Deportes

WhatsApp: el “jugador” que nadie quiere en la cancha

El escándalo Lonis- Campos es el tercero en el fútbol tico donde se ve inmiscuida la aplicación celular

escuchar audio Escuchar este artículo

Los audios de WhatsApp entre Erick Lonis y Jeaustin Campos, donde el exportero muestra su enojo con palabras salidas de tono y vulgares hacia Campos, por una aparente pleito familiar, volvieron a poner a la famosa aplicación celular en el centro de las polémicas deportivas ticas.

El pleito Campos- Lonis es el más reciente, donde incluso deja en evidencia un posible tráfico de influencias porque Lonis habla de “limpiar” la imagen del polémico Campos antes de llevarlo a trabajar a la Fedefutbol.

Sin embargo, en el pasado, otro audio por esa vía hizo que el volante Juan Gabriel Guzmán fuera separado de Alajuelense por el técnico de ese momento, Óscar Ramírez, el 22 de febrero del 2015.

También fue la vía usada por el expresidente manudo Raúl Pinto para despedir a Javier Delgado del puesto de entrenador, en mayo del 2016.

Los famosos vinitos del Machillo

El primer gran escándalo que circuló por WhatsApp se dio luego de un clásico que perdió Alajuelense ante Saprissa, 2-0, en el estadio Nacional. Juan Gabriel Guzmán estaba molesto porque no jugó.

El ahora volante morado envió un audio a un chat de amigos de toda la vida donde decía que Armando Alonso jugaba en la Liga porque se tomaba vinitos con Ramírez.

La conversada, que por cierto demostró un lenguaje vulgar del generaleño, llegó al foro Pasión Morada, que lo publicó en su Facebook y de ahí se filtró a la prensa y afición, provocando la salida del generaleño de la casa manuda.

“Usted (Armando Alonso) que invita al profe a que vaya a la casa a que se tome unos vinitos con usted para que juegue, vulgar. No ve que son unos cagones, son unas perras todas... Son un poco de maes que les hace falta huevos, los huevos que tengo yo, lástima que no los tienen ustedes”, decía Guzmán.

El jugador también decía que el penal que falló Álvaro Sánchez en ese partido contra la "S" lo debía haber tirado Ariel Rodríguez, pero que le dio miedo.

Esa vez, Ramírez dijo sentirse decepcionado con Guzmán, por lo que pidió que lo despidieran de la Liga.

"Aunque el tema fue dado a conocer por una tercera persona, es un tema delicado, igual a como Juan Gabriel Guzmán está molesto con su amigo, yo también me siento un poco decepcionado, molesto con él, porque pensé que teníamos confianza para que me externara algunas cosas y poderlas arreglar”, comentó Machillo en rueda de prensa.

Aviso por WhatsApp para despedirlo

La segunda ocasión donde el WhatsApp hizo de las suyas en el fútbol tico fue el 23 de mayo del 2016.

Sus protagonistas fueron Javier Delgado, en ese momento técnico de Alajuelense y Raúl Pinto, quien fungía como presidente manudo.

Diez días antes de ese capítulo, la Liga había perdido la final del torneo ante Herediano, con Delgado en el banquillo, lo que hizo que Pinto, de entrada, le diera el voto de apoyo al Sheriff, quien hasta armó la pretemporada y dio nombres para reforzar el equipo.

No obstante, las cosas cambiaron el martes 24 de mayo, cuando Javier viajó a Miami, Estados Unidos, para celebrar sus 25 años de casado con su esposa Nayubel Ramírez.

Mientras cenaban, el exdefensa recibió un mensaje de texto de Pinto donde le pedía que urgentemente lo llamara.

Al hacerlo, le dijo que lo estaba destituyendo y se lo informaba de esa manera porque en diez minutos darían la noticia por televisión y no deseaban que él se enterara por esa vía.

"Yo me fui tranquilo (el martes 24 de mayo) y en la noche (de ese día) me encontré un mensaje del presidente (Pinto) diciéndome que le urgía hablarme, supuse que era algo de un jugador... cuando me dice que me había destituido.

“Le dije que si hablaba en serio y me dijo que sí. Jamás esperaba eso, fue una puñalada al corazón”, contó Delgado en esa ocasión a La Teja.

Incluso recordó muy bien cómo se dio todo cuando recibió el famoso WhatsApp.

“Estaba empezando a cenar con mi señora y quedamos sorprendidos, incrédulos. No es tanto por la destitución, ellos tienen derecho a hacerlo...Tuvieron diez días para alistar (el despido) supongo. Mientras yo estaba planificando la pretemporada y todo lo que venía, ellos también estaban haciendo negociaciones por otra parte y eso duele y cala en el corazón.

"En cuatro meses que estuve en la Liga di mucho respeto, ética, profesionalismo y devuelven lo contrario. Es algo que duele en el alma. Yo lo tomo como algo que no estuvo bien desde todo punto de vista, cualquier persona merece respeto, más alguien de la casa, que ha vivido muchas cosas y lo que más me duele es el daño hecho a mi familia porque mis hijos estaban aquí solos (en Costa Rica)”, contó Delgado el 30 de mayo del 2016.

Pasados dos años, Javier dice que ahora se toma eso con humor y que el WhatsApp es una de las aplicaciones que más usa.

“Muy buenas (las bromas), yo me río. Yo doy charlas a empresas sobre liderazgo, trabajo en equipo y todo eso. Me tocó dar una, entonces la di, hablé de todo y al final, la última diapositiva tenía mis contactos, mis teléfonos, mi correo y puse la imagen del WhatsApp con una equis, les dije que WhatsApp no acepto y la gente se puso a reír”, recordó el actual gerente deportivo manudo en febrero de este año.

Habrá que ver si en unos meses o años, la bronca entre Lonis y Campos queda solo como una fea experiencia y se devuelven los peluches, o se termina eliminado del WhatsApp para siempre.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.