Erick Quirós.12 abril
Cristiana Nassar agradece de corazón el apoyo que le han brindado sus seguidores en este duro momento. Cortesía.
Cristiana Nassar agradece de corazón el apoyo que le han brindado sus seguidores en este duro momento. Cortesía.

Cristiana Nassar vive un duelo que no la deja aparecer en televisión, maquillarse y, a veces, ni siquiera pasar por alguna habitación de su casa.

La querida macha está sufriendo mucho la muerte de su esposo, Martín Nassar, con quien tenía 34 años de casada. Él falleció el 15 de febrero de este año.

A la muerte del amor de su vida se le juntó la enfermedad de su mamá. La señora estuvo internada en el hospital México cerca de un mes y según describe Cris, pudo salir adelante gracias a un milagro.

La ahora expresentadora es sincera y no teme abrir su corazón para decir lo que siente, lo que ha atravesado y lo que todavía le queda por vivir.

De momento no seguirá ni en Divas ni en el formato venidero, pero asegura que cuando esté lista, volverá con un proyecto distinto, pero siempre guardando la esencia que la caracteriza.

-¿Cómo está después de estos meses tan dolorosos para usted?

Creo que si no explico antes, sería difícil que me entiendan. Mi marido tiene mes y medio de haber muerto y mi mamá tenía un mes de estar internada en cuidados intensivos en el lado de ‘otorrino’ en el hospital México y ahorita lo que tengo es un gran agradecimiento con Dios porque me regresó a mi mamá, con el personal del hospital y con mi marido, que estoy segura de que estuvo ahí ayudando, fue un milagro que ella se salvara.

Agradezco a Dios, pero también a veces estoy destrozada, es un dolor tan intenso que ahora entiendo a mucha gente que lo ha vivido. He pasado el último mes en el hospital dejando a un lado mi dolor, lo que hago es llorar cuando voy o vengo, pero ahí (en el hospi) trato de no hacerlo, me pregunto cuándo va a terminar esta racha.

-¿Cómo ha hecho para afrontar estos duros momentos?

Yo creo que Dios esculpe las almas en estos momentos, yo soy otra persona hoy, lo que estaba era lijando y haciéndome más fuerte, doblegando el orgullo que tenía. Voy a estar en Íntimo con Douglas y quiero explicarle a la gente todo lo que he vivido en el hospital, no puede ser que exista tanta bondad entre el cuerpo médico y pacientes y a veces no nos enteramos.

Vea lo que es Dios, imagínese que mi marido dedicó 40 años de su vida a salvar gente, en el mismo cuarto donde estaba mi mamá, a ella le hicieron una traqueotomía de emergencia y yo entendía muy bien lo que estaba pasando porque toda la vida escuché a mi marido hablar de eso. Yo sentía que estaba mi marido metido en eso, no tengo dudas.

La presentadora, Cristiana Nassar,se volvió a catrinear para ayudar a una amiga. Instagram.
La presentadora, Cristiana Nassar,se volvió a catrinear para ayudar a una amiga. Instagram.

-¿Cuál es el estado de salud de ella?

Está en recuperación, tuvo una infección gravísima y la operaron como doce veces, se le hizo un absceso (acumulación de pus) en un lugar que es mortal y seguro Dios no quiso que tuviéramos más dolor y nos la regresó, un día pasó el jefe de terapia respiratoria y le dijo que quería levantarse y caminar con él, la volvimos a ver extrañados y se levantó y se curó. Ahorita está un poco insegura, quité a mi papá de la cama y ahora estoy durmiendo con ella, esto nos unió porque no estábamos tan unidas.

-¿Cómo ha vivido esa racha con su hija?

Mi hija se ha portado como un roble, un día hicimos una pijamada de lágrimas, como le llamo yo, pero ella tiene la fortaleza del padre, esa sangre árabe la hace ser así. Yo le agradezco que esté fuerte y que haga su mundo porque yo necesito verla feliz, yo necesito llorar a solas y por dicha ella tiene la gran sabiduría de saber cuando llegar y abrazarme y cuando darme espacio.

Cristiana Nassar y su esposo tenían una conexión muy linda. Instagram.
Cristiana Nassar y su esposo tenían una conexión muy linda. Instagram.

-¿De qué falleció su marido?

