Farándula

Chepiar de: Ariel Artavia es el "Gordito" simpaticón de la radio

El Humorista forma parte del nuevo programa "La Bombeta" de Q' Teja

escuchar audio Escuchar este artículo

Ariel Artavia ha sido un "gordito" simpaticón durante toda su vida, ya que se especializa en hacer que la gente la pase bien a su lado.

El hombre es tan bueno para sacarle risas a la gente que forma parte del equipo de humoristas del programa La Bombeta, el cual se transmite en radio Q' Teja (90.7 F M) que de lunes a viernes, de 4 p. m. a 6 p. m.

A este vecino de Concepción de Tres Ríos, de 35 años, y quien pesa 190 kilos, todo el mundo lo conoce por el sobrenombre de "Gordito" y aunque muchos pensarían que en el fondo le molesta que le digan así, más bien admite que le resbala, porque es un tipo cero complejos.

Conozca un poco más de este luchador, quien se gana la vida haciendo reír a la gente.

–Cómo inició en la carrera del humor?

– Decidí meterme en esta aventura hace como tres años junto al imitador Daniel Montoya, que es primo mío. Yo siempre he sido el más charlatán de la familia, el que siempre anima las fiestas y el que más vacila.

Un día Daniel me dijo que quería hacer algo a mi lado y nos montamos un show humorístico que se llama 'Nando el loco y su gorda madrina' y empezamos a vender el evento. Nos presentarnos y a la gente le gustaba nuestro trabajo.

Al principio me daba vergüenza hacerlo para el público, pero decidí matar ese miedo y eso me ha permitido hacer mi propio, a animar fiestas o 'baby shower'.

–¿Soñó con dedicarse a esto gracias a su talento para hacer voces y contar chistes?

– Honestamente nunca pensé llegar hasta donde estoy ahorita, porque yo lo hacía más que todo por pasatiempo entre familiares y para vacilar con los amigos. De chiquitillo los compas me decían que era bueno para contar chistes y con Dani terminé de explotarlo, ya que él me dio el impulso para dedicarme a esto.

–¿Cómo es que nace su personaje de la Gorda madrina?

– Daniel tiene un personaje que se llama Nando el loco, el cual cree en las hadas por lo que le dije que yo podía vestirme de hada. Empezamos a pensar en el nombre y como uno es gordillo no hubo más que ponerle al show 'Nando y su Gorda madrina'.

Para personificarla agarré unos chuicas y me los encaramé. Como la gorda resultó amante de las mariposas buscamos tela relacionada para hacerle un vestido. Ella es una gordita coqueta, de pelo teñido y que tiene alas y corona.

La Gorda madrina más bien se da una embarcada con Nando porque con el cuento que le cumple todos sus deseos, este le dice que quiere ser papá y a ella le toca vestirse de bebé para complacerlo, luego le dice que siempre ha soñado con conocer a una bailarina de belly dance y entonces me toca salir corriendo a transformarme en una bailarina y cosas por el estilo.

–¿Y tiene más personajes propios?

– Está Jamón, que nació cuando le dije a Dani que me daba mucha gracia la forma de hablar de los mariguanillos, porque ellos se ríen al hablar y repiten lo que dicen, así que empezamos a imitar los dichos, los refranes y la forma de expresase con los mayores, ya que no les dicen señores sino mi tata o mi roco. El nombre surge porque a mi siempre me ha gustado mucho la mortadela jamonada y se me ocurrió llamarlo Jamón.

También está don Toño, un campesino turrialbeño, que es muy amargado, que pelea con todo el mundo y que pasa defendiendo a su pueblo y está a favor de los valores.

En cuanto a imitación hago a Cristian Lagos (futbolista), a Mauricio "el Chunche" Montero (exfutbolista), pero es más que todo para vacilar.

–¿Cómo ha hecho para enfrentar el famoso 'bullying' por lo de su sobrepeso?

– Desde pequeño siempre he sido gordillo y ahora me engordé un poquito más por una tristecilla rara que me dio cuando me separé de mi esposa y me tocó hacerme cargo de mis dos hijas (Allison, de casi 15 años y Valeria, de 9 años), pero esto nunca lo he visto como una limitación y ni he tenido un complejo. Más bien he tratado que otras personas que son como uno logren ver que la obesidad no es un impedimento y que no hay motivo para avergonzarse, ni deprimirse. Creo que eso uno tiene que dominarlo.

Sí he sido víctima del bullying toda mi vida porque la gente se ha reído y se ha burlado de mí, pero siempre traté de que eso no llegara a afectarme.

Sus consentidasUn sueñoLe hace a todoBuen chef 
Hace cerca de tres años Ariel se separó de su esposa, por lo que se hizo cargo de cuidar a sus dos hijas Allison y Valeria. Ellas son el motor de su vida por lo que trabajaría en lo que sea con tal de hacerlas felices. Un deseo que tiene el humorista es realizarse una operación en el estómago que le ayude a bajar de peso, ya que lo ha intentado muchas veces con dietas, pero no lo ha logrado. Luego de abandonar el cole se fue a trabajar a un taller mecánico por seis años, luego breteó en un supermercado por un tiempo y después terminó siendo taxista pirata y vendiendo queso traído de Turrialba.Entre sus pasatiempos está escuchar música de banda, al estilo mexicano, y las rancheras. Además, las papas fritas son su delirio. Un sueño es llegar a estudiar para ser chef pues asegura que la cocina le encanta. 
LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.