Redacción .7 abril
Choché Romano tuvo que cerrar su negocio llamado Gavalú debido a la pandemiadel COVID-19. Foto: Archivo.
Choché Romano tuvo que cerrar su negocio llamado Gavalú debido a la pandemiadel COVID-19. Foto: Archivo.

La empresa familiar de Bernardo Romano se suma a la lista de negocios que han tenido que cerrar sus puertas, esto a raíz de la pandemia del COVID-19.

El pequeño negocito que puso con su esposa, Ashley García, en el que vendían ensaladas de frutas, sodas y batidos, tuvo que poner candados, siendo esto algo sumamente difícil de aceptar para Choché.

“¡Hoy Gavalú cierra sus puertas de manera definitiva! Estamos muy agradecidos porque por dos años gracias a este proyecto pudimos brindarle trabajo a varias personas y un ingreso a familias costarricenses que nos dieron su más sincera y honesta colaboración. Hoy el sueño de mi familia quedará como un maravilloso recuerdo y un aprendizaje incalculable”.

Gavalú fue el segundo negocio del presentador, ya que años atrás abrió un pequeño comercio de venta de comidas en Alajuela llamado: El Rincón de Choché, el cual también cerró tiempo después.

La Teja conversó con Choché cómo enfrentó la dura decisión de cerrar las puertas de su negocio familiar.

View this post on Instagram

Más de 4 veces he escrito esta publicación y la he borrado por qué no podía expresar lo qué pasa por mi cabeza y mi corazón. Y honestamente no lo quería aceptar 🙏🏻 . ¡Hoy @gavalucr cierra sus puertas de manera definitiva! . Estamos muy agradecidos por qué por dos años gracias a este proyecto pudimos brindarle trabajado a varias personas y un ingreso a familias costarricenses que nos dieron su mas sincera y honesta colaboración. . Gracias a cada cliente que disfruto uno de nuestros helados, un Bowl, un batido y lo más importante de todo una sonrisa 😊 . Hoy el sueño de mi familia quedará como un maravilloso recuerdo y un aprendizaje incalculable. . Nosotros somos un emprendedor más que se vio sepultado por todo el acontecer mundial y nacional y hoy nos despedimos de ustedes con un GRACIAS TOTALES! . El emprender en nuestro país realmente se ha vuelto un reto para valientes y el sobrevivir aún más... . De los tantos aprendizajes que nos deja esta situación como familia son AHORRAR, HAY QUE INVERTIR, no poner todos tus esfuerzos en un solo lugar, hay que diversificar, construir varios planes y el que más nos constó entender que el mundo cambió, y ahora cambio para siempre y NUNCA MAS VOLVERÁ A SER EL MISMO! . Los negocios, los servicios, los seres humanos, los trabajos y la manera cómo llevamos el sustento a nuestros hogares va a tener que cambiar, evolucionar y crecer ya es una realidad! . No tengo la menor duda como familia de que vamos a salir adelante y me llena aún más de esperanza que ante este reto tan grande que estamos viviendo como país vamos a ser más fuertes, creativos, innovadores y resistentes para la nueva gran era que estamos construyendo juntos para la humanidad! . Gracias Ash, Naty y Jer por construir esto juntos, gracias Plaza occidente, gracias Tempo por ser nuestro hogar por varios atardeceres y gracias a ustedes por tanto cariño y apoyo... . Algo nos inventaremos para volver a compartir juntos... De parte de la familia Gavalú les decimos bye ✌🏼Y SIEMPRE GRACIAS!

A post shared by Choché Romano (@chocheromano) on

¿Gavalú cerró sus puertas el propio día 27 de marzo?

Habíamos cerrado días antes.

¿Cuántos años tenía el negocio de atender al público?

Tenía dos años, prácticamente.

¿Quiénes lo estaban apoyando en este proyecto?

Era un proyecto meramente familiar. Era de mi esposa, mío, de mi cuñada y mi cuñado. De hecho, Gavalú, el nombre, viene de García Vargas, “GAVA” de los apellidos de mi esposa y “LU” es de Luciana, de ahí viene el nombre. Un nombre meramente familiar prácticamente.

Usted ha tenido dos negocios de comida y tuvo que cerrarlos, ¿que aprendió?

Vieras que en mi familia hemos emprendido negocios toda la vida. Mi papá ha tenido fotocopiadora varias veces, tuvimos como tres fotocopiadoras, tuvimos El Rincón de Choché como familia, Gavalú. Vieras que hemos aprendido de todos, o sea, uno tiene que aprender en la vida.

Un día de estos estaba escuchando que hay negocios donde uno pone el corazón y comete el error de sostenerlos a puro corazón y llega un momento donde con el corazón es insostenible y entonces hay que tomar las decisiones del caso.

Hay que decir que este negocio tuvo su pico, tuvo su estabilidad, tuvo su éxito y es el momento de decir adiós, no pasa nada, vamos con otro más. Yo creo que para todas las personas que tenemos un negocito, que hemos emprendido, uno tiene que acomodarse a las situaciones.

Este virus cambió el planeta en cuestión de meses verdad, entonces toca buscar otras maneras y vamos pa’ lante.

Choché Romano emprendió su negocio Gavalú junto a su esposa. Foto: Instagram.
Choché Romano emprendió su negocio Gavalú junto a su esposa. Foto: Instagram.