Andrés Mora.7 agosto, 2019

Con 24 horas de retraso, pero al fin en casa, la nueva campeona del mundo, Yokasta Valle, llegó a Tiquicia a las 3 p. m. de este miércoles con la satisfacción del deber cumplido y el cinturón en su maleta.

Familiares y amigos y bastante prensa se dejó ir al aeropuerto cuando llegó Yoka. Foto de Jorge Castillo
Familiares y amigos y bastante prensa se dejó ir al aeropuerto cuando llegó Yoka. Foto de Jorge Castillo

La atleta, que peleó en España, perdió su conexión el martes y por eso tuvo que esperar un día más para cruzar el charco.

“Créanme que la defensa va a ser aquí, para que la gente llegue y llenemos un estadio”, Yokasta Valle, campeona mundial

Valle se sonó el domingo por la tarde (en Costa Rica) a la española Joana Pastrana y se dejó el título de las 105 libras de la Federación Internacional de Boxeo (FIB).

La tercera fue la vencida para Yokasta, pues pulseó el título fuera de nuestra fronteras en Japón ante Naoko Fujioka y en Múnich, Alemania, contra Tina Rupprecht.

Con este cinturón, Valle se une a Hanna Gabriels, quien actualmente es campeona mundial de las 154 libras de la Asociación Mundial de Boxeo.

Muy sonriente llegó la boxeadora a pesar de las once horas de vuelo desde Madrid. Foto de Jorge Castillo
Muy sonriente llegó la boxeadora a pesar de las once horas de vuelo desde Madrid. Foto de Jorge Castillo
Semblante ganador

La peleadora salió de la terminal del aeropuerto internacional Juan Santamaría de Alajuela con una sonrisa de oreja a oreja y lista para recibir el abrazo de sus familiares y amigos que la esperaban con muchas ansias.

“Estoy superfeliz, yo ya quería venir a Costa Rica, perdimos el vuelo pero ya estamos aquí gracias a Dios, muchas gracias por el recibimiento, muy feliz de haberme traído el título, que es lo importante”, señaló la atleta.

“El cariño de toda la gente, el apoyo desde Costa Rica y hasta la misma gente de España se sintió, todos contentos por mi pelea, haciendo historia por Costa Rica. Es mi pelea más importante porque no es fácil ir con todo en contra, contra la dos veces campeona mundial, en la casa de ella, con los jueces en contra, todo lo tenía en contra y tenía que ganar contundentemente”, agregó.

Yokasta dice que horas después de la pelea aún no lo podía creer, porque es un sueño hecho realidad para ella, ver que su esfuerzo tuvo esta gran recompensa, pues además esperó dos años por esta pelea.

Nada como un buen abrazo de la familia para acompañar el título mundial. Foto de Jorge Castillo
Nada como un buen abrazo de la familia para acompañar el título mundial. Foto de Jorge Castillo

“Yo soy la mejor y la campeona del mundo”, dijo llena de orgullo.

A partir de ahora la Federación Internacional de Boxeo le pide a Yoka que vaya pensando cuándo será la defensa del cinturón y contra quién, por lo que eso le despertó la fiebre por volver al cuadrilátero.

Incluso dice que ahora va por el anillo que le darían después de la tercera defensa.

“De hecho ya me llegaron ofertas de mexicanas y japonesas. Les dije: ‘espérense’, ahorita peleo con cualquiera porque quiero pelear, pero el que decide es mi promotor Mario Vega”, comentó sonriente.

“Vamos a pelear en el país, créanme que la defensa va a ser aquí para que la gente llegue y llenemos un estadio. Hay que pelear con las que están arriba, pelear con las mejores para mostrarme a mí misma, así me mido y les doy un espectáculo de verdad a Costa Rica”, indicó.

Poquitos pero benditos los de la barra de Yoka en el Juan Santamaría. Foto de Jorge Castillo
Poquitos pero benditos los de la barra de Yoka en el Juan Santamaría. Foto de Jorge Castillo
Adelanta tarea

Valle dice que ya tiene a sus posibles rivales bien estudiadas y aunque no sabe cuándo se dará la primera defensa, dice que ya va a estar lista porque no quiere parar.

“Lo más difícil es mantenerse, ahorita estoy número uno en el ranking y eso cuesta, pero estamos ahí”, comentó.

Con respecto a la gran pelea dice que la motivó escuchar siempre en su esquina “dele con todo en cada round” y ella, obediente, así lo hizo.