Erick Quirós.22 octubre
🎥 #FBLive | VIS10N #30 #VIS10NRAD10N | Hoy con Allan Alemán 😎⚽

🎥 #FBLive | VIS10N #30 #VIS10NRAD10N | Hoy con Allan Alemán 😎⚽

Posted by VIS10N on Wednesday, October 21, 2020

El programa VIS10N se ha convertido en el lugar perfecto para contar anécdotas, pachos y sacarse algún clavo con otro exjugador.

Así pasó este miércoles con el invitado Allan Alemán, quien contó una vivencia que tuvo con Alonso Solís cuando ambos eran compañeros en Saprissa y que dejó en evidencia que el también cantante es todo un diablillo.

Según contó el pequeño exdelantero, un día mientras estaba con una muchacha en un centro nocturno se toparon con el Mariachi, quien apenas se presentó se mandó de plancheta preguntándole a la joven que si conocía a un abogado porque si fuera por él, se casaba en ese momento (¡qué gato!).

A Alonso poco le importó saber si ella tenía una relación con Allan. Lo peor de todo y según las cuentas, es que en ese momento el Mariachi estaba casado con Amalia Benavidades, su “primera administración”, como él le llama en son de broma.

Alonso y Allan ahora vacilan pero antes no fue nada para reírse. Facebook.
Alonso y Allan ahora vacilan pero antes no fue nada para reírse. Facebook.

En aquel momento todo quedó ahí, hasta que un viernes antes de un partido de Saprissa, en el que Alonso no podía jugar por estar lesionado, decidió irse a ver que “cazaba” en el mismo barcito donde antes se había topado a su compa con la chiquilla.

Para su fortuna y para la mala suerte de Alemán, volvió a toparse con la muchacha a quien ni lerdo ni perezoso sacó a bailar. Cuando la fiesta terminó, a eso de la una de la mañana, la joven sugirió que fueran a terminarla a la casa de ella, pues vivía cerquita del lugar. Ojo, la invitación no fue solo para Alonso, sino también para las amistades con que ella andaba y un amigo de Solís.

Dentro de la casa de la güila, el futbolista intentó usar sus mejores fintas para robarle el mandado a su compañero y amigo. Incluso, se llegó a tomar una fotografía con un peluche enorme que la muchacha tenía en la casa para tener pruebas de que estuvo ahí.

El sábado siguiente como gran gracia y en medio de la oración, el Mariachi le contó a su amigo lo que pasó, minutos antes de que el otro saliera a la cancha para la mejenga del Sapri. Al principio Allan dudó, pero al ver la foto del peluchote quedó tirando líneas.

Según Alemán, esa mejenga fue muy mala para él, pues no pudo concentrarse pensando en lo que había pasado entre su “amigo” y la muchacha con la que salía.

Vale que en la cancha sí eran muy leales el uno con el otro. Archivo.
Vale que en la cancha sí eran muy leales el uno con el otro. Archivo.

Al terminar el partido, el pequeño salió chivísima y no quería nada con su colega hasta que el Mariachi le dijo: “es una buena mujer porque me le barrí de todas maneras y no accedió”, lo que alivió al Superratón.

“Tijereta y todo le hice y nada, entonces ahí dije esta mujer es para Alemán”, dijo Solís, entre carcajadas.

Para no quedar tan mal, Alonso se defendió diciendo que él le había preguntado a Allan por la muchacha pero que este se puso a jugar de vivo y no le especificó sí tenían algo más serio, pero que después de hablar con ella un buen rato se dio cuenta que sí estaban enamorados y decidió huir por la derecha.

Agregó que la foto con el peluche fue solo para molestar a su compa y que la muchacha fue la que la tomó.

Años después, Alemán se vengó de ese episodio y le robó el mandado a Solís, pero esa es otra historia.

En el video se puede escuchar las historias a partir del minuto 53.