Ileana Vargas.27 junio

El cantante Joaquín Yglesias ya asumió su rol de tata, por lo que ya cambia los pañales de Lorenzo, su hijo recién nacido.

Joaquín entró al selecto grupo de
Joaquín entró al selecto grupo de "Papacitos". Foto: Sissi Escalante. Cortesía: Joaquín Yglesias.

El querido tenor, y su esposa Valeza Rodríguez, recibieron a su pequeñito el pasado 22 de junio a las 8:05 a. m.

El bebito nació por parto natural en el hospital Clínica Bíblica, pesó 3,4 kilos y midió 50 centímetros.

Yglesias detalló que Lorenzo está en perfectas condiciones, pero que Valeza si le pegó un gran susto, ya que fue necesario que permaneciera hospitalizada por varios días.

El artista conversó con La Teja acerca de las carreras que tuvo el día del nacimiento de Lorenzo y de sus primeras horas como todo un papacito.

Valeza está más que enamorada de su pequeño Lorenzo. Foto: Sissi Escalante. Cortesía: Joaquín Yglesias.
Valeza está más que enamorada de su pequeño Lorenzo. Foto: Sissi Escalante. Cortesía: Joaquín Yglesias.
Es la sensación más increíble que pueda existir y que no podría estar más agradecida con Dios por esta bendición", Valeza Rodríguez.

–¿Cómo les fue con la labor de parto?

– El viernes en la mañana me fui como todos los días a entrenar a las seis de la mañana y cuando regresé en pleno desayuno me dijo: ¡Tenemos que irnos a la Clínica Bíblica! Casi me atraganto. Fue cuando agregó: ¡Es que boté el tapón! Nos fuimos y cuando llegamos tenía pequeñas contracciones.

–¿Cuando llegaron qué les dijeron los doctores?

–Había que confirmar si estaba perdiendo líquido amniótico, y para eso uno compra una toalla y si se pone azul en aproximadamente media hora quiere decir que sí hay líquido amniótico. Se la puso e íbamos en el ascensor para bajar a almorzar, cuando dijo: “Me oriné, me oriné”. ¡Qué va! Era que se le había reventado la fuente. Después de eso fue una noche muy larga, dura, de dolores para Vale. Pero fue toda una supercampeona.

– Usted había contado que no sabía cómo iba a hacer en el parto porque le tiene fobia a ver sangre, ¿cómo le fue con eso?

–¡Mirá, cierto! (risas) Yo estuve más pendiente de apoyar a Vale, estuve con ella en la cabecera.

–¿Cortó el cordón umbilical?

–No, eso preferimos dejárselo a los del Banco de Células Madre ProVida, porque ellos tenían que recoger las células madres del cordón umbilical para almacenarlas.

–¿Cómo puede describir el momento en que nació Lorenzo?

–Vimos cuando salió la cabeza y los dos atacados en llanto. Fue algo irrepetible, es un completo milagro y hasta que uno lo vive lo entiende. Además, ha sido un bebé tan esperado, tan amado y nos llevó tanto años poder convertirnos en papás que verlo fue increíble. Y es que Lorenzo es un muñeco.

–¿Cómo le ha ido a Valeza con la recuperación?

– Con el tema del postparto ahí está recuperándose, ella perdió mucha sangre en el parto y fue necesario que le hicieran una transfusión, y por eso, nos tuvimos que quedar más días en el hospital para que Vale se recupere y se le suba la hemoglobina.

Lorenzo es una bella combinación entre su papá y su mamita. Foto: Sissi Escalante. Cortesía: Joaquín Yglesias.
Lorenzo es una bella combinación entre su papá y su mamita. Foto: Sissi Escalante. Cortesía: Joaquín Yglesias.

–¿Cómo le fue con las primeras alzadas?

–Estaba deseando alzarlo, después de que se lo dieron a Vale y que lo limpiaron me lo dieron. Me abrí la camisa para estar piel con piel. Cuando me lo dieron estaba llorando, comencé a tararearle y fue increíble porque se quedó tranquilo.

–¿Y qué le canta?

–(Risas) Lo que se me ocurra en el momento.

–¿Ya lo bañó?

–Durante estos primeros días y como todavía estamos en la Bíblica, la atención es buenísima nos han estado explicando y nosotros aprendiendo todo lo relacionado con el cuidado de Lorenzo, así que ponemos mucha atención. Ya cambié mi primer pañal, y no fue nada grave (risas). Ya más bien estamos deseando salir del hospital para irnos a la casa, porque allá vamos a estar más cómodos y tenemos todo lo que necesitamos tanto para Vale como para Lorenzo.

–¿Quienes fueron los primeros en conocer a Lorenzo?

–Los abuelos maternos, los papás de Vale están como locos. Es que para ellos es el primer nieto, en el caso de mis papás ya es el octavo. Pero igual todos los abuelos están fascinados.

–¿Lorenzo heredó el color de sus ojos?

–(Risas) Aún es difícil decirlo, son oscuros pero como azulados. Habrá que esperar un tiempo para ver el color definitivo.

–Todo mundo va a a querer ir a conocer a Lorenzo, ¿cómo se la van a jugar con las visitas?

–Por las primeras semanas solo será la familia muy cercana como mis papás y mis suegros. Sobre todo porque Vale tuvo esa complicación necesita recuperarse. Además se nos juntó todo porque también estamos construyendo nuestra casa y donde estamos, todo lo tenemos en cajas. Con la construcción ya estamos con los detalles, pero igual creemos que se van a llevar como unas tres semanas más para que esté terminada.