Farándula

Chef Sophia Rodríguez recordó un difícil momento de su vida

Hace cinco años le diagnosticaron que tenía un tumor en la cabeza

La chef Sophia Rodríguez jamás olvida el 17 de noviembre de 2016, pues ese día los médicos le confirmaron que tenía un tumor en la cabeza.

Han pasado cinco años de aquel duro momento y el cual ella quiso recordar en sus redes sociales para contar lo que vivió cuando la llevaban a operar en el hospital Calderón Guardia y para que sus seguidores comprendan cuán frágil es la vida por medio de su testimonio.

“Una mañana terminé tan rápido como pude mi participación en Buen día y me fui a alistar lo necesario para tomar un taxi que me llevara a mí y a mi asistente, de ese entonces, al aeropuerto y tomar un vuelo hacia Golfito, pues debía ir por allá a dar una capacitación/show. El tráfico era tanto que llegamos 20 minutos después de la hora que debíamos y por más que rogué a la compañía del vuelo no quiso dejarnos pasar para tomar la avioneta que saldría pronto.

“Era mediodía y yo debía estar antes de las 5 p.m. en Golfito, y en ese punto ya no quedaba más que buscar otra forma de llegar. Salí a la entrada del aeropuerto y grité que requería con urgencia alquilar un carro. Una persona me dijo que me alquilaba el suyo y que debíamos ir a recogerlo a Alajuela. No había mucho que pensar, nos fuimos, montamos todo al carro y nos fuimos hacia Golfito. En mi vida había manejado tanta distancia y menos en una carretera y en carro desconocidos para mí. Manejaba bajo un aguacero terrible y yo sentía que aquello nunca se iba a acabar. Fueron las 5 horas más largas de mi vida.

“La organización del evento me llamaba cada 30 minutos a preguntarme por dónde iba y por más que yo quisiera no podía manejar más rápido. Llegamos por fin a Golfito. No sé ni cómo, pero logré dar la capacitación y cumplir con el compromiso pero mi nivel de angustia había sido astronómica. Mi asistente no pudo con aquella congoja y terminé llevándola al hospital de Golfito para que la atendieran porque se descompensó. Salimos a la 1 a.m., a intentar descansar.

“Yo viví el peor dolor de cabeza que haya tenido desde el segundo en que me indicaron que no podría tomar el vuelo y empecé a manejar, hasta tres días después (por eso mis ojos en la foto). Pues sí, resulta que tenía un tumor en mi hipófisis que yo ni idea tenía y aquel día en medio de todo lo que viví sangró. Lo que esta locura me hizo aprender: la salud está primero, es más importante que cualquier compromiso o trabajo, la salud es invaluable. Si no lo querés entender, el cuerpo te lo va a hacer entender. Somos tan frágiles”, escribió en su Instagram.

De aquel difícil momento solo quedan recuerdos y ahora la chef no solo cuenta con mucha salud, sino que actualmente está casada y es muy exitosa en su restaurante y como presentadora invitada en ¡Qué buena tarde!