Redacción .12 agosto

Una de dos, o la persona que maneja las repeticiones en Repretel es un manudazo de hueso colorado o llegó tarde a la transmisión del clásico de este sábado.

Resulta que a escasos minutos de haber iniciado la mejenga entre liguistas y morados, el hondureño Henry Figueroa se jamoneó, sin estar en disputa la bola, al chamaco Manfred Ugalde y lo dejó tirado en el suelo.

Por más que el joven delantero quedó tirado en la gramilla, nunca pusieron las imágenes para saber qué le pasó.

Pero cuando el güila le pegó un ñangazo a Junior Díaz, hasta le hicieron un acercamiento para que nadie se perdiera la acción. Lo cual está bien, pero debieron hacer lo mismo con la jugada e Figueroa.

Los clásicos normalmente son muy intensos. Fotografia: John Durán
Los clásicos normalmente son muy intensos. Fotografia: John Durán