Por: Silvia Núñez.   13 noviembre
Yazmín contó que cuando se inyectó los glúteos hace 10 años había menos información que ahora y por eso confió en la dermatóloga. Instagram

La miss Costa Rica 1994, Yazmín Morales, dice estar viva de milagro, luego de descubrir 10 años después que le inyectaron biopolímeros en sus nalgas.

Esta peligrosa sustancia es la misma que le colocaron a la cantante mexicana Alejandra Guzmán y por la que le han operado los glúteos 20 veces.

La exmodelo se encuentra actualmente en Barranquilla, Colombia, pues hace una semana se sometió a una cirugía plástica para sacar toda la piel dañada de su cuerpo, así como, los restos de esta grave sustancia que le inyectaron en el 2009 sin saberlo.

Según explicó, en aquella ocasión acudió a una esteticista colombiana (de apellido García) por recomendación de una amiga del gimnasio. La extranjera le cobró 1.500 dólares por, supuestamente, inyectarle ácido hialurónico en sus nalgas, pero años después descubrió que la engañaron y que por poco se muere por su culpa.

La Teja conversó con ella vía telefónica, mientras se recupera de la operación que le practicaron el pasado 4 de noviembre y dijo estar más que arrepentida de no haberse operado con un médico calificado.

“Estoy más que agradecida con Dios por salir bien de esta operación hasta el momento porque es algo muy fuerte”, dijo voz de dolor.

Meses después del tratamiento estético la modelo presumió sus nuevas nalgas en la revista Soho siendo la sensación del momento. Cortesía
Primeros signos

Yazmín contó que no fue hasta tres años después de haberse realizado el tratamiento estético que empezó a sentir los primeros efectos dañinos que le estaban provocando los biopolímeros en su cuerpo.

Primero, le empezaron a salir unas pelotitas en los glúteos que con el tiempo pasaron de color rojizo a moradas.

“Me daba vergüenza hasta ponerme traje de baño por las pelotas que se me hacían, iba a que me echaran spray (se bronceaba) para cubrirlas. Me arrepiento mucho, pero es que en ese momento uno no sabía mucho, no había medios de información como ahora, ni redes sociales como para informarse.

"Ella (la esteticista) me dijo que era ácido hialurónico y que ya a los ocho años el cuerpo lo iba a ir desechando solo, no que me iba a dar todo esto”, contó Morales, quien en febrero de este año demandó al expresidente de la República Óscar Arias por supuesto abuso sexual.

A la exmiss Costa Rica dice haber quedado curada y que no se pondrá implantes, sus nalgas lucirán ahora al natural. Cortesía

Según relata, después de cambiar de color las pelotas se le fueron endureciendo como si fueran piedras. Además, empezó a sentir dolores de cintura, en la espalda y las piernas, pero creía que era producto de un mal movimiento en el gimnasio o bien que estaba jodida del nervio ciático.

“Todos los cuerpos reaccionan diferente. Sé de algunas mujeres que tienen el producto y aún no han sentido nada. Yo pensaba que como toda la vida he sido migrañosa, y yo me iba a inyectar cuando me daba migraña, que era que la medicina se encapsulaba y por eso se me hacían las pelotitas”, explicó.

Durante todos estos años, Yazmín se dedicó a tomar pastillas para el dolor sin tener la mínima idea que era que los biopolímeros le estaban matando la piel por dentro.

Ver más!
“Mi fin es que no haya más gente que caiga en la trampa porque siguen inyectándolo, pero con otro nombre”, Yazmín Morales
Costos elevados

Fue hasta hace tres meses que, la también Señora Mundo 2004, descubrió lo que realmente estaba pasado con su cuerpo.

¿Qué son los biopolímeros?
Los biopolímeros son productos no compatibles con el organismo que se inyectan en alguna parte del cuerpo con el fin de aumentar su tamaño. Son promocionados en el mercado y son muy atractivos por los bajos costos de tratamiento, sin embargo, algunos doctores los ofrecen como elementos inofensivos.

Una amiga dermatóloga, que conoció en un centro bíblico, la valoró y le recomendó que lo mejor era que la viera un médico cirujano porque las pelotas en sus glúteos estaban calientes y poniéndose cada vez más oscuras.

“Le pregunté a varias modelos del medio, que yo sé que se han hecho lo mismo, pero no me quisieron dar información, me dijeron que no querían hablar de eso, que ni les recordara ese evento. Yo solo quería saber si les estaba pasando lo mismo”, relató.

Morales contó que consultó a tres reconocidos doctores del país, entre ellos Mario Alvarenga, quien la mandó a hacerse una resonancia magnética y que fue por medio de este examen que descubrieron los biopolímeros en su cuerpo.

Yazmín viajó a inicios de noviembre sola a Colombia para iniciar con su proceso de sanación, como le llama ella. Cortesía

Aunque trató en un principio de operarse con Alvarenga, al final una amiga colombiana le recomendó a la doctora Ivonne Bernal, de Barranquilla, quien es experta extrayendo este producto del cuerpo.

Según explicó, al final le salía mucho más barato viajar hasta Colombia y hacerse la operación allá porque acá le estaban cobrando hasta el triple.

Para costearse los gastos Yazmín hasta tuvo que vender su carro, un Mitsubishi Montero, pues deberá quedarse mínimo un mes allá recuperándose.

4 doctores colombianos estuvieron en su operación que duró más de cinco horas
Sin poder denunciar

Por más que la exmodelo ha querido denunciar a la dermatóloga que le hizo esto, no ha podido, pues según supo, hace años se fue del país tras ser amenazada por unos sicarios.

Lo que más le preocupa a Yazmín es que muchas mujeres se llegaron a hacer el mismo procedimiento que ella por recomendación suya, por lo cual dice sentirse muy dolida porque no sabía a lo que las estaba exponiendo.

“En el 2010 hice la revista Soho y ella (la doctora García) ponía la revista en la recepción y me decía: ‘vieras como vienen las clientas a decirme que los quieren igualitos a los suyos’”, recordó.

Morales en febrero denunció al expresidente y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias por supuesto acoso sexual. Foto: Albert Marín

Además, durante todo este tiempo descubrió que no solo a la clínica que ella asistió, en Escazú, se dedica a hacer estos procedimientos sin autorización sino que hay otras que han maquillado el producto y ahora venden la idea que lo que inyectan es vitamina C o bioplasma.

“Nada, nada, absolutamente nada, puede hacer que se aumenten los glúteos, y eso lo sé hasta ahora que estoy pasando por esto. Sólo si le inyectan la misma grasa de tu propio cuerpo, que te la saquen de un lado y se la inyecten en los glúteos, o con implantes como los que colocan en los pechos, por eso no hay que dejarse engañar”, recalcó la exmodelo de 49 años.

Ver más!
“Ahora estoy pagando 7 veces más de lo que pagué por ponérmelos y no porque me sentía fea sino porque quería verme mejor”, Yazmín Morales
Grupo de ayuda

Al descubrir que son muchas las mujeres que han sido engañadas como ella, Yazmín optó en primera instancia por crear un grupo cerrado en Facebook y luego un grupo de WhatsApp, llamado “Ni una más con biopolímeros”, en el que da consejo y brinda ayuda a muchas que están pasando por lo mismo que ella.

Además, se ha dedicado, en su cuenta de Instagram, a contar el proceso que está viviendo en Colombia para prevenir que más mujeres caigan en la trampa de algunos médicos.

“A todas nos engañaron con lo mismo, que era ácido hialurónico. Conozco a una que ya no fue silicón lo que le metieron sino aceite y se lo puso en los glúteos y en los pechos hace 15 años y ahorita lo tiene migrado, tiene una pelota en el hombro y en el cuello. Ella me mandó un video y hasta lloré, yo no puedo creer que haya doctores así, ella tiene los glúteos negros, negros”, dijo.

De momento la exmiss Costa Rica no puede sentarse, ni cuando va al baño, y está pagando un centro postoperatorio, donde tiene una enfermera que la está curando a diario porque debe andar con una sonda mientras tanto.

A su regreso al país espera reunirse con expertos en medicina para crear una campaña y prevenir que más personas terminen siendo engañadas.