Agencia AP.30 junio
Según la demanda, Maluma no cantó pero se dejó buena plata. Archivo
Según la demanda, Maluma no cantó pero se dejó buena plata. Archivo

Un empresario británico demandó al cantante colombiano Maluma en un tribunal de Miami, Estados Unidos, por haber incumplido un contrato de medio millón de dólares (unos 290 millones de colones) que estipulaba que cantaría en su boda.

La demanda, presentada por el empresario Richard Caring, el 23 de junio, acusa también al artista y a sus representantes de haberse enriquecido injustamente y de cometer fraude.

El empresario busca una indemnización de al menos 450.000 dólares más intereses y otros gastos, y un juicio con jurado.

El abogado del colombiano, Richard Wolfe, dijo que se trata de acusaciones falsas y que pedirá que el caso sea trasladado a los tribunales federales.

Según la demanda de Caring, quien reside en Londres y es el propietario de los exclusivos clubes Soho House, el cantante firmó un contrato de 500.000 dólares para actuar el 7 de noviembre del 2019 en su boda en República Dominicana. El contrato estipulaba que debía pagarle al cantante y a su equipo cinco pasajes en primera clase, 32 pasajes en clase turista y un avión privado para la estrella, además de hospedaje en un hotel cinco estrellas, entre otros beneficios.

En mayo del 2019, Caring le habría pagado a Maluma y a su equipo 250.000 dólares por adelantado, según lo estipulado por el contrato, pero en agosto el empresario le notificó que iba a posponer la boda para junio de 2020 y que sería en Roma.

Maluma habría firmado un nuevo contrato tras lo cual el empresario pagó otros 125.000 dólares adicionales. Pero días después los representantes del artista notificaron a Caring que no le permitirían actuar a menos que le pagara el doble, es decir, un millón de dólares, porque la fecha de la boda interfería con su gira por Europa.

De acuerdo con los documentos judiciales, Maluma no actuó y tampoco devolvió los 375.000 dólares que le pagaron por anticipado.