Farándula

Drako, un pastor alemán tico, fue campeón en la “Copa América” de esa raza

El hermoso cachorro pelo largo, de tan solo 18 meses, dejó con la boca abierta a los organizadores del prestigioso concurso

Un pastor alemán tico y su dueño, el piloto herediano Diego Fernández, dejaron en alto el nombre del país en un campeonato internacional de esta raza de perros.

Se trata de Drako, un hermoso cachorro de pelo largo de tan solo 18 meses, que dejó con la boca abierta a los organizadores del concurso Coapa (Confederación americana de pastor alemán), el más prestigioso de América, debido a su obediencia, porte y disciplina.

La actividad se realizó el pasado fin de semana en la ciudad de Tejo, en Bogotá, Colombia, y es algo así como si fuera la “Copa América” de fútbol, pues participaron ejemplares de varios países del continente, entre ellos México, Guatemala, Colombia, Chile, Brasil, Argentina, Ecuador y Venezuela.

Además, llevaron perros de España, Alemania, Francia e Italia, aunque estos no son premiados por no haber nacido en este lado del planeta.

Costa Rica fue representada por siete ejemplares en diferentes categorías y el único que se dejó el primer puesto fue Mentos Tierra del Norte, que es el nombre del pedigree de Drako, antes de que sus dueños se lo cambiaran por uno más cortito. Ganó la categoría de machos pelo largo de 18 a 24 meses.

Los perros tuvieron que hacer varias pruebas, para comprobar su talento y caché, una de ellas es que los meten a una especie de ring y los ponen a caminar junto con un “presentador”, llamado Boris Arévalo, que es un experto en esta raza y que los anda durante varios minutos con una correa. Los jueces califican el caminado, la angulación, la reacción ante diferentes circunstancias, entre otro montón detalles.

“Una vez que entra al ring le revisan de todo, desde los dientes, hasta los testículos. También lo miden, debe medir 65 centímetros. Tiene que estar todo completo porque si fallan en algo, de una vez son descalificados”, dijo el orgulloso dueño.

Algo que se toma mucho en cuenta es el árbol genealógico, en el caso de Drako, nació en Costa Rica, pero sus padres son de Polonia y sus abuelos de Alemania, de ahí viene el gran porte que tiene.

Según cuenta Diego, vecino de Santo Tomás de Santo Domingo de Heredia, la participación de su peludito fue resaltada por muchas personas, debido a que era apenas su primera competencia y es la mascota de su dueño, a diferencia de muchos de los que llegan, que son criadores y se dedican a sacarle platica a sus ejemplares.

En el caso del tico, todos los gastos corrieron en su cuenta y lo llevó porque varias personas que conocen del tema le dijeron que tenía pinta de campeón.

Pa’ ir a conocer.
El próximo 4 y 5 de diciembre, de 9 a.m. a 5 p.m., se realizará el evento más importante del año de pastores alemanes en el país. Será en el estadio Quincho Barquero, de Paraíso, y participarán 146 perros.

“Al perro lo llevé como equipaje y se portó bastante bien. Claro, cuando se lo llevaron yo me sentía supermal porque él es muy apegado a mí, de ida sí se estresó y se deshidrató un poco, pero hasta ahí, hubo algunos que participaron que hasta perdieron pelo del estrés”, agregó.

A Drako no le hicieron prueba de covid, solamente tuvo que presentar carné de vacunas al día y tramitar los permisos.

Unos 1.500 dólares (unos 960 mil colones) puede costar un cachorro de este tipo, aunque el precio aumenta dependiendo el linaje.

De la familia.

A pesar de que apenas tiene año y medio con él, Diego considera a Drako como un integrante más de la familia, su amor por el perro crece cada día más y los que los conocen saben que son inseparables.

Lo adquirió en el criadero Tierras del norte, en Chachagua, y una vez que lo vio supo que ese era el suyo.

“Yo andaba buscando un perro negro tirando a rojizo, quería un perro tranquilo, sociable, pero que cuidara, mi esposa me sugirió que un pastor”.

El herediano lo lleva a entrenar al menos dos veces por semana a diferentes criaderos y dice que gracias a su buena presencia y características, en alguna ocasión le hicieron el feo, pues lo veían como competencia para los que sí nacieron en ese lugar.

Sin embargo, son más las veces que lo reciben con las manos abiertas al ver que Drako es muy amigable con todos.

Recordó una vez que la señora que lo entrena le pidió que si se lo podía prestar para llevarlo a Buen Día y dejó enamorados a los presentadores Randall Salazar y Thais Alfaro.

“En Buen Día, Thais pidió que lo llevaran cuando estuviera grande porque les gustó mucho, ella dijo que tenía uno y por eso le encantó, y a Randall también, que fue el que lo tuvo”, contó con orgullo.

Como es de esperarse, a Diego no le pasa ni por le mente vender a su perro, a pesar de que ahora vale mucho más de lo que le costó, ya que sabe que la es parte de la familia.

Eso sí, está haciendo todos los trámites para que se le pueda sacar camada y mantener el pedigree rosado, que es uno de los más altos que existen de esta raza.