Farándula

El Tigre Tony y su esposa se contagiaron de covid-19 y la pasaron muy mal

A la pareja, además de los síntomas del virus, les dio infección en los riñones

El locutor y presentador Antonio Bertarioni Montes, más conocido como el Tigre Tony, se contagió de covid-19 y la pasó realmente mal porque el virus, incluso, le afectó los riñones.

La esposa del Tigre, la promotora de artistas Alejandra Gusti, fue la primera en sentir los síntomas de esta enfermedad a inicios de mayo y ella contagió a la voz de la emisora Planet 107.5 F.M.

El famoso locutor contó en su cuenta de Instagram que lo más duro fue pasarla solos en su casa y con la incertidumbre de lo que podría pasar.

“Fue muy duro, fue un mes en el que la pasamos muy mal y prácticamente fueron tres semanas con calenturas, nos complicamos, hubo un día en el que la Tigrita (su esposa) se preocupó mucho”, dijo en un video que compartió junto a su pareja.

Alejandra explicó que ella probablemente se enfermó por un descuido trabajando y que lo más doloroso fue haber contagiado a su esposito. Además, dijo que si no hubiera sido por la ayuda de una doctora amiga, quien los pasaba controlando por teléfono, quizá ambos hubieran parado en el hospital muy graves.

“Es muy complicado vivir esta enfermedad, porque nos toca aislarnos y vivirla solos, no nos podemos imaginar lo que vive la gente en los hospitales, lo duro que debe de ser. Cuando yo enfermé fue la semana que se disparó esto (el 2 de mayo)”, dijo la esposa.

Cuadro de infección

Ambos contaron que se sentían tan mal por las calenturas y el dolor de cuerpo, que llegaron a tomarse 19 pastillas al día (que les recomendó la doctora). Y como si eso fuera poco, el virus les provocó una infección en los riñones.

“Tuvimos que tomar antibióticos por cinco días porque tuvimos infección, el covid nos provocó a ambos infección de riñones, y eso fue lo que más nos complicó, que nos atacó uno de nuestros órganos. Al día de hoy yo no tengo gusto y no tengo olfato, tengo dolores de cabeza diarios y me agito con facilidad”, explicó Alejandra.

Aseguran que gracias a que siguieron al pie de la letra las recomendaciones de la doctora Nazareth Cubero, es que están contando el cuento.

A cuidarse más

Tanto el expresentador de La Roncha como su esposa siguen experimentando secuelas del virus, pero ya se sienten un poco mejor.

Ellos decidieron hacer pública su situación de salud para que la gente entienda que a cualquiera le puede dar y que lo mejor es mantener la distancia y cuidarse el doble.

“Cuídense mucho, que sus familias no se enfermen y que no vivan lo que nosotros vivimos. En ese lapso de un mes que estuvimos desconectados de las redes sociales, perdimos a tres amigos muy queridos y nos dolió en el alma (entre ellos al padre Emilio Montes de Oca)“, mencionaron.

Ambos también dijeron que no habían contado antes lo vivido porque no tenían fuerza para tomar el celular, ni para ver televisión, pues por los medicamentos y la calentura solo les provocaba ganas de dormir.

Además, dijeron que esta dura prueba los hizo unirse más como pareja y que todavía tienen que hacer otros exámenes para descartar alguna complicación que les pudo haber quedado en los pulmones.

Silvia Núñez

Periodista de Espectáculos y Sucesos. Bachiller en periodismo de la Universidad Central desde el 2004. Labora en el Grupo Nación desde el 2013.