Por: Franklin Arroyo.   8 octubre

Miguel Rodríguez, míster Gay World Costa Rica 2018, dijo sí a una propuesta matrimonial muy original que le hizo su novio, el presentador Andrey Guzmán.

La propuesta se dio este domingo 6 de octubre en playa Manuel Antonio, en Quepos, uno de los sitios turísticos más amigables con la comunidad LGTBIQ.

Miguel enseña su anillo de compromiso con Andrey a su lado y los amigos formando la frase "Marry me". Foto: Cortesía.

El “sí” fue acompañado de llantos, abrazos, aplausos de amigos y gente que estaba en la playa en esos momentos y un beso con el que sellaron el amor. El arcoíris volvió a triunfar.

Andrey planeó hace 22 días cómo le iba a pedir matrimonio a su pareja y contó con la complicidad de sus mejores amigos, entre quienes estarán los padrinos de la boda.

El presentador de tarima en eventos de la comunidad, le dijo a Miguel que fueran a la playa con el pretexto de festejarle su cumpleaños, que fue el pasado 2 de octubre.

La declaración fue en la tarde, luego del almuerzo, y algunos de los amigos se llevaron a Rodríguez a caminar por la playa para una sesión fotográfica.

“Cuando regresó ya estaba todo montado, todo lo que habíamos planeado. La temática era que cada amigo tenía una letra, que iban a formar la oración Marry me (cásate conmigo)”, contó el enamorado.

Miguel entregó su corona este año a Marko Soto, quien fue de los cómplices en la propuesta. Foto: Cortesía
“Miguel es una persona humilde, supertierno, es un chico que siempre está anuente a ayudar a quien lo necesite y no espera nada a cambio; eso hizo click en mí”, Andrey Guzmán, novio.

Al regresar, Miguel vio a una amiga que tenía una letra M y ella le dijo que buscara a Jocsan (famoso transformista). Él tenía la letra A y así cada uno tenía una diferente que finalmente formaría la frase.

“Él iba descubriendo las letras y yo estaba en el mar con las últimas dos (me). Quien tenía la i griega le dijo: ‘busca a Andrey’ y él me vio en el mar. Corrió. Fue un llanto de las dos partes, me hinqué y le dije que si quería ser mi esposo”, recordó Guzmán.

Miguel quedó impactado por el hermoso detalle que le dio su novio y dijo sí de inmediato, pero reconoció que fue una verdadera sorpresa.

“Para mí fue sorpresivo, en el momento no sabía qué hacer. Lo planearon tan bien que fue demasiado, un detalle lindo porque involucró a los amigos más cercanos. Pensé que era por mi cumple porque cuando vi la M creía que era de Miguel. Me puse a llorar, fue emotivo”, contó el futuro esposo.

En la playa había otras personas, parejas homosexuales y heterosexuales, que se acercaron a apreciar el momento romántico que estaba sucediendo.

“Le dije que ya era hora de que diéramos el paso al siguiente nivel. Tenemos más de siete años de relación, dos de convivir y solo quedaba ir a la etapa formal”, explicó Andrey.

En escena

La pareja se conoció en los escenarios, pues Miguel es un reconocido míster en concursos de belleza y Andrey es presentador de eventos gais.

“Un día lo invité a salir. Me dijo que iba para el gimnasio y le dije que todos los días iba e insistió en que ya iba corriendo. Yo le dije que lo invitaba a montar porque tengo caballos y que en 20 minutos iba a pasar por él. Fue una salida muy sana, pero eso generó todo lo demás”, contó Guzmán.

Andrey Guzmán y Miguel Rodríguez sueñan con algún día poder adoptar un hijo. Foto: Cortesía

En la actualidad, Miguel es el director de Míster Gay Costa Rica (ganó el concurso en el 2018) y la pareja comparte junta varios proyectos, como una empresa de insumos de belleza, una peluquería y el concurso de belleza.

Piensan casarse en octubre del 2020 pues es un mes con algunas fechas especiales, como el cumple de Miguel, la propuesta matrimonial y el aniversario de noviazgo.

“Este año estamos enfocados en la producción del certamen para enviar al chico que ganó a que haga lo mejor por Costa Rica y a partir de enero pensaremos más en la boda.

“He sido de la comunidad tanto nacional como internacionalmente y por eso para mí casarme es un paso gigantesco y seremos parte de la historia. Con amor todo se puede”, concluyó Andrey.

La pareja dice que si en algún momento la ley les da la oportunidad de adoptar un hijo lo harán para darle todo el amor del mundo. Actualmente tienen cuatro perros y dos caballos que los consideran como hijos.