Silvia Núñez.27 mayo
Jorge tiene una forma muy particular y única de vestir. Foto: Jorge Castillo
Jorge tiene una forma muy particular y única de vestir. Foto: Jorge Castillo

El argentino Jorge Saggal tiene más de seis años de vivir en Costa Rica y desde que llegó llama la atención de cualquiera por su forma de vestir.

A él lo conocen como "el loco de los trajes” porque siempre acostumbra andar bien vestido, pero con la particularidad de que usa telas bastante llamativas para sus sacos y pantalones.

Actualmente tiene más de 170 trajes diseñados por él, pero confeccionados dos sastres ticos, quienes casi que le hacen uno para cada día pues no le gusta repetir ropa.

Saggal es el dueño del restaurante El tenedor argentino y hace un año abrió el local El abasto centro gastronómico, ambos quedan sobre avenida Segunda, allí pasa metido por lo que los transeúntes no paran de sorprenderse cada vez que lo ven vestido de esa forma.

Para las actividades más formales suele vestir de corbatín y zapatos de vestir. Foto: Jorge Castillo
Para las actividades más formales suele vestir de corbatín y zapatos de vestir. Foto: Jorge Castillo
“La gente me dice que estoy loco, pero no me importa, me importa ser único”, Jorge Saggal.

En los dos grandes armarios que tiene en su condominio, guarda trajes inspirados en la Mujer maravilla, Bob esponja, Batman, Superman, el Hombre araña y cuanto superhéroe se le ocurra pues dice ser un gran fiebre de los cómics.

Sus trajes son de manga larga y corta, de solapa, de cuello más pequeño. Es decir, tiene de todos los estilos y colores.

En cada diseño se gasta unos cinco metros de tela, incluyendo moño, corbata y pañuelo. El costo varía, pero pueden llegar a trescientos mil colones.

“Mi hobby es el diseño de ropa. Ya tengo una marca de ropa para hombre con mi nombre, aunque el tico es un poco conservador a la hora de vestir, entonces ya estoy empezando a diseñar para mujeres”, dijo.

Toda la decoración de su restaurante es parte de su
Toda la decoración de su restaurante es parte de su "loquera". Foto: Jorge Castillo
Telas especiales

Hace 20 años Jorge vivió en Barcelona, España, y fue donde empezó a darle rienda suelta a su imaginación a la hora de vestir y, como dice ser un hombre al que no le importa el qué dirán, no cambió su forma de ser cuando se vino a Tiquicia, un país más conservador.

Según contó, las telas las va a comprar a Miami o Europa, aunque también le encanta irse a meter a tiendas de retazos en San José para conseguir diseños bien alocados.

“No me inspira nada (a la hora de diseñar), lo que se me ocurra lo hago. En estos momentos ando un traje hindú porque me gusta este tipo de cultura. Tengo un traje de árabe porque mi cultura es libanesa, el resto son trajes formales, pero con telas no tradicionales, nada de casimir formal. Me acabo de mandar hacer uno de historietas, de Mafalda, de la Pantera Rosa, todos esos me encantan”, señaló.

A sus trajes de cómics y de dibujos animados les tiene los zapatos que le hacen juego. Cortesía
A sus trajes de cómics y de dibujos animados les tiene los zapatos que le hacen juego. Cortesía

Además de su colección de trajes, tiene gran cantidad de zapatos, sandalias y tenis de todos los colores y dibujos que le hacen juego con la ropa.

“El haber vivido tanto tiempo en Inglaterra me enseñó a abrir mi cabeza y ver que la gente se viste como realmente quiere, como realmente se siente cómoda. Yo me visto como me siento, cómodo y con diseños míos, que nadie más tiene”, dijo.

El abasto está al costado sur del teatro Nacional por lo que todos los transeúntes que pasan por ahí se quedan extrañados al verlo vestido así. Archivo
El abasto está al costado sur del teatro Nacional por lo que todos los transeúntes que pasan por ahí se quedan extrañados al verlo vestido así. Archivo
“Hay muchísima gente que tiene mucha creatividad en este país y tiene que salir a mostrarla. Animo a todos a que saquen esa creatividad”, Jorge Saggal

El argentino es tan rígido con su forma de vestir, que se cambia la ropa de dos a tres veces al día, según el lugar que visite.

Centro de arte y del buen comer

Jorge no es chef profesional, pero le gusta el buen comer, por eso en el 2012 se le ocurrió venirse a Costa Rica a enseñarle a los ticos lo buena que es la comida argentina.

Él se la pasa metido en sus dos restaurantes y ha asistido a programas como Giros, de canal 6, para hablar de su gastronomía.

Saggal no es chef profesional, pero dice es un amante de la buena comida. Foto: Jorge Castillo
Saggal no es chef profesional, pero dice es un amante de la buena comida. Foto: Jorge Castillo

Este mes se le ocurrió convertir El abasto no solo es un lugar de comida sino en un centro cultural.

De jueves a domingo los visitantes se pueden encontrar desde un pintor mostrando su arte, un espectáculo de tango, hasta un comediante haciendo stand up comedy o bien a un artista nacional en escena.

“Empezó siendo un mercadito y la gente lo confundía con un mercado de artesanías, entonces decidimos cambiarle el nombre y agregarle el bar y restaurante, donde hay espectáculos y distintos tipos de comidas como italiana, española, argentina, mexicana, tica”, explicó.

Hasta de Star Wars se está haciendo una colección. Instagram
Hasta de Star Wars se está haciendo una colección. Instagram

En el local tiene cualquier cantidad de objetos antiguos como teléfonos de disco, canfineras, ollas viejas y todo fue decorado a su gusto. Las paredes están pintadas con dibujos muy llamativos y tiene el concepto como de un circo.

Jorge asegura estar enamorado de Costa Rica, en especial de las playas, donde le gusta ir a practicar yoga, así como del buen trato de los ticos, quienes lo terminaron aceptando como es, “un loco de la moda”.

El argentino contó que ya hecho muy buenos amigos en el país y que de momento vive solo con su perro. Foto: Jorge Castillo
El argentino contó que ya hecho muy buenos amigos en el país y que de momento vive solo con su perro. Foto: Jorge Castillo