Andrés Mora.15 enero
Un cabezazo histórico para el joven Manfred, nunca olvidará esta imagen. Fotografía: John Durán
Un cabezazo histórico para el joven Manfred, nunca olvidará esta imagen. Fotografía: John Durán

Vladimir Quesada se metió solito en un broncón al hacer debutar al joven Manfred Ugalde Arce, quien le salvó la tanda en la jornada uno del Clausura 2019 haciendo el gol de empate (2-2) ante Limón.

¿Por qué bronca? Bueno, porque ahora deberá darle minutos para que crezca y no se le pierda el talento en la banca.

El chamaco de 16 años salió respondón y, si bien Quesada tuvo el valor para mandarlo al terreno de juego en un partido en el que estaban contra las cuerdas, ahora se viene el principal reto para él, que es darle ritmo para que el jugador demuestre que se puede mantener en la máxima categoría.

No sería la primera vez que en el Monstruo aparece un joven que sobresale en su primer partido en primera, pero que desaparece cuando regresan futbolistas de jerarquía, algo que le podría pasar a Manfred cuando estén de vuelta Johan Venegas y Rándall Leal o Saprissa contrate un delantero como ha asegurado la dirigencia.

En Tibás hay varios casos para recordar, uno de los más recientes es el de Orlando Sinclair, de 20 años, quien anotó un bonito gol en su debut ante la UCR (4 de octubre del 2018) y a veces aparece, pero en el banquillo.

Eso sí, esto no es algo que solo pasa en Saprissa, porque el domingo 2 de setiembre del 2018, en San Carlos debutó con 15 años Andrey Soto Ruiz, pero luego desapareció del mapa norteño y perdió protagonismo.

¿Se atreverá Vladimir a seguir dándole pelota al joven delantero? Fotografía: John Durán
¿Se atreverá Vladimir a seguir dándole pelota al joven delantero? Fotografía: John Durán

El caso del futbolista más joven en la primera división es el de Carlos Francisco Córdoba Chacón, conocido como “Quico Chacón”, exjugador del Club Sport La Libertad, quien debutó a los 13 años y ocho meses, el 17 de agosto de 1947.

Recuerdos

Ver a Ugalde saltando a la cancha le trajo buenos recuerdos al exfutbolista Andrey Campos, quien debutó a los 15 años y cinco meses.

El presentador de Vis10n recordó aquel momento y los pros y contras que vivió, algo que enfrentaría ahora el morado.

“Creo que estos muchachos tienen como más estructurado todo, no es tan al azar como le había tocado a uno. Yo le aconsejo al muchacho que cumpla sus procesos, lo ideal sería que le sigan dando unos minutos, que esté en el equipo porque si no es complicado tener regularidad. Es un ritmo completamente diferente el que tienen, llámese en sub diecisiete o alto rendimiento, al que se tiene en primera”, explicó Campos.

Andrey entiende muy bien lo que vivió Ugalde porque él debutó a los 15 años. Foto jeffrey zamora
Andrey entiende muy bien lo que vivió Ugalde porque él debutó a los 15 años. Foto jeffrey zamora

“Yo creo que las cosas siguen cambiando, la adaptación es ahora más simple y plana que antes, cuando era más complejo y había restricción al carajillo que llegaba. Ahora hay otra apertura que es buena en cierto grado y no tan buena en otro, porque a veces pareciera que es muy fácil, antes había más restricciones que te hacían valorar ese paso”, agregó.

Sin duda Vladimir y compañía tienen mucho trabajo por hacer, porque Andrey considera que deben iniciar un proceso muy específico con él para que no pierda la cabeza o se desubique solo por ese buen arranque, pues eso sí le perjudicaría demasiado.

“A mí me encanta ver que debuten así, cuando veo de diecisiete o dieciocho también, pero cuando son así de dieciséis o quince me encanta porque quiere decir que tienen calidad, que son buenos. En el fútbol mexicano eso es recurrente, sacan muchachillos y uno no sabe quiénes son”, comentó Andrey.

Necesita oportunidades

Un criterio muy similar comparte el entrenador Horacio Esquivel, quien tiene en su archivo el poner a debutar con una edad muy similar a Yostin Salinas, actual defensor del Sapri y a Rashird Parkins, volante de la Tromba del Caribe.

Horacio asegura que le ve buena cualidades a Manfred y lo invitó a creérsela. Fotografía José Cordero
Horacio asegura que le ve buena cualidades a Manfred y lo invitó a creérsela. Fotografía José Cordero

“Yo los traía a trabajar dos a tres meses en la primera división conmigo, entrenaban. Siempre viajaba con diecinueve y el jugador joven era el diecinueve, para que fuera metiéndose en el rol de la primera división. Hay algunos muy maduros a esa edad y algunos muy niños que no le ven la seriedad al caso, yo trabajaba mucho la parte mental de ellos”, señaló Esquivel.

“Una de las partes positivas es que el muchacho tenga esa confianza que uno le da como entrenador a esa edad. Lo negativo es que el muchacho se crezca mucho, que se le llene la cabeza humo, ahí lo tienen que volver a ubicar”, agregó el entrenador que por ahorita está sin equipo.

En el caso específico de Manfred, Horacio le vio muy buena pinta, pero le preocupa que anotara un gol y chao, que nunca más lo vuelvan a poner.

“Los técnicos tiene que tener el valor para volver a darle oportunidad, lo que le vi es que tiene cualidades, ese movimiento y cabeceo que hace es de un profesional, otro sin esa exquisitez técnica solo pone la cabeza o choca con el portero, pero él no pierde la mirada al balón ni al portero. Pinta con buenas cualidades, hay que darle seguimiento porque destruimos jugadores cuando se les hace bulla y ya”, comentó Horacio.

El joven de Barva de Heredia salvó un punto y maquilló el mal partido de su equipo ante Limón. Fotografía: John Durán
El joven de Barva de Heredia salvó un punto y maquilló el mal partido de su equipo ante Limón. Fotografía: John Durán

El técnico dice que ojalá Ugalde se la crea, pero sin perder la cabeza, y que los tibaseños sigan apostando por él. Esquivel asegura que para eso no hay necesidad que sea titular, solo es darle chance, algo que otros no han tenido. Ya veremos cómo resuelve Vladimir este dilema.