Farándula

Actor de “Rust” dice que la producción protegía las cámaras de los disparos, pero no a ellos

Rodaje de la película en que Alec Baldwin disparó un arma que terminó con la vida de la directora de fotografía Halyna Hutchins era una bomba de tiempo

Poco a poco van saliendo a la luz algunas de las situaciones irregulares que se dieron alrededor del accidente fatal durante la filmación de la película “Rust” en la que Alec Baldwin disparó un arma que terminó con la vida de la directora de fotografía Halyna Hutchins y dejó herido al director, Joel Souza.

El actor Ian A. Hudson, que interpretaba a un forajido que moría en uno de los tantos tiroteos que tenía la película, contó que durante la realización de la escena en la que participó estuvo aterrorizado porque las cámaras tenían protección, pero los actores no.

Hudson reconoció que existía preocupación por la cantidad de armas reales que había en la locación.

El actor (que grabó su última escena el 8 de octubre) recordó que había 20 pistolas y 2 rifles disparando balas que eran de fogueo, aunque el reconoce que lo sintió “potencialmente mortal”, según cuenta Infobae.

En una entrevista con el medio estadounidense TMZ, el actor contó que durante la realización de la escena en la que debía morir, estuvo aterrorizado.

“Pude sentir el viento que salió con fuerza desde el arma que se descargaba. Era pesado y fuerte. Hablé con mis compañeros del elenco más tarde y coincidimos en lo intenso, aterrador y real que fue”, comentó a la publicación. Luego, reveló que fue golpeado por pequeños trozos de cartón.

Hudson describió que la cámara tenía un escudo que solo dejaba expuesta a la lente, que él estaba parado a pocos metros y había varias personas detrás, algo que los expertos, aseguran que no debería haber sucedido.

El actor incluso aseguró que mientras estaba allí recordó la muerte de Brandon Lee, ocurrida en plena filmación de “El Cuervo”, cuando una pistola cargada le quitó la vida al hijo del legendario Bruce Lee.

“Esa conversación surgió un par de veces entre mis compañeros del elenco y yo”, recordó Hudson.

Además, reveló un escalofriante detalle que permitiría explicar parte del accidente que costó la vida de Hutchins. Hudson dijo que los actores más experimentados en el set revisaban las pistolas y los rifles que les daban entre dos y tres veces cuando las recibían por parte de la armera Hannah Gutiérrez-Reed. A ninguno le importó que le hayan dicho que cada arma era “fría” o “caliente”.

Esto es lo que no hizo Alec Baldwin, que confió en que le estaban dando un arma con una bala de fogueo cuando en realidad tenía plomo, lo que desencadenó el trágico accidente.

Hudson agregó que nunca vio a nadie usar armas de manera recreativa cuando las cámaras no estaban grabando.

Frente a esta tensión y al ser cuestionado de por qué no se mencionó esta preocupación por las armas, Hudson explicó: “me mordí la lengua por ser un actor nuevo, que no quería causar problemas”.

Erick Quirós

Periodista de espectáculos con experiencia en coberturas deportivas. Trabaja en Grupo Nación desde el 2013.