Erick Quirós.14 abril
Pau está llena de vida y dinamismo. Cortesía.
Pau está llena de vida y dinamismo. Cortesía.

Hablar con María Paula Chavarría es llenarse de frescura, dinamismo y vitalidad en dos toques.

Eso y más es lo que transmite la joven, vecina de San Sebastián, en Chepe, que aparece todos los días en el canal de la música, VM Latino.

Pau se describe como una muchacha tranquila, llena de sueños y metas que llevan al mismo camino: convertirse en periodista deportiva en algún momento.

Es hija única, vive con los tatas y es chineada, pero trata de mantener los pies bien puestos sobre la tierra.

La presentadora tiene apenas 20 años y está a unos meses de llegar a su primer año en la pantalla chica, en donde dejó la timidez de lado y se convirtió en una muchacha extrovertida, segura de sí misma y con un montón de seguidores que le admiran.

Todo eso sin dejar de lado su belleza física y la naturalidad con la que bretea.

¿Cómo llegó a VM Latino?

–Es algo que no esperaba, tampoco esperaba llegar a ser presentadora, pero un día estaba viendo el canal y vi que iban a hacer un casting y sentí que podía ser bonito. Había llevado un curso de locución y televisión en el Instituto de la Comunicación, además de estudiar periodismo y entonces me animé a ir. Recuerdo que hice fila siete horas, porque había un montón de gente, de ahí quedamos siete que hicimos prueba mes y medio y me quedé yo.

¿Por qué escogió periodismo?

–Porque soy alguien superactiva, diría que hiperactiva, y no me imaginaba en una oficina toda la vida, también me gustaba medicina, pero sabía que no iba a aguantar estar metida en un consultorio, entonces pensé que periodismo me daría la oportunidad de salir y hacer cosas diferentes cada día y más aún si logro trabajar en lo que quiero que es en la rama deportiva.

🌊🌞

A post shared by •• Pαu Chαvαrríα •• (@pauchavarriaa) on

¿Es muy fiebre del deporte?

–Sí, soy superliguista y aficionada al fútbol en general. Me gustaría trabajar en México o en España. Ya estoy pensando en hacer alguna maestría sobre periodismo deportivo fuera del país.

A casi un año de haber entrado a VM Latino, ¿en qué ha cambiado?

–Ya no me da miedo, ha sido una experiencia superchiva y he crecido un montón, antes era tímida, callada y no tenía confianza en mí misma, pero con el paso del tiempo me he sentido mucho mejor, los compañeros del canal me ayudaron mucho para eso.

¿Quiénes la han aconsejado?

–Más que todo Albán Calderón, Dany Álvarez y Bryan Cálar me han dicho que no tenga miedo y que confíe en lo que hago. También Karina Ramos, porque yo estuve en la academia de ella y cuando ve que hay algo que mejorar me escribe y me dice, ella es como mi mamá en este ámbito.

¿Sus papás qué le dicen?

–Que mantenga los pies sobre la tierra, que estoy joven y que debo tener mucho cuidado con lo que viene, porque sé que el medio puede ser difícil, Me dicen que me cuide con los hombres, porque no todos van a llegar con buenas intenciones, pero por lo general confían mucho en mí.

¿Cómo la han recibido los televidentes?

–Al principio fue difícil, porque me hacían muchos comentarios negativos, más que todo mujeres, pero ya ahora me tienen mucho cariño, resaltan que soy muy humilde y natural y por eso siempre trato de contestar cada mensaje que me mandan.

–¿Cómo se cuida?

–Me gusta mucho el deporte, practico crossfit, pero no lo he podido volver a hacer, porque me operaron del apéndice, también mejengueo y voy al gimnasio.

¿Tiene o consideraría hacerse alguna cirugía estética?

–No tengo ni está en mi mente, es algo que me da miedo de solo pensarlo.

Los peluditos son su debilidad. Cortesía.
Los peluditos son su debilidad. Cortesía.
Mascotitas Solterita Playerita
Paula es "madre" de tres perritos llamados Terry, Abby y Kyara, así como de un hámster. La chica dice que es amante de los animalitos y los chinea como si fueran verdaderos hijos.  Para los que se preguntan, la guapa está sin novio. "Soy muy estricta con los hombres, siempre encuentro algún defecto,  pero me gusta que sean caballerosos y divertidos". A la presentadora le encanta la playa, de ser por ella, viviría allá aunque tenga que viajar todos los días. Su favorita es una poco conocida como playa Muertos, que queda por Tambor y Montezuma.