Erick Quirós.30 junio
El Monstruo despertó y dejó muchas secuelas. Fotografía José Cordero
El Monstruo despertó y dejó muchas secuelas. Fotografía José Cordero

El diputado Roberto Thompson y la periodista de Monumental Febe Cruz son dos de las personas más afectadas por las réplicas que dejó la final nacional entre morados y manudos, aunque sus historias son bastante diferentes.

En el caso del legislador, él murió con las botas puestas y hasta el último segundo creyó que su querida Liga podría remontar el marcador de 2-0 que Saprissa le había clavado a su equipo en el partido de ida en el Morera Soto.

Él tenía la fe de que los muchachos dirigidos por Andrés Carevic alargaran la serie a una gran final y así no tener que ponerse una camisa de Saprissa talla 14, tal y como lo apostó con el actor Boris Sosa.

Para el diputado la congoja era doble, pues el que es fiebre del fútbol sabe que una de las mayores humillaciones que existen es tener que usar una chema del archirrival y, además, él es talla XL y la camisa de la apuesta es de niño, es decir, se verá como un embutido.

“Amaneciendo muy temprano y desde ya en disposición de recibir bullying, memes, videos, saludos, abrazos virtuales y hasta camisas talla 14, de mis amigos saprissistas. ¡Diay sí, merecidos! ¡Vamos para adelante y aún sufrido! Buen día. A ponerle ganas”, escribió en su Twitter este martes.

El diputado sufre con la congoja de quedar como embutido. Montaje LT.
El diputado sufre con la congoja de quedar como embutido. Montaje LT.

El político ha sido víctima de muchas bromas por parte de los aficionados morados en las últimas horas, incluida la exministra de Salud María Luisa Ávila, quien desde ahora espera ver la foto del ombligo de Thompson.

“Quiero copia de esos cuadritos rodeando el ombligo”, le puso la doc.

Intentamos hablar con el diputado, pero seguramente su apretada agenda o el luto por la caída del León no lo dejaron contestarnos.

“Confío en que @BorisAlonso77 se apiade de mí y compre mañana una camisa XL. Eso de mostrar el ombligo no luce bien”, dijo don Roberto en la misma red social al finalizar el partido del lunes 29.

“Confío en que Boris se apiade de mí y me compre una camisa XL”, Roberto Thompson, diputado.

El que sí nos confirmó que la apuesta sigue en pie y más firme que nunca fue Boris, quien señaló que ya tiene varias ideas para que la foto del diputado con chema de la S se haga una realidad lo más pronto posible.

“Están sobrando manos amigas para que don Roberto cumpla la apuesta, por medio de Cristian Garnier, esposo de la diputada Karine Niño, quien es muy amigo mío, se la vamos a hacer llegar. Él lo hace de una manera desinteresada, no es que quiera ver a Thompson haciendo el ridículo, pero sí para que la apuesta se lleve a cabo”, comentó Sosa, quien está feliz de la vida con el campeonato.

“La idea es que se haga esta semana, obviamente él tiene una agenda apretada, pero tiene disposición, mientras que no le pase lo que al dedo de Michael Barrantes cuando se la ponga, yo voy a estar tranquilo”, dijo.

El actor de las películas de Maikol Yordan e Italia 90, aseguró que aunque el diputado pida clemencia para cambiar un poquito la apuesta, el acuerdo seguirá igual a lo decidido hace unos días.

“Por ahí anda el rumor que don Roberto está pidiendo piedad y que le consigan una camisa XL, pero no tengo de dónde sacarla, vamos a ver qué sucede, por lo menos lo veo con disposición y buena voluntad de que cumplir y por dicha esto ha servido para vacilar en estos momentos tan complicados, ha sido un gran contendiente y creo que vamos a hacer más apuestas en el futuro”, agregó Boris.

Febe es muy morada, pero critica con su equipo. Cortesía
Febe es muy morada, pero critica con su equipo. Cortesía
A tatuarse

Por su parte, la periodista Febe Cruz más bien está feliz de la vida con la 35, pues es moradísima, pero sí ha recibido muchos comentarios para que se tatúe un monstruo en la frente como prometió también en Twitter.

Cruz escribió hace unos días que si Saprissa llegaba a ser campeón con esa defensa, se marcaría la cara de por vida.

Ahora dice que fue una broma, pero que no descarta hacerse un diseño del Monstruo en alguna parte de su cuerpo.

“Fue vacilando, como parte de unas bromas que hacemos en el noticiero que es como psicología inversa. Yo estaba estresada por lo que había visto en la defensa y por eso lo puse, con la fe de que pudiéramos mejorar, algo que al final sí pasó”, comentó.

A pesar de que no tiene tatuajes, la alegría por el título la podría llevar al primero.

“Sí, no lo descarto, me parece buena idea hacerme algo, obviamente que lejos de la cara, ya hasta me lo advirtieron en el trabajo, pero sí para hacer honor al equipo”, explicó.

La joven comunicadora cuenta que si no estuviera la pandemia, ella hubiera sido una de las primeras en decir presente en el estadio para apoyar a los morados.

“Soy socia y siempre estoy ahí, me hubiera vuelta loca, aunque sabía que tenía que trabajar temprano hoy (martes), hasta en la fuente de la Hispanidad hubiera terminado”, añadió.