Erick Quirós.31 agosto, 2018
29/8/2018. Tibas, Grupo Nacion. Retrato de la boxeadora Yokasta Valle, que estara participando en el programa de Teletica, Dancing with the Stars. Foto Jeffrey Zamora
29/8/2018. Tibas, Grupo Nacion. Retrato de la boxeadora Yokasta Valle, que estara participando en el programa de Teletica, Dancing with the Stars. Foto Jeffrey Zamora

La boxeadora Yokasta Valle es parte de una campaña de la marca Kotex que habla de que las mujeres pueden hacer todo lo quieran si se lo proponen.

Y es que pareciera que en la empresa de toallas femeninas dieron en el clavo al escoger a la cara de su proyecto, pues desde muy carajilla a Yoka le decían que no podía hacer las cosas, pero ella nunca dejó de luchar por sus sueños.

Esa “cabeza dura” la ha llevado bastante lejos en un campo que se dice que es solo para hombres, pero tanto ella como Hanna Gabriels se han encargado de derribar esa tonta teoría.

La pugilista se prepara para un reto más en sus recién cumplidos 26 años, cuando se lance a la pista para ser parte de la quinta temporada de Dancing with the stars, al lado del bailarín mexicano Eric Vásquez.

Allí, además de no estar acostumbrada al baile, también deberá enfrentarse a que los ojos de un montón de personas estén todos los días sobre ella, algo que no le preocupa para nada.

La joven habló con La Teja y nos contó un poquito más de su vida, lo que conocíamos y lo que ni siquiera imaginábamos acerca de su carrera.

La boxeadora costarricense Yokasta Valle derrotó a la colombiana Haydee Zapa, en un combate por las 108 libras, en Ciudad de Panamá. Cortesía: Kotex.
La boxeadora costarricense Yokasta Valle derrotó a la colombiana Haydee Zapa, en un combate por las 108 libras, en Ciudad de Panamá. Cortesía: Kotex.

–¿Cómo inició en el boxeo?

La verdad es que no siempre me gustó, no me llamaba la atención, fue por mi abuelito que siempre quiso meter a mi papá pero a él no le gustaba tanto, se fue más por el físicoculturismo, de hecho, él es campeón en eso. Eso sí, mi papá siempre me llevaba a que hiciera deporte, en un momento me llevó al boxeo y yo era muy quitada. Me daba asco por cómo olían los guantes, además me daba pena porque era la única mujer y toda flaquilla, pero igual entrenaba por complacerlo, aún así el entrenador vio algo en mí y me puso a pelear a las dos semanas, gané y ya me empezó a gustar.

–Antes de eso, ¿era pelionera?

No, para nada y hasta la fecha soy igual. La gente que no me ha visto en cuadrilátero no me cree, dicen que me transformo.

–¿Qué fue lo que la flechó del boxeo?

Lo que más me impulsó a seguir entrenando esa disciplina fue que en ese entonces los hombres me decían que no podía, que era muy flaquita y que no iba a hacer nada. Todavía los veo y les digo que cómo que no iba a hacer nada, igual cuando corría o cuando me ponían a alzar pesas, ni los mismos entrenadores creían en mí y seguí entrenando, eso de que ‘no puedo’ era lo que me daba fuerza para demostrar lo contrario.

–¿Qué le decía su familia?

Fue una lucha porque me decían que el boxeo no me iba a dar de comer, que me iban a romper la nariz y las cejas y hasta que me iban a empezar a gustar las mujeres, yo decía que no, que me gusta este deporte pero que no iba a perder mi parte femenina, terminaba hedionda por esos guantes y muy sudada pero después me arreglaba bien y así ha sido siempre.

–¿Cuándo se dio cuenta que iba a hacer una carrera como boxeadora?

Cuando salí del colegio mi mamá me dijo que tenía que escoger entre el boxeo y la 'U' y yo lo que hice fue hablar con el Comité de deportes de San José para ver si me podían dar una beca y me dijeron que si ganaba oro en un Centroamericano me la daban, me mentalicé y por dicha lo logré, eso me ayudó a hacer las dos cosas a la vez y empecé a crecer.

–¿Cómo se dio la oportunidad de Dancing?

Primero hice audiciones con toda la gente de la farándula y deportistas, y yo no sabía si me iban a llamar, a mí me apasiona la salsa. Lo pensé por si era muy cansado, pero después me di cuenta que sí se podía. Un día tuve un reto con Diana de la O (campeona del año pasado) y bailé con ella y desde ahí me dijeron que me iban a llamar.

–¿Qué tal le ha ido con el bailarín?

Muy bien, él me lleva excelente, es muy serio y yo soy más risueña pero nos va bien. Desde el primer día teníamos la coreografía montada, me gusta mucho porque nos complementamos muy bien, ya vamos por la segunda coreo.

–¿Cómo siente que va a tomar las críticas, cuando haya y los halagos cuando lleguen?

Creo que con esa presión ya estoy acostumbrada, si me va mal aprendo de mis errores y si me va bien pues seguimos por ese camino y mejorando.

–¿Cómo se lleva con las otras estrellas?

Me he llevado muy bien con Johanna por ser ambas deportistas, pero con todos hice bonita relación.

Golpe al amor Mamá quitada Buena relación
Por ahora, Yoka no tiene tiempo para Cupido, pues está muy concentrada en lo suyo.  “Los que ya me conocen saben que estoy casada con el boxeo porque he tenido malas experiencias, por celos y poco tiempo, los que no me conocen más bien les da miedo, ahorita estoy enfocada en el deporte y ahora en el baile”, dijo Valle.  La boxeadora contó que a la fecha, su mamá no ve las peleas y hasta que ya sabe que todo pasó, se anima a ver algún video. “Va al lugar donde peleo pero tapa los ojos para no ver nada”, contó Yoka. La joven dijo que un principio en el programa les preocupaba cómo haría para bailar entaconada pero que ella los sorprendió porque está acostumbrada. “Seguro pensaban que solo ando en tenis, yo siempre he sido medio sexy y me gusta verme bien”, agregó.