Erick Quirós.18 agosto, 2018
La muchacha tuvo que dejar su casa en Juan Viñas, pero el sacrificio ha valido la pena. Cortesía
La muchacha tuvo que dejar su casa en Juan Viñas, pero el sacrificio ha valido la pena. Cortesía

A sus recién cumplidos 23 años, Gloriana Casasola ya sabe lo que es dejar su hermosa tierra natal, separarse de la familia para vivir solita en un lugar no muy conocido y convertirse en una de las voces principales de uno de los noticieros con más trayectoria en el país, como lo es Noticias Columbia.

La macha, oriunda de Juan Viñas, lleva cerca de 10 meses siendo parte de la emisora como trabajadora de planta. Ingresó para hacer práctica profesional y a los pocos meses se dieron cuenta de su calidad y la ficharon.

Gloriana se describe como una persona tranquila, dedicada a su trabajo y a su perrito Lucky, un peludito que tiene su propia historia de vida, ya que fue rescatado por la periodista.

Casasola es la encargada de dar las noticias en la mañana y al mediodía, algo que lejos de darle miedo más bien la motiva a seguir creciendo cada día. Estudia periodismo y antes sacó cursos de locución y producción de radio.

Además del periodismo, ella es gran fiebre de los deportes, principalmente del baloncesto, incluso llegó a jugar en la primera división con el equipo de la Universidad Latina.

La macha es buena para el baloncesto, puede jugar de alera y de distribuidora. Cortesía.
La macha es buena para el baloncesto, puede jugar de alera y de distribuidora. Cortesía.

– ¿Cómo entró a Columbia?

Fue gracias a que el entonces director, Nielsen Buján, buscaba una locutora de noticias. Me dijeron, mandé una grabación y le gustó mucho, En eso se dio que yo necesitaba hacer la práctica profesional y la pude hacer, a los meses me contrataron y en el camino se fueron dando las cosas.

La verdad es que todo ha sido una bendición porque sin salir de la U ya sé que tengo trabajo en un medio, lo cual es complicado de encontrar. Le debo mucho a Nielsen y a don Henry Rodríguez (actual director) porque me han ayudado mucho y gracias a eso he podido tener grandes experiencias.

– ¿Cuáles la han marcado hasta ahora?

Pude cubrir lo del huracán Nate, las elecciones, la romería y otras que han sido retos grandes, pero con la confianza y apoyo de mis compañeros lo he podido hacer.

– ¿Le costó mucho dejar su casa?

Un poco, pero era necesario. Estaba un poco cansada de estar viajando seis horas diarias hasta Juan Viñas, tres de ida y tres de vuelta. El bus se había convertido en el lugar para dormir y hacer mis trabajos, entonces tocó venirse a San José.

– ¿Cómo le ha ido viviendo sola?

Bien, siempre he sido muy independiente. Al principio se sintió el golpe porque venirse de un pueblito como Juan Viñas a vivir a San Pedro era un gran cambio, ahora ya me acostumbré, me encanta mi tierra, pero ya no me veo viviendo allá.

– ¿A sus papás se le dio mucho que se fuera?

Mi mamá siempre me apoyó, a mi papá sí le costó porque él es más sentimental. Al principio iba cada 15 días y ahora tengo como un mes de no ir porque con el trabajo y la universidad no me da tiempo, pero ya me hace falta ir, allá es supertranquilo, parece una pintura.

Gloriana es amante de los animales, especialmente de su perrito Lucky. Cortesía.
Gloriana es amante de los animales, especialmente de su perrito Lucky. Cortesía.

– ¿Es cierto que es muy fiebre del deporte?

Sí, de hecho yo pensaba que iba a ser periodista deportiva. Jugué básquet por muchos años, estuve en Juegos Nacionales, después entré al equipo de la U Latina y estuvimos en primera división, ahora por falta de tiempo no lo hago, pero me encanta. Me da salud mental, relajación y me hace mucha falta, espero terminar la U para volver a jugar.

– ¿Tiene novio?

Sí, hace unos meses que tengo una relación con Diego Obando (periodista de Multimedios).

– ¿Ha sido difícil ser pareja de un colega?

Sí y no, porque tenemos horarios distintos y es complicado vernos, pero lo bueno es que los dos entendemos, somos jóvenes y sabemos que hay responsabilidades por cumplir.

Buena cuchara Doblaje Amante de los animales
Glori asegura que su mamá le enseñó a hacer muy bien las labores de la casa, como cocinar. “Ella es una chef de lujo y eso me lo inculcó, antes me gustaba mucho la cocina, ahora por tiempo lo hago aunque ya por obligación, pero no hay quejas”.  Entre los sueños que tiene en mente la periodista está el de convertirse en una profesional en hacer doblajes de películas. Además de su perrito Lucky, Casasola tiene dos peluditos más, dice que en algún momento de su vida se dedicó a rescatar animales de la calle.