Karol Espinoza.4 abril, 2019
Paté y su discurso tienen cansados a la mayoría de morados. José Cordero
Paté y su discurso tienen cansados a la mayoría de morados. José Cordero

En dos meses Wálter Centeno les cambió la vida a Grecia y al Saprissa y no necesariamente para bien.

El pasado 4 de febrero, es decir, hoy hace dos meses, el exvolante fue presentado como técnico morado tras el despido de Vladimir Quesada, por lo que hizo realidad su sueño de dirigir al equipo con el que tocó la gloria en sus años como jugador. Hasta aquí todo iba bien, o al menos, eso parecía.

La movida de parte de Juan Carlos Rojas, presidente morado, fue complacer a la afición que pedía a gritos al técnico porque no le gustaba como jugaba el Monstruo con Quesada.

Así que Paté no lo pensó dos veces para dejar a Grecia, equipo con el que jugó una primera vuelta excepcional en este Clausura 2019, al punto que les dijo adiós ubicados en el primer lugar de la tabla.

El Paté aterrizó en Tibás con su discurso de recibir el fútbol en el corazón y, que si con Grecia había conseguido grandes cosas, podíamos esperar muchos éxitos con los morados por ser un equipazo.

Hace dos meses exactos vimos esta imagen en la cueva. Rafael Pacheco
Hace dos meses exactos vimos esta imagen en la cueva. Rafael Pacheco

Sin embargo, después de trece partidos dirigidos en el torneo nacional, los tibaseños suman seis triunfos, cuatro derrotas y tres empates y, lo peor es que en los últimos cinco juegos obtuvieron dos puntos de quince posibles y pusieron en riesgo no solo dejarse el primer lugar de la tabla, sino hasta la clasificación.

Mientras que Grecia se cayó con la salida de Wálter, ya que de doce juegos que ha disputado desde su despedida, solo triunfó en dos, cayó en cinco ocasiones y empató cinco veces. Actualmente salieron de zona de clasificación y se ubican sextos.

"Saprissa nunca debe renunciar a ganar, uno cuando pierde y está así lo obligan a ganar, ya sea la afición o la gerencia y aceptamos la posición. Tenemos que ser suficientemente hombres para aceptar lo que venga”, comentó Centeno este miércoles tras perder 2-0 ante el Herediano.

Saprissa está obligado a levantar cabeza este sábado cuando visite a Alajuelense, a las 6 p. m. Una nueva derrota podría sacarlo de zona de clasificación e incluso echarle tierra al primer lugar con el que se aseguraría disputar la gran final.