Erick Quirós.20 agosto, 2020
Los artistas nacionales tienen pocos medios para mostrarse y darse valor. Cortesía.
Los artistas nacionales tienen pocos medios para mostrarse y darse valor. Cortesía.

Aunque poca gente lo sabe, este 20 de agosto se celebra el Día del Artista Nacional, el cual fue decretado por el gobierno en el año 2000.

Pero por el tema de la pandemia y las restricciones sanitarias para frenar el avance del coronavirus, quizá esta sea la celebración más triste de los últimos años, aunque no anda muy lejos de las anteriores.

La poca unión entre artistas, la escasez de lugares donde mostrar su talento, el poquísimo apoyo de las emisoras y otros medios de comunicación, sumado a la dura economía que se vive en el país, dan como resultado una sensación de abandono en el gremio.

Recordemos que el campo artístico fue de las primeras ramas que se vieron golpeadas por la pandemia, porque cerraron los lugares donde tocaban o daban sus espectáculos, por lo que de no ser por algunos cinquitos que pellizcan en presentaciones en redes sociales, sus ingresos serían nulos.

Incluso, algunos han tenido que dejar la música, el teatro y otros campos artísticos para dedicarse a vender lo que sea u a otras labores.

Las ventas de ropa, manualidades y comidas como ceviches, postres, queques, así como la entrega de alimentos, se han vuelto el medio perfecto de muchos para sobrevivir. Aunque como es bien sabido, no hay cama pa’ tanta gente.

Jecsinior dice que a los artistas no los valoran por su talento sino por su exposición en tele. Facebook
Jecsinior dice que a los artistas no los valoran por su talento sino por su exposición en tele. Facebook

“Se hacen esfuerzos por salir adelante y hasta celebrar (el Día del Artista). Se hace una fiesta en el bingo Multicolor (en tiempos normales) que es más abierta a cualquiera. Eso sí, tampoco es un fiestón donde llegaban todos los artistas del país”, comentó el cantante Jecsinior Jara.

Para el oriundo de Tilarán, esta fecha es un reflejo de la poca organización que se tiene en el medio artístico.

“Cuesta mucho unirnos porque cada uno jala para su saco y va haciéndose de sus propios grupos. Por eso no hay un gremio fuerte que nos haya podido ayudar durante la pandemia y que haya creado alguna propuesta buena para poder volver a trabajar”, dijo.

El intérprete de Pepe, Doña Juana y El Machete, aseguró que a los cantantes cada vez les cuesta más sonar en radio y eso los golpea muchísimo.

“En radio, solo Omega y Centro están con música nacional, La Mejor dejó de hacerlo ‘por una decisión de la gerencia’, en La Caliente toda la música es de México y eso hace que la cuesta sea más dura y empinada. En vez de buscarnos, más bien nos cierran las puertas”, contó Jara.

El guanacasteco siente que muchas veces la gente no valora al artista por lo que haga sino por las veces que salga en tele.

“La necesidad más grande que hay es la falta de apoyo, porque todo está al revés, aquí tiene más alcance el modelo, el periodista o el presentador, porque aquí todo se maneja por su aparición en televisión, con la radio no es suficiente.

“Nosotros podemos llenar un salón de baile, pero llega una Elena Umaña a un lugar y una Montserrat Del Castillo, y le aseguro que la gente se vuelve loca por Montse aunque Elena tenga más experiencia”, comentó Jecsinior.

Will se mantiene en la música por pasión, no por plata. Cortesía.
Will se mantiene en la música por pasión, no por plata. Cortesía.
No hay manera

Otro que lleva años pulseándola y siente que el Día del Artista sirve de poco, es el cantante Will Matamoros, quien ha sido parte de varias agrupaciones nacionales como Ruta 27, La Solución y Son Mayor.

“Creo que por lo menos un 90 por ciento de quienes nos dedicamos al arte nos sentimos más abandonados que nunca por parte de las autoridades y hasta de nosotros mismos, porque ACAM (Asociación de Compositores y Autores Musicales de Costa Rica) tampoco ayuda y menos el Ministerio de Cultura, creo que no hay mucho qué celebrar”, dijo el porteño.

Will sabe que todo lo que es arte y entretenimiento será lo últimos en volver a la normalidad y que probablemente la gente que los contrate se va a aprovechar de eso.

“Para las autoridades no es algo de primera necesidad y no se dan cuenta que de esto vivimos muchísimas familias. La gente también nos trata como vagos o borrachos, no saben que esto es un trabajo y con esto alimentamos a nuestros hijos”, agregó Will.

Ambos artistas coincidieron en la necesidad de unirse y dijeron que si algún jovencito les pidiera consejo para ver si entra o no al mundo artístico, lo primero que le dirían es que tenga otra carrera porque en este medio nadie se salva de pasar congojas... al menos en Tiquicia.