Redacción .10 octubre

Tal parece que el exfutbolista Alonso Solís está muy enamorado y orgulloso de la belleza de su esposa, Débora Soto.

Para demostrarlo, compartió una fotografía en Instagram en la que la entrenadora personal sale de espaldas luciendo un vestido de baño, que sin ser vulgar, deja ver claramente el cuerpazo que se maneja.

De hecho, ella es la encargada de que el Mariachi esté en forma nuevamente y haya dejado atrás el famoso “botonazo” que era la manera en que sus amigos lo vacilaban cuando se ponían camisas que le quedaban bastante talladas.

Ambos forman una muy linda pareja.