Luis Quirós.7 diciembre, 2019

Alexandre Guimaraes hizo historia al ser primer tico que gana un título como técnico en la liga mayor colombiana y el primer entrenador foráneo que lo hace con el América de Cali.

Alexander Guimaraes celebrando el títiulo de liga en Colombia con el América de Cal. Foto tomada de la cuenta de Celso Borges.
Alexander Guimaraes celebrando el títiulo de liga en Colombia con el América de Cal. Foto tomada de la cuenta de Celso Borges.

Por eso Celso Borges, jugador de la Sele e hijo del nuevo monarca cafetero no aguantó la felicidad de ver a su tata triunfar y le dedicó unas lindas palabras en sus redes sociales, acompañadas por una foto de Guima con la camisa de la Mechita y el estadio enloquecido celebrando.

“Sos un campeón, no solo por el título, también de la vida. Se me hincha el pecho de orgullo por cómo has salido victorioso de la adversidad y renovado energías cuando las cosas no han salido como esperabas. Es tiempo de celebrar eso que tanto mereces. ¡Felicidades!”, escribió Celso.

Guima, aunque todavía no le había respondido el mensajito a su hijo, sí dio sus primeras impresiones como campeón del fútbol colombiano apenas pitó el árbitro.

Alexander Guimaraes con el trofeo de campeón del fútbol colombiano. Foto cortesía. Foto Facebook Celso Borges
Alexander Guimaraes con el trofeo de campeón del fútbol colombiano. Foto cortesía. Foto Facebook Celso Borges

“Siempre luché por venir a dirigir a Conmebol, me preparé para ello y hoy siento una alegría tremenda, porque junto a todos en el club me permiten estar totalmente feliz y con deseos de trascender todavía más”, manifestó el técnico campeón.

Los escarlatas tenían 11 años de no celebrar una corona en ese país y lo hicieron este sábado al triunfar 2-0 en el juego de vuelta contra el bicampeón defensor, Junior de Barranquilla. La ida había finalizado 0-0.

La mejenga se jugó en el Pascual Guerrero y ahí no cabía ni un alma más, pues las 38 mil entradas se vendieron como pan caliente.

El partido arrancó con un América encimando al Junior, ya que los escarlatas buscaban cómo cenar Tiburón en el Día de las Velitas (día en que arranca la Navidad en Colombia).

“Estoy hoy junto con toda la afición dispuesto a prender la velita en un día muy especial para todo Colombia, sobre todo con los americanistas”, puntualizó Alexandre Guimaraes.

Al final, el plato se lo mandaron hasta con postre, tras conseguir la estrella número 14 de su historia.

Michael Vergara del América de Cali, celebra su gol contra Junior, un legítimo autogol, pero el central del juego se lo dio a él. Foto El Tiempo de Colombia
Michael Vergara del América de Cali, celebra su gol contra Junior, un legítimo autogol, pero el central del juego se lo dio a él. Foto El Tiempo de Colombia

“Logramos ganar sin ninguna duda de nada, los jugadores tuvieron un torneo espectacular y nos merecemos de sobra este campeonato y hoy toda la afición tiene derecho a celebrar por todo lo alto”, dijo Guimaraes al finalizar el partido.

Con esta estrella, Guima llega a cinco títulos en su carrera, dos en Tiquicia con el Saprissa, 98 y 99, campeón de copa con Belén en 1996, la Copa del Golfo con el Al Wash en el 2010 y ahora en la Liga Águila en Colombia, con el América de Cali.

“En algunos momentos tuvimos días incómodos, pero la respuesta de los muchachos en todo tipo de situaciones, a lo largo del torneo, les permitió crecer y tener la esperanza necesaria para llegar hasta donde estamos, hoy como campeones”, agregó el técnico.

Este juego de vuelta en la final colombiana se jugó solo con afición local en el reducto americanista, ya que los dirigentes de ese torneo, tratan de evitar enfrentamientos entre aficionados de cada club.

Eso sí, el técnico Julio Comesaña, del equipo barranquillero ya sabía a lo que iba y cuando el América tenía la redonda, metía atrás el bus para cerrar todos los espacios a gol.

Carlos Sierra (en el césped) celebra con uno de sus compañeros el segundo gol del América de Cali frente al Junior de Barranquilla. AFP
Carlos Sierra (en el césped) celebra con uno de sus compañeros el segundo gol del América de Cali frente al Junior de Barranquilla. AFP

Curiosamente en la ida, el América se cuidó y buscó jugar con el pelotazo a las espaldas de los zagueros rivales, pero muy vivillo el técnico del Junior llegó a Cali a jugar igual, esperando la desesperación rival.

Golcitos

Pero Guima y los suyos no se dieron por vencidos y al minuto 21 un lateral de manos llegó a los pies de Duván Vergara, el cual soltó un disparo hacia marco rival que pescó de cabeza Michael Rangel para estrellar la pelota en el horizontal y la redonda pegó en el cuerpo del portero Sebastián Viera para el 1-0.

Ese tanto motivó a los pupilos del tico, quienes generaron otra vez por la izquierda una jugada entre Duván Vergara y Edwin Velásco.

Este último llegó hasta línea de fondo, donde vio la llegada de Carlos Sierra para entregarle un bombón con lazito para que sumara el 2-0.

Los seguidores del América de Cali, celebraron con todo la obtención de la estrella 14 como campeones en Colombia. AFP
Los seguidores del América de Cali, celebraron con todo la obtención de la estrella 14 como campeones en Colombia. AFP

La polémica no estuvo fuera del juego, porque al 40, un pelotazo muy bien enviado por Rafael Pérez terminó en el fondo por una espantosa salida de Neto Volpi, pero para buena fortuna del América, el VAR anuló la conquista por fuera de juego.

Con ese panorama los contendientes se fueron al descanso.

En Tiquicia, nacionales y colombianos seguidores del América, celebraron el título del equipo de La Mechita. Foto John Durán
En Tiquicia, nacionales y colombianos seguidores del América, celebraron el título del equipo de La Mechita. Foto John Durán

En la segunda parte el Junior, tratando de acortar distancias, metió a la Mechita en su campo, pero sus esfuerzos en los primeros 15 minutos no tuvieron frutos positivos.

Pasado ese tiempo, el América comenzó a salir y con un Rafael Carrascal teniendo más contacto con la número cinco le dio respiro y salida a su equipo.

Llegó el pitazo final y los jugadores del América de Cali, al mando de Alexander Guimaraes, celebran el título como monarcas. AFP
Llegó el pitazo final y los jugadores del América de Cali, al mando de Alexander Guimaraes, celebran el título como monarcas. AFP

Pero el juego cambió un poco porque en el minuto 79 el defensor Piedrahita vio la segunda amarilla en el Junior de Barranquilla, dejando a su equipo con 10.

Ahí el América tomó el control total del juego y salió a buscar el tercer gol, el cual no encontró, pero sí el título que tenía 11 años de andar buscando.