Erick Quirós.31 agosto, 2019
El periodista ve al programa como un hijo más. Foto: Rafael Pacheco
El periodista ve al programa como un hijo más. Foto: Rafael Pacheco

Quizás para muchos resulte común y hasta lógico que cuando la Sele juega en casa, los ticos vayamos al estadio totalmente vestidos de rojo para que el apoyo hacia el equipo nacional sea completo.

Sin embargo, tal vez nunca se haya preguntado desde cuándo existe esa costumbre que tanto identifica a los afición tica.

La respuesta la tiene el periodista y comentarista deportivo Everardo Herrera Soto, quien este 1° de setiembre cumple 30 años de haber salido al aire con su programa Al pie del deporte, hoy en radio Actual (107.1 FM).

Everardo atribuye esa costumbre a una idea que tuvo allá por el año 1996, en la que instó por medio de los micrófonos del espacio radial a que a la Selección hay que verla de rojo.

“Para la eliminatoria de Francia 98 tomamos la decisión de hacer la campaña Rojos de corazón, con el fin de convencer a los aficionados a que usáramos el color rojo para identificarnos, como hacían las demás selecciones, porque antes de eso la gente solía ir al estadio con camisetas de cualquier color”.

“Yo ya había ido a mundiales y veía, por ejemplo, a los brasileños de amarillo, a los argentinos de albiceleste y así con los demás equipos, por eso quisimos que se hiciera y resultó, para mí es el logro más importante que ha tenido el programa en estos 30 años”, afirmó Herrera.

El periodista cuenta que a partir del 98 y ya un poco más asentado para la eliminatoria de Corea y Japón 2002, se notaba el cambio que lograron en la mentalidad de la afición y así nació la marea roja tica.

También recuerda épocas muy duras del fútbol nacional como cuando en el año 1993 hicieron, con gran éxito, una recolecta de víveres para los seleccionados, quienes en aquel momento no tenían qué comer, algo que lo llena de gran satisfacción.

Sueño de niño

De igual manera se le infla el pecho al saber que el programa se ha mantenido por tantos años en el gusto del fiebre del fútbol.

Everardo está bien acuerpado en su programa. Foto: Rafael Pacheco
Everardo está bien acuerpado en su programa. Foto: Rafael Pacheco

“Yo desde la infancia quería algo propio y con el apoyo de don Javier Rojas logré sacar El mundo del balón, luego del Mundial del 86, que se transmitía una o dos veces a la semana, pero yo quería algo nacional, por eso unos años más tarde empecé con Al pie del deporte en radio Sensación, que era un frecuencia en AM, la cual para entonces ya se estaba quedando rezagada”, contó.

El espacio no duró ni un mes antes de pasarse a FM donde encontró su nicho definitivo, pasando por diferentes emisoras como Monumental, Sinaí, Columbia y ahora en Actual.

El programa se transmite en dos emisiones diarias, una al mediodía y otra a las 6 p.m. La primera es un poco más informativa y de entrevistas y la segunda es más de opinión.

Bien acompañado.
A Everardo le echan una mano Gustavo López, Óscar Hernández, Luis Siles, Juan José Ugalde, José Pablo Segura, José Alexis Quesada, Alex Cordero y Nicole Jiménez.
Amigo de la tecnología

A pesar de ser un periodista de la vieja escuela, Everardo, de 57 años, señala que nunca ha tenido problema con el asunto de la tecnología y que poco a poco tanto él como su programa se han ido actualizando.

“Antes era más complicado cuando había una línea telefónica caída o había que sacar una transmisión de lugares complejos y enviarla a Pérez Zeledón, pero fuimos resolviendo.

“Yo siempre me he llevado bien con la tecnología, me gusta y tengo amigos que saben, entonces, me he asesorado, pasé de hacer una entrevista en grabadora de casete a micrófonos completamente digitales que lo tienen todo”.

Everardo no se quedó botado en el tiempo. Archivo.
Everardo no se quedó botado en el tiempo. Archivo.

Herrera ve el programa como un hijo más, al que no puede abandonar en ningún momento, ni siquiera cuando está de vacaciones.

“Ya mi familia sabe porque mis hijos crecieron en este ambiente y mi esposa más bien me ayuda. En vacaciones yo no tengo problema de participar, hasta mi nieto de cuatro años (José Julián) ya llega y si me ve trabajando se queda calladito y me espera para ir a jugar después”, agregó.

Ahora que hay tantos espacios deportivos en radio, tele y redes sociales, Everardo dio bolados a quienes apenitas están comenzando.

“Hay que prepararse y especializarse en algún campo, sé que hay gente que maneja varias disciplinas, pero siempre hay que destacarse en alguna, yo veo a amigos como Steven Mora, en ciclismo o a Armando Calderón en motores, en mi caso fue el fútbol y gracias a eso he salido adelante, también hay que hacerlo con amor y con honradez”.