médicos en el TEC y gracias a la virtualidad, podrá seguir estudiando desde la tierra del sol naciente.

“Una de las ventajas de la pandemia, es que con la virtualidad me ahorro tiempo en traslados y cuando esté en Japón podré seguir estudiando, conversé con los profesores y me van a ayudar”, contó.

Yenci Aguilar Arroyo

Periodista egresada de la Universidad Latina. Escribe sobre temas nacionales. Tiene experiencia en comunicación estratégica y organizacional.