Farándula

Eugenia Fuscaldo sobre cierre de La Pensión: “Me ha dolido en paleta”

Doña Eu vive en Moravia, pasa sus días haciendo rehabilitación luego de haber sufrido un infarto en marzo de este año y cuenta que está en búsqueda de trabajo

A sus 68 años, doña Eugenia Fuscaldo se siente con la fuerza suficiente para seguir dándole vida a doña Tere por mucho tiempo más.

La experimentada actriz no oculta que le dolió muchísimo la decisión de Teletica, en mayo de este año, de sacar La Pensión del aire, tras 22 años, pero tiene la fe que el mismo u otro canal les den la opción de seguir entreteniendo al público tico.

Doña Euge vive en Moravia, pasa sus días haciendo rehabilitación luego de haber sufrido un infarto en marzo de este año y cuenta que está en búsqueda de trabajo, siente que todavía tiene mucha cuerda.

-¿Cómo ha estado después de la cancelación de La Pensión?

He estado ocupada, retomando el cuidado de mi salud porque en marzo tuve un infarto, que me salvaron la vida, gracias a Dios, no voy a parar de agradecerle a los profesionales de la clínica de Tibás y del hospital México. Me dijeron que a las seis semanas podía volver a trabajar, yo estaba toda feliz y apenas llevaba dos o tres programas de regreso y nos dijeron que canal 7 no había querido continuar, a pesar de tener tan buen rating y de que la relación con ellos era muy buena.

Ha sido muy difícil porque son 22 años que hemos estado todos los compañeros, unos que vienen y que van, pero somos 30 personas las que hacemos el programa con gran profesionalismo, conocimiento.

Al ser la única del elenco que tenía los 22 años, suponemos que duele aún más...

Me ha dolido en paleta y no solo por mí, sino porque sé cómo se ha trabajado y porque el público no pierde un segundo en demostrarnos el gran cariño, aunque yo ando con mascarilla me reconocen y me dicen que les hacemos mucha falta, que éramos parte del ritual de los viernes porque era un momento familiar muy lindo.

-¿Cómo era el ritual suyo para grabar?

A nosotros nos daban el guion jueves, lo iba a imprimir el viernes, lo leía y sábado y domingo lo estudiaba. Los lunes y martes grabábamos, a veces no me tocaban las 12 horas de grabación, pero tenía que andar jalando de todo, era un trabajo intenso, bonito, alegre y hasta acongojante porque a veces la dirección pedía algo y el cuerpo de uno no hacía caso, hasta que se lograba y todos quedábamos felices.

-¿Por qué duró tanto La Pensión?

Era como una familia que aunque no eran de sangre, se trataban como tal, se peleaban, se contentaban, estaba el bandido, el correcto, el choricero, doña Tere que era el árbitro, como en muchas casas, son personajes muy humanos y por eso la gente se identificaba tanto. Uno sabía que si la gente no lo veía un viernes, al siguiente se proponía no perdérselo.

-¿Sentían fuerza para seguir?

Yo sí, es más, yo estoy con la cartera lista por si me llaman, la botella de agua llena para hidratarme durante la grabación, estoy en todas, nada más que llamen y manden el guion porque estoy lista.

-¿Como grupo sienten lo mismo?

Yo creo que sí, el cariño que nos tenemos es grande no solo entre actores, sino técnicos, escritores, maquillistas, productores, que hemos dado la vida por esta serie. Yo no pierdo la esperanza de que regresemos y es porque la gente me sigue diciendo que les hacemos falta y yo encuentro que no fue una buena decisión habernos quitado.

-¿Siente que merecían haber escogido cuando terminar?

Yo digo que es el público y en este caso a ellos no les dieron ningún chance, a mí me duele mucho porque no es fácil lograr que una serie pegue 22 años. A mí lo que me pasa es que no entiendo esta decisión.

-Saliéndonos de La Pensión, ¿cuéntenos cómo pasa sus días?

Estoy fortaleciéndome, dos días a la semana tengo rehabilitación cardíaca que me la dan por medio de Zoom, al principio me costó porque me daba mucho cansancio, pero entendí que era un proceso y ya me siento mejor. Voy a caminar con mis perras y quiero retomar la natación otra vez, aprendí vieja y no quiero dejarla. Ahorita también estoy buscando trabajo, de hecho aprovecho y les pido que le abran las puertas a los viejitos que queremos y podemos seguir trabajando.

-¿Qué le gustaría?

Me gustaría algo en televisión, yo estoy dispuesta a probarme, si no sirvo, pues no sirvo, pero yo tengo mucha energía, pienso que en tele solo le dan chance a la gente joven y en la variedad está el gusto, hay que tener de todo. Creo que hay que quitarse esa costumbre de enterrarse antes de tiempo.

-¿Cómo le va con las redes sociales?

Tengo un muchacho que me ayuda y con el que estaba haciendo un plan, solo que lo detuvimos hasta que no me vacunaran, ya lo hicieron, pero después en la casa les dio covid, entonces hubo restricción y tuvimos que atrasarnos un poco, ha costado retomar, pero el plan está y la idea es estar más presente en redes sociales.