Farándula

Ítalo Marenco sobre la salud de su papá: “Está muy delicadito, pero luchando”

Presentador de Giros no pierde la fe de que pronto se dé el milagro y su papá salga del hospital

escuchar audio Escuchar este artículo

“Mandándole buena vibra, mis deseos de pronta recuperación y un beso con todo cariño a Álvaro Marenco Marrocchi. Ojalá volvamos a bailar así como en diciembre en la fiesta del Día del Gremio Teatral”.

Con mensajes como este, que escribió la actriz Sofía Chaverri en sus redes sociales, muchos colegas, amigos y conocidos del querido actor Álvaro Marenco, le han expresado de alguna manera su apoyo en los momentos tan duros que atraviesa.

El querido señor, de 80 años y padre del presentador de Giros Ítalo Marenco, está internado en la Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Calderón Guardia, luego de que una bacteria se le metiera en el pulmón tras ser operado de una cáncer en la próstata.

Don Álvaro habló con La Teja unos días antes de su cirugía y nos contó que estaba muy optimista, pero que no sabía a qué se enfrentaba.

Este miércoles, Ítalo nos dio una actualización del estado de salud de su padre y a la vez agradeció los mensajes y oraciones que han hecho muchas personas para que su tata salga de esta.

- ¿Cómo está su papá?

Está delicadito, pero está luchando, estamos en un proceso en que lleva tres operaciones. La primera fue para sacar el cáncer que estaba encapsulado cerca de la próstata. Le fue muy bien, pero lo atacó una bacteria que se metió al pulmón y eso es lo que ha estado haciendo problemas.

El hospital decidió ponerlo en la Unidad de Cuidados Intensivos y vamos día a día, está luchando y lo estamos acompañando mucho.

- ¿Cuánto lleva en UCI?

Ya cumplió seis días, no vamos ni pa’ atrás ni pa’ lante, pero el solo hecho de que esté luchando ya es algo. La presión está bien y el simple hecho de que siga con nosotros cada día peleando por su vida, es el milagro que nos dan. Él está dándolo todo por seguir adelante.

- Con la experiencia del año anterior (estuvo muy grave por una infección tras tener covid-19), ¿les quedó más que claro que él es un luchador y de verdad disfruta la vida?

Sí, él ha hecho con su vida lo que ha querido, mi tata se fue a Francia supuestamente a hacerse abogado y lo que se hizo fue actor, el tata lo echó de la casa, le dejó de mandar plata y él decidió seguir con su pasión y hasta el día de hoy la hace. Está a pocas películas de un Récord Guiness, el orgullo que siento que por él es enorme y por eso lo mínimo que puedo hacer es visitarlo y estar con él.

- ¿Le permiten verlo?

Sí, en sala había más posibilidad, pero en UCI nos dan tres horarios en que puedo verlo 15 minutos en cada tiro, entonces nos estamos turnando con mis hermanos, yo voy a las 12 y a las 8.

- ¿Qué dice su hija, sabe cómo está el Nono (abuelo)?

Sí, claro, dice que lo extraña mucho, le manda audios y yo se les pongo a él y es muy lindo.

- ¿Él sí está consciente?

Está sedado, pero las máquinas muestran que se le acelera el corazón, oxigena mejor cuando escucha los audios, da muchas señas de que sí los percibe. Se nota mucha que él sí está luchando.

- En su caso, usted decía en sus redes sociales que le toca dejar los problemas en el carro y poner buena cara cuando le toca presentar Giros, ¿cómo ha hecho?

Lo hago hasta donde se puede, hay días en que me pego una llorada en el carro y tengo que bajarme a hacer el brete, es parte de, a veces me siento un poco con menos energía, pero mi característica es la felicidad, la frescura y me gusta poder alegrarle la vida a muchas personas, creo que lo he llevado bien, pero ya cuando me toca volver al carro, seguimos con la mente en mi papá.

- En redes se le ve haciendo muchas cosas, suponemos que para distraer la mente...

Es mi mejor terapia, agarro la bici, me voy a mejenguear o a correr y trato de gastar energía.

- Vemos a mucha gente del medio de la actuación enviando mensajes de apoyo, ¿supongo que eso lo reconforta y lo llena mucho?

Claro, la cadena de oración ha sido enorme, yo le agradezco a todas las personas que han orado por él, incluso, mucha gente que no conozco fue a donar sangre al Calderón porque necesitábamos, era una operación concha y yo les agradezco de corazón todo lo que han hecho por mí.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.