Silvia Núñez.19 marzo
Doña Eugenia Cartín y su abogado anunciaron en enero del año pasado que demandarían a Repretel. Foto: Alonso Tenorio
Doña Eugenia Cartín y su abogado anunciaron en enero del año pasado que demandarían a Repretel. Foto: Alonso Tenorio

La televisora Repretel S.A. fue condenada a pagarle ¢70 millones a la traductora Eugenia Cartín Barrios por lesionar su imagen al hacer una imitación suya durante sus transmisiones de fin y principio de año en el 2017.

El periódico La Nación publicó este martes que el Tribunal del I Circuito Judicial de San José acogió parcialmente y en primera instancia el reclamo de Cartín, de 73 años, presentado en enero del 2018 por ¢500 millones como compensación por daños materiales y morales debido a la imitación presentada en Toros Repretel.

En aquella ocasión, la televisora contrató al joven imitador Fabián Murillo, quien se presentó en las transmisiones de toros con su personaje de doña Genia, haciendo una parodia de Cartín, quien se dio a conocer en abril de 2017, cuando se difundió un audio suyo por WhatsApp donde tenía una discusión con un empleado de la empresa Tigo, en el que se quejaba de sus servicios.

Doña Genia es solo una de las imitaciones que hace el joven herediano Fabián Murillo. En la imagen junto a Misael, personaje de Roque Ramírez. Cortesía de Fabián Murillo.
Doña Genia es solo una de las imitaciones que hace el joven herediano Fabián Murillo. En la imagen junto a Misael, personaje de Roque Ramírez. Cortesía de Fabián Murillo.

En referencia a esa imitación, el Tribunal señaló que “es evidente que no es Eugenia Cartín en persona quien está en las fiestas patronales de San José transmitidas por Repretel, pues la caracterización la hace otro individuo, pero utiliza el nombre GENIA que se asemeja a EUGENIA, utiliza similitud en su forma de vestir, en su forma de peinarse, en sus accesorios, asemeja su tono de voz, asemeja sus frases, su forma de hablar y así lo reconoce el público”.

Los jueces determinaron que el derecho de imagen de la adulta mayor sí se vio “vulnerado y transgredido al haber la demandada contratado a una persona que realizó un personaje inspirado en ella como la demandada lo acepta, sin tener una justificación válida para difundir el mismo en las transmisiones de fin de año y sin contar con la autorización”, precisa la sentencia de la cual La Nación tiene copia.

Fernando Contreras, presidente de Repretel, dijo a este mismo medio que están terminado de analizar el fallo, emitido el pasado 15 de marzo, para "analizar las vías legalmente disponibles y tomar decisiones sobre los próximos pasos a seguir”.

Doña Eugenia también tiene demanda a la empresa Tigo por la filtración de su audio con su empleado y está pidiendo $500.000 por el daño moral y perjuicios ocasionados a su imagen. Este caso aún no se ha resuelto.