Mi marido estaba muy deprimido porque la pasó una situación muy dura, hace dos años, sufrió un robo de parte de un familiar y eso le quebró el corazón porque era un caballero y le dio un infarto. Yo estaba con él desde los 18 años, no lo mostraba en fotos o en pantalla (en los programas que trabajó) porque lo protegía para que nadie lo viera, pero era el centro de mi vida. A mí me toca aprender que tal vez él ya no quería estar.

-¿Piensa en volver a trabajar?

A mí la gente me topa en la calle y me pregunta cuándo voy a trabajar y yo les digo que no puedo, yo tengo mi alma destruida, el centro de mi vida explotó y a veces no puedo ni respirar, ni reírme o ser feliz, es que él era tanto para mí. Yo tan loca y él era muy serio y formal, pero me amaba en mi imperfección, si nos veían juntos entendían por qué funcionábamos, éramos un gran complemento.

Tengo un mes y medio de no cocinar en mi cocina, no me maquillo, ya no me reconocen. Tengo unos trabajadores en mi casa porque los llevé para que pintaran y que eso se viera un poco diferente y después de unos días me dice uno, ‘¿verdad que usted no es Cristiana Nassar?’.

No aguanto llegar a mi casa y que él no esté, esperándome porque siempre estaba.

-¿Se ha puesto alguna fecha para volver a trabajar?

No sé cuándo va a acabar el luto, pero pienso que todo se juntó por una razón y es porque Martín no quiere que me quede tirada en una cama llorando, quiere que me levante como la guerrera que soy, ya cuidé a mi papá cuando tuvo cáncer y ahora me toca hacerlo con mi mamá, antes de echarme a morir.

Todos sufrimos por algo, tenemos necesidades o problemas, pero la fuerza está adentro, hay que salir adelante. Paso ocupada, es la forma en que puedo sostenerme, si no hago mil cosas, me vuelvo loca.

Cristiana Nassar dijo que Divas era como un regalo para su esposo. Foto de Jorge Castillo
Cristiana Nassar dijo que Divas era como un regalo para su esposo. Foto de Jorge Castillo

-Ahora que anunció que ya no seguirá en Divas, ¿qué piensa hacer?

Lo dije el viernes porque quería apoyar a unas mujeres emprendedoras y a la vez despedirme del público de Divas, que no tienen idea lo que me han apoyado. Yo necesito trabajar, en algún momento lo haré, pero todo a su tiempo, yo creo que necesito llorar muchos meses para sanar, si mi trabajo fuera diferente, yo lo podría hacer, pero esto no, pasaría deprimiendo a la gente, creo que las chicas que lo asumen lo van a hacer maravilloso.

Yo hice Divas para Martín, para que se riera sin parar, porque su felicidad era esa.

Siempre lo mencionaba mucho en el programa...

Sí, de hecho, mi último chiste fue genial porque para el Día de los Enamorados llevé a un impostor de Martín e hice creer a la gente que ese era él, llegaron las parejas de Vivi (Calderón) y Vicky (Fuentes) y mi marido desde la casa lloraba frente al tele de la risa, fue de los días en que más se rió en la vida, al final dije que era un impostor, pero mucha gente no lo vio.

-¿Lo ve como que fue una manera de despedirse?

Totalmente, entré a la casa y me hizo una cara de regaño y me dijo que llegué al límite porque fue genial, le encantó.

-Cuando pasó lo de la palabrota en tele, ¿cómo lo vivió él?

Él sabía que yo la iba a decir porque tenía claro que yo ya no quería trabajar más en toros y no me iban a dejar irme así nada más, ese día se alistó una mesa con boquitas y se sentó, cuando dije eso se cayó de la cama, cuando llegué a la casa me felicitó y me dijo que a cuenta de qué las mujeres no podían decir malas palabras si todos los que estuvieron en la mesa dijeron peores, no dormimos porque él lloraba de la risa.

A la mañana siguiente se subió al ascensor del Hospital de Niños y dice que el ascensor brincaba de la gente riéndose cuando lo vieron, no le dijeron nada, pero apenas salió de ahí, la gente se estalló. Él amaba esa parte mía tan loca.

-¿Qué piensa de lo que viene en Divas?

Me alegra mucho que lleven a Verónica, a mí ella me encanta y siempre le dije a Douglas que la llevara, yo no volví a ver el programa porque cuando salgo de un programa no vuelvo a verlo, como para cerrar el ciclo. Pero sí hablo con todas las chicas, todas han estado muy pendientes de mí.