Farándula

En redes sociales olvidan que Juanis es un niño y le tiran con todo

Padre del participante de Nace una estrella comenta cómo vive la familia esta situación

El odio en redes sociales no distingue género, profesión ni edad ya que ni siquiera los niños están exentos de los comentarios crueles que hacen muchas personas, la mayoría adultos.

Este el caso del pequeño Juanis, participante de Nace una estrella, quien en los últimos días ha sido víctima de un montón de críticas bastante rudas por parte de los seguidores del programa del 7.

Basta con meterse al perfil del espacio de Teletica en Facebook para darse cuenta de que la gente no entiende que se están refiriendo a un niño de 11 años y, además, que el show no solo considera el talento a la hora de cantar, sino también el carisma y el desempeño sobre el escenario.

A Juanis le tiran muchísimo porque consideran que no tiene el mismo nivel de canto que los otros dos niños que quedan en el programa: Sarita Barboza y Ariel Darío.

Don Juan Diego Sanabria, papá de Juanis, le contó a La Teja cómo vive la familia esta situación y cómo hace para evitar que afecte al pequeño.

-¿Cómo considera la participación de Juanis en el programa?

Nosotros estamos muy contentos y maravillados porque él está viviendo un sueño. En la familia hay varios que cantan, Juanis tiene siete hermanos y todos lo apoyan muchísimo, todos han trabajado para que él siga adelante en el programa, porque sabemos que es lo que le gusta.

-¿Cómo inició él en el canto?

En la familia hay varios que cantan, como mi esposa, que canta lindísimo, ha sido como una cadena, es algo natural, incluso una hermana, Keylin Sanabria, ya tiene 17 canciones escritas y un video, entonces Juanis ha ido absorbiendo todo y se le han ido abriendo puertas y ahora con lo de Teletica más, aunque siempre hay gente que no le gusta.

-En redes sociales se ven críticas contra todo mundo, incluido su hijo, ¿cómo manejan ustedes esa parte?

Tratamos de fijarnos más en la gente que une que en la que no, de hecho él ha visto los comentarios en su contra y nosotros le decimos que esas personas no tienen a Dios en su corazón y entonces no nos tiene que afectar.

-Cualquier otro papá se asustaría y se lo llevaría corriendo...

Sí, exacto, pero vea, para muestra un botón, la canción que él interpretó es de él y habla sobre el bullying y dice sobre la reacción que él tuvo, dice que se puso triste y enfurecido, pero que es tan importante que sigue adelante. Entonces yo digo que lo mejor es fijarse en eso que en el derrotismo que pueda transmitir otra gente.

-El mensaje es claro, enfocarse en lo bueno y no en lo malo...

Sí, así hacemos, de hecho vieras qué bonito pasaje tuvimos un día en la escuela en San Carlos, lo llevamos para que fuera a saludar a todos y se puso a cantar, todos los chiquillos estaban felices y un compañerito le dijo que no dejara que nadie lo eliminara y todo eso lo motiva, ahorita él nada lo arruga, se siente invencible porque está viviendo un sueño.

-¿Cree que es bueno que se dé cuenta sobre las críticas?

Vea, por ejemplo, los jueces que le han dicho cosas muy directas, la otra vez fue Ricardo Padilla, que fue un poco más conchillo, pero eso lo aceptamos, ahorita él está metido en eso y es bueno que le digan las verdades en la cara, incluso siendo niño, eso lo va haciendo más fuerte, ha surtido efecto porque va madurando. Vieras que ya se nos han acercado talentos de aquí y del extranjero para que haga proyectos con ellos.

-¿Le dice que no se meta mucho a redes?

Sí, meterse a redes no es el deporte de él, pero sí ha visto, pero yo veo que él más bien se enfoca en atender a personas con capacidades especiales, que en lo malo.

-¿Qué tanto cree que ha crecido desde que entró al programa?

Desde que fue por primera vez a un festival de las artes a ahora ha cambiado mucho, antes se sentía muy nervioso y ansioso, pero ahora hace lo que le pidan, se desenvuelve muy bien y se ve que es capaz de hacer todo lo que le pidan.

-¿Cómo ha sido el papel de ustedes en el concurso?

De andar para allá y para acá, nosotros somos de San Carlos y yo he tenido que estar viajando con él, de hecho me he retrasado en unos asuntillos de trabajo, pero me comprenden. Mi esposa se fue para Santo Domingo de Heredia, para estar más cerca, pero la pandemia y los protocolos a veces lo complican más, sentimos como si estuviéramos en otro país, practicamos el abrazo grupal y eso nos alimenta ahora que estamos separados.

Ir a su ritmo

Consultamos a la psicóloga María Ester Flores y nos comentó que lo mejor es preguntarle a los pequeños qué sienten después de ver las redes sociales y después de eso tomar decisiones.

“Cuando los niños se enfrentan a bullying lo más lógico es alejarlos de eso y los padres motivarlos y recordarles a los pequeños lo que son. En este caso, lo mejor es ir al ritmo del niño, preguntarle cómo se siente y decirle los riesgos, para seguir adelante juntos y hacer oídos sordos, si no lo soporta más, lo mejor es sacarlo”, aseguró.