Erick Quirós.10 octubre

La cantante Lady Gaga y el actor Bradley Cooper están al frente de uno de los retos más importantes de sus carreras en la película “Nace una estrella”.

La primera debe demostrar que está capacitada para cargar con un papel protagónico en el cine y ser tan exitosa como en la música y la meta del macho es convertir su debut como director en algo inolvidable para los fans de ambos artistas.

La cinta se estrenará este jueves en los principales cines del país. Acabará la larga espera de los seguidores que tiene en Tiquicia la intérprete de “Poker face”, “Alejandro” “Bad romance" y otros piezones.

A Lady Gaga no se le reconoce de no ser por su talento. Cortesía Warner Bros. Pictures
A Lady Gaga no se le reconoce de no ser por su talento. Cortesía Warner Bros. Pictures

Stefani Germanotta, nombre real de Lady Gaga, interpreta a Ally Campaign y Cooper (el director) estelariza a Jackson Maine, un cantante de música country que va en caída libre cuando descubre a la muchacha.

Jack empuja a Ally a brillar en los escenarios y ahí se va forjando su historia de amor. Sin embargo, la carrera de Ally opaca inmediatamente la de Jack, a quien le cuesta aceptar que está acabado en la música.

Además de interpretar a Ally, Gaga compuso canciones originales para la película y ella las interpreta. A muchos les costará caer en cuenta que es la misma que lleva años llenando estadios con sus extravagentes shows.

Esta es la cuarta vez que se lleva al cine esa trama. Ya tuvo sus versiones en 1937, 1954 y en 1976 pero a diferencia de los demás, esta versión no es del todo un musical.

La historia toca directamente el corazón. Cortesía Warner Bros. Pictures
La historia toca directamente el corazón. Cortesía Warner Bros. Pictures

Cooper señaló