Erick Quirós.3 noviembre, 2019

Atim Roper lo tiene claro y lo dice sin pelos en la lengua: “No soy una superestrella como lo es Alonso Solís”.

Pero también reconoce que se ha ganado el cariño de la gente desde que es parte del programa “VIS10N” y que no ha sido por casualidad, sino a punta de trabajo y humildad.

Atim tiene el sabor y solo falta que lo llamen. Instagram.
Atim tiene el sabor y solo falta que lo llamen. Instagram.

Estas características y el sabor que lleva en un sangre han hecho que sus compañeros y seguidores del espacio de TD Más, Facebook y radio Columbia lo postulen como unas de las futuras estrellas de “Dancing with the stars”, para su sétima temporada.

Atim es oriundo de Limón centro, pero vive en Santa Bárbara de Heredia desde hace muchos años. Además le encanta el baile desde chiquillo y lo demostró varias veces cuando hacía un gol en primera división y se soltaba a menearse para celebrar.

Roper disfruta de un gran momento junto a sus excompañeros y espera mantenerse vigente por mucho tiempo más.

–¿Qué hizo después de que se retiró del fútbol?

Estuve trabajando en un call center en HP por siete años, de hecho no había terminado de retirarme porque jugaba en Orión y ya estaba ahí. Luego me fui a otra empresa en la que Andrey Campos era mi jefe y me tocaba trabajar en Panamá, Guatemala y en México. Ahí estuve como por año y medio.

–¿Así fue como llegó a VIS10N?

Sí, la idea surgió de ellos (andrey y Solís) directamente, pero era algo que ya se venía hablando con Andrey de hacer algo positivo en el fútbol porque para ese momento pasó lo de la pedrada que le pegaron al aficionado de Cartago (27 agosto 2017) y pensábamos que el fútbol no da para tanto. Ellos lo iniciaron y después me les uní y sigo hasta la fecha.

En VIS10N, el exdelantero bretea como hormiguita. Instagram.
En VIS10N, el exdelantero bretea como hormiguita. Instagram.

–¿Solo trabaja en el programa?

Sí, ahora estamos con VIS10N radio y es un proyecto que requiere tiempo y bastante trabajo porque también estamos en televisión y en redes, que es nuestro fuerte. Yo me encargo del área administrativa, de la logística y de todo lo que son patrocinadores, entre otras cosas,

–¿Cómo ha sido su experiencia hasta ahora?

La mayoría de comentarios han sido positivos y los que no, yo tengo muy claro que hay áreas en las que se debe mejorar. Tengo claro que no soy una superestrella como lo es Alonso Solís o un genio como Andrey, pero he ido mejorando, de hecho me voy a meter a un curso de locución y a estudiar periodismo para crecer cada día más.

–En el programa lo vacilan con que le gustaría estar en Dancing, ¿eso es cierto?

La verdad sí me gustaría, me han contado que es muy difícil y cansado, pero no me desagrada, si me llegan a llamar creo que diría que sí.

–También dicen que es muy fiestero...

Yo soy alegre, de los que sale con los amigos y con la señora a bailar o tomarse algo, pero nada más.

–¿Quién lo chinea más, su mamá o su esposa?

Creo que las dos por igual, no podría escoger una porque se me enoja la otra.

–¿Le quedó algo por hacer en su carrera como futbolista?

Creo que jugar en el extranjero, sí salí al Municipal de Guatemala pero fue algo muy efímero.

–¿Qué le faltó para salir?

Creo que suerte y más trabajo. Además, me lesioné cuando me iban a vender, en ese tiempo jugaba en el Herediano.

–¿Es morado?

Sí, pero uno también le guarda mucho cariño a los equipos en los que jugué entonces apoyo a todos.

–¿Lo reconocen más ahora que cuando jugaba?

Eso dice mi mamá, que ahora la molestan más y creo que sí. Yo lo comparo con el momento en que jugué en Saprissa que sí me reconocían mucho en la calle y ahora es parecido, siempre me hacen algún comentario y yo trato de mantener la humildad.

–¿Le cambió la vida con el programa?

Sí, la vida cambia mucho y se abren puertas, pero hay que tener claro que es un concepto que tenemos y que vive un buen momento, por eso hay que trabajar para que perdure.

Muchas camisetas. Tata de dos. Con la de Segurita.
Atim es uno de los jugadores de la primera división que ha jugado con más equipos, once en total, siendo Saprissa, Herediano, Cartaginés, Limonense y Santos en los que más se destacó. El exdelantero es papá de dos jóvenes, Samir y Samira, quienes juegan en los equipos de Saprissa y de Codea Alajuela, respectivamente, por lo que el fútbol es algo que se come día con día en su casa. Entre tanta anécdota que se cuenta en el programa, Roper se queda con la de Roberto Segura que llevó a un lance que tenía a la playa y en el que ella terminó pagando casi todo. Se la llevó en pura hablada.