Silvia Núñez.21 septiembre, 2020
Brian y Mar tienen cuatro años de estar juntos pero no revueltos y se dedican a cantar desde hace varios años. Cortesía
Brian y Mar tienen cuatro años de estar juntos pero no revueltos y se dedican a cantar desde hace varios años. Cortesía

La pareja de cantantes Brian Cálar y María del Mar Castro cocinan su amor a fuego lento.

Como ambos se dedican a la música y los ingresos bajaron bastante ante la falta de conciertos, buscaron una forma de ganarse algo de platica y la mejor forma que encontraron fue metiéndose a la cocina.

Hace mes y medio crearon un negocito de comidas a domicilio llamado “La cocina de Sandrita”, en honor a la suegra del cantante del grupo Buena Calle.

Brian contó que desde que empezó a ser novio de Mar (hace cuatro años) quedó encantando con la buena cuchara de su suegra, principalmente con la lasaña de pollo y que por eso le propusieron que ella fuera la cocinera principal.

Doña Sandra Rivera es la que cocina pero pone a Mar y a Brian a picar todos los ingredientes y a preparar los pedidos. Cortesía
Doña Sandra Rivera es la que cocina pero pone a Mar y a Brian a picar todos los ingredientes y a preparar los pedidos. Cortesía

Pero eso no quiere decir que el cantante no cocine, todo lo contrario, pues según confesó, desde que estaba en la escuela soñaba con ser chef y trabajar en un crucero, pero al final el destino lo llevó por el camino de la música.

“Cuando tenía quince años saqué el curso de manipulación de alimentos, fui a las entrevistas del INA para meterme a la carrera de Artes Culinarias, pero solo aceptaban mayores de edad y justo después de eso se vino Nace una estrella de canal 7 y me metí más en la música”, dijo.

Como Brian también estudia producción audiovisual se encargó de crear el logo y de hacer las fotos de los platillos para subir a las redes sociales mientras que su novia, como es buena para los números y temas legales (es abogada), registró la marca y administra la platica que entra y sale.

Al principio solo vendían lasaña de pollo y de carne, que es una de las especialidades de doña Sandra Rivera, pero ya poco a poco han metido más platillos al menú.

Cocinados

El locutor de 103.1 F.M., la radio joven, mencionó que este proyecto no solo les sirvió para pagar deudas, sino que también los ha unido mucho como pareja pues ahora los dos se la pasan más tiempo juntos picando olores y ayudando con los ingredientes.

“Más bien mi suegra regaña toda a mi novia y le dice: ´déjelo que él pique porque pica perfecto' y entonces la otra se pone celosa (risas), pero es muy bonito porque además nos entretenemos cocinando juntos”, dijo Brian.

“La comida de mi suegra es épica, es de las más ricas que yo he probado, Dios guarde mi mamá lea esto porque me mata (risas) pero es que tiene una mano increíble y es superfina para cocinar”, Brian Cálar
La pareja se conoció por medio de la música y ahora descubrieron que la cocina también les apasiona. Archivo
La pareja se conoció por medio de la música y ahora descubrieron que la cocina también les apasiona. Archivo

Además, el mismo Brian es el que se encarga de ir a dejar los pedidos hasta la casa de sus clientes, mientras que Mar, quien participó en la cuarta temporada de Nace una estrella (2012), es la que los alista.

Es decir, no le dejan todo el trabajo a doña Sandrita, sino que cada uno tiene su función dentro del pequeño negocito.

Aunque apenas están empezando, Brian dice que la venta ha ido creciendo poco a poco y según dijo, el secreto está en que preparan los platillos con mucho amor, con muchos ingredientes y que los ofrecen bien baraticos.