Por: Andrés Mora.  Hace 6 días
Solo uno podrá disfrutar del título, solo uno podrá terminar sonriente este domingo. Foto: Alonso Tenorio
Solo uno podrá disfrutar del título, solo uno podrá terminar sonriente este domingo. Foto: Alonso Tenorio

La ilusión de levantar la copa de campeón el próximo domingo podría ser mayor en los banquillos que en algunos jugadores, ya que Jafet Soto y Vladimir Quesada luchan por su primer éxito como entrenadores.

Ninguno de los dos ha saboreado las mieles del título con la responsabilidad de dirigir a un equipo. Vladimir sí celebró como jugador y Jafet únicamente lo ha hecho en el puesto de gerente general.

En caso de que Jafet salga campeón este domingo del Ricardo Saprissa, habría necesitado 92 partidos para conseguir el objetivo, mientras que si Vladimir alza la copa lo haría con 54 mejengas dirigidas.

A Vladimir se le ve bastante tranquilo, confiado en lo que puede alcanzar su equipo. Fotografía: Diana Méndez
A Vladimir se le ve bastante tranquilo, confiado en lo que puede alcanzar su equipo. Fotografía: Diana Méndez

Y es que al florense el título se le ha negado, como futbolista no pudo alzar un título; mientras que el morado tiene en su palmarés como futbolista seis campeonatos nacionales, dos Copas de Campeones de la Concacaf y un torneo de Grandes de Centroamércia.

En cifras

Según las estadísticas del periodista Luis Quirós, Soto inició en los banquillos con el Club Sport Herediano, donde dirigió 17 partidos del Invierno 2011 y 15 del Verano 2012. También se hizo cargo del Municipal Pérez Zeledón durante 6 juegos del Invierno 2012, de ahí sale para tomar las riendas de la Selección sub-20 de Costa Rica.

En el Invierno 2014 nuevamente agarra al Team y lo dirige 24 jornadas y ahora volvió para tomar el lugar que dejó Hernán Medford (suma 29 mejengas).

El entrenador, quien además es gerente general del club rojiamarillo, suma 48 triunfos, 23 empates y 20 derrotas en su historial.

Por su parte Vladimir, quien fue nombrado el pasado 18 de diciembre para dirigir a los tibaseños, suma 29 juegos en el actual torneo. A eso hay que sumarle tres partidos como interino en el año 2002, además de las 21 mejengas que estuvo sentado en el banquillo del Santos de Guápiles en la campaña 2006-2007.

El balance del morado es de 22 victorias, 14 empates y 17 derrotas.

Jafet anda tenso, no quiere que se le escape esta oportunidad de ser campeón como técnico. Fotografía José Cordero
Jafet anda tenso, no quiere que se le escape esta oportunidad de ser campeón como técnico. Fotografía José Cordero

Por eso estos técnicos no se guardarán nada en la Cueva, ya que es un sueño ser los responsables del título 27 del Team o de la 34 en el Sapri, que de paso sería el primero en sus cuentas personales.

"Voy a ir a ganar ese campeonato al Ricardo Saprissa, voy a ir a meter y a celebrar a ese estadio. Voy a trabajar ese partido como tenemos que manejarlo y vamos a ir a hacer un muy buen partido.

"Nos faltó un poquito de profundidad a la hora de atacar (en el partido de ida de la final que empataron 1-1). Saprissa hizo un tiro a marco y fue el gol, hicimos más y arriesgamos más que ellos", aseguró el técnico florense el martes después del duelo ante el Monstruo.

Pero en la otra acera también prometen que se entregarán al máximo, o sea, el que gane no lo tendrá nada fácil.

Aunque Vladimir no habla en las conferencias de prensa por no tener la licencia A de entrenador, el asistente técnico, Víctor Cordero, transmite mucho positivismo y le da algo de mérito al extécnico, Carlos Watson.

"Este equipo prácticamente lo formó Carlos Watson, con una muy buena pretemporada en julio pasado, Vladimir estuvo todo el tiempo al lado del profe y lo que hicimos este año fue ajustar algunos detalles. Este es un grupo de valientes, de muchachos confiados en sus posibilidades", señaló el exdefensor.