GDA .28 noviembre, 2019
La cantante mostró el nuevo arreglito que se hizo en su rostro y terminó siendo criticada. Instagram
La cantante mostró el nuevo arreglito que se hizo en su rostro y terminó siendo criticada. Instagram

El escándalo no deja en paz a Alejandra Guzmán.

La cantante se volvió tendencia, no por el pleito con su hija Frida Sofía, sino por un detalle que no escapó de los ojos de sus seguidores y detractores: se tatuó las cejas y mostró su rostro sin maquillaje.

La roquera, de 51 años, publicó en su cuenta de Instagram un vídeo después de ser sometida a un tratamiento de microblading, que es una especie de maquillaje permanente que se usa para corregir o reconstruir completamente las cejas carentes.

Sin embargo, las cejas fue lo último en lo que se fijaron sus seguidores. Su rostro evidencia los drásticos cambios que le hicieron los procedimientos estéticos. De hecho luce sumamente diferente y sus facciones, prácticamente, han desaparecido.

La imagen de la intérprete de Eternamente bella se volvió viral en redes sociales por los cambios que se ha hecho la estrella hija de Silvia Pinal y Enrique Guzmán.

Alejandra, quien acaba de lanzar su disco Love at the roxy, no pudo escapar de los clásicos memes, pero tampoco de comparaciones con personajes de ficción, tales como los El planeta de los simios, Calamardo guapo, Jorge el curioso y hasta el actor Mickey Rourke.

Desde inicios de septiembre, la intérprete ha recibido varias críticas por su apariencia física y aprovechaban cualquier ocasión para ofenderla.

Hace unos meses Guzmán dio de qué hablar por un distanciamiento con Frida Sofía, esto porque la intérprete de Mi peor error habría salido con la expareja de su hija.