Karol Espinoza.30 enero

Marcel Hernández demostró el miércoles que además de ser un jugadorazo, puede ser el líder que tanta falta le hace a un equipo como el Cartaginés.

Muy enojado, el delantero cubano le dio tremenda regañada a sus compañeros luego de ser goleados 3-0 ante el Municipal Pérez Zeledón en el propio Fello Meza.

Marcel estaba que echaba chispas luego de la goleada ante Pérez Zeledón.

“Hay que poner el pecho a las balas, ya van seis fechas y cometemos los mismos errores. Se nos siguen yendo puntos, los errores nos están costando. ¡No puede ser, no puede ser!

“Desde el primer partido estamos cometiendo los mismos errores. ¡Coño! ,¿hasta cuándo? ¡Hay que levantar la cabeza!”, son parte de las palabras que se escuchan en un audio grabado en las afueras del camerino del estadio Fello Meza.

Este jueves llamamos al isleño y reconoció seguir agobiado, enojado y molesto por la derrota.

“Es la manera como lo vivo, hasta que no vuelva a jugar y gane, no estaré bien”, comentó el jugador de 30 años.

Añadió que su molestia viene porque juegan bien, tienen los partidos en la mano, generan volumen de juego y el rival los mata por errores puntuales.

Aseguró que todo lo que se escucha en el audio es un llamado a la reflexión como equipo.

“Hay que levantar cabeza, darle vuelta a todo lo que sucede, somos los únicos que lo podemos hacer”, comentó.

Consultado si ha notado lo que algunos exjugadores comentan, de que en el Fello Meza a veces los jugadores se conforman con que el equipo no esté en peligro de descenso o simplemente clasificar, esto contestó.

No es la primera vez que Marcel toma la voz de líder en el equipo. Rafael Pacheco
No es la primera vez que Marcel toma la voz de líder en el equipo. Rafael Pacheco

"No quisiera decir que es un aire que se respira diferente, pero creo que va mucho de la mano de nosotros mismos, no nos enfocamos en que somos los que tenemos que cambiar las situaciones habidas y por haber.

“Es un trabajo del día a día, aunque tengamos un gran entrenador como el que tenemos, es mentira, esto es un trabajo mental del día a día, no se puede mermar, hay que seguir porque se tiene que salir de esto”, agregó el jugador, quien tiene contrato con los blanquiazules hasta junio del 2023.

Marcel nos dijo que no es la primera vez que toma la voz de líder en el camerino, que siempre lo hace porque no se puede andar con paños tibios, pues eso lleva al conformismo y hace daño.

Aseguró que deben cambiar si quieren conseguir resultados diferentes.

“Hay que despertar, estamos a tiempo de hacerlo, no hay que vendarse los ojos, quedan 16 fechas y tampoco hay que echarse a morir”, aseguró como todo un motivador.

Cartaginés entrenó el jueves por la mañana, Hernández dijo que lo del miércoles a él le dio vergüenza y pena; sin embargo, mantiene la cabeza en alto.

“Hay que pasar página, en lo personal me cuesta. Tenemos un buen equipo y eso es lo que más duele”, aseguró con mucha razón.