Silvia Núñez.31 julio, 2018
Cuatro integrantes del grupo de rock Las Siervas visitaron La Teja para hablar de su música y sus dos presentaciones. Foto: Rafael Murillo
Cuatro integrantes del grupo de rock Las Siervas visitaron La Teja para hablar de su música y sus dos presentaciones. Foto: Rafael Murillo

La hermana Daniela, la única tica integrante del grupo musical Siervas, tenía más de seis años de no visitar la basílica de los Ángeles para estas fechas, y eso que su familia vive en Cartago.

Por eso, para esta religiosa, el concierto que darán este miércoles, ella y sus nueve compañeras de la congregación Las Siervas del Plan de Dios de Lima, Perú, será inolvidable.

El grupo de rock pop se presentará en la plazoleta de la basílica a las 5 de la tarde y según dijo la monjita, está esperando con ansias ese momento para poder compartir su músico con los coterráneos.

La costarricense es la encargada de la percusión en la banda que empezó a darse a conocer en todo el mundo en el 2014.

Sus integrantes son de diferentes nacionalidades y las une no solo su fe sino también el gusto por la música.

La hermana Daniela dice estar muy contenta de formar parte del grupo pues desde niña sentía atracción por la música. Foto: Rafael Murillo
La hermana Daniela dice estar muy contenta de formar parte del grupo pues desde niña sentía atracción por la música. Foto: Rafael Murillo

Daniela, quien se crió en Moravia, dice haber mostrado interés por tocar la guitarra desde que estaba pequeña, pero a los 19 años sintió el llamado de Dios.

“Nunca pensé ser consagrada, ni nada, no estaba en mi cabeza. Yo quería estudiar Medicina y ayudar a las personas que más sufrían y ahí fui encontrando una inquietud, Dios me decía que podría no llegar al matrimonio sino a ayudar a más personas y ahí me di cuenta en un tiempo de discernimiento y de oración que de verdad Dios me estaba llamando a seguirlo con todo y bueno, ya llevo seis años”, contó la hermana, de 24 años.

El mensaje hecho canción

La hermana Dayana, quien es ecuatoriana y una de las cantantes principales del grupo, contó que el grupo nació sin planearse y que jamás llegaron a pensar que en su primer año juntas se presentarían en países como Ecuador, Colombia y Chile. Mucho menos que su primer disco “Ansias que queman” fuera tan escuchado.

“Desde el inicio de la comunidad ya se hacía música, pero hace cuatro años coincide que empezamos a vivir todas juntas en la misma casa. Había una que vivía en Colombia y se fue a vivir Lima, luego yo entré a la comunidad, otra que toca el violín también entró y así empezamos hacer música distinta a la que ya se hacía y surge la idea luego que nos dijeran que diéramos a conocer nuestros temas al público exterior (fuera del convento)”, explicó.

Una particularidad de Siervas es que mezclan instrumentos clásicos como el violín, el clarinete con sonidos modernos como el bajo, la guitarra eléctrica y la batería.

Las Siervas son muy alegres y tiene mucha energía en tarima. Foto: Rafael Murillo
Las Siervas son muy alegres y tiene mucha energía en tarima. Foto: Rafael Murillo

De hecho, el ver a una religiosa vestida con su hábito tocando guitarra eléctrica o la batería es lo que más llama la atención del público, así como las letras de sus canciones, que según contó Dayana, son escritas por la hermana Andrea, de Argentina, y de la melodías se encarga Ivonne de Chile.

“A muchas de nosotras nos gusta este tipo de música (rock), desde antes. Es una música que irradia mucha fuerza y alegría, entonces, compaginaba muy bien con lo que queríamos transmitir que es el mensaje de que Dios está vivo y en todas partes”, dijo la hermana Teresa, quien toca el bajo y también hace coros.

El grupo Siervas también se presentará el sábado en el gimnasio de la Escuela María Auxiliadora, ubicada en barrio Don Bosco en San José. Las entradas cuestan ¢8 mil en gradería general y ¢10 mil en silla numerada. Se pueden adquirir en Radio Fides y el concierto inicia a las 6 p.m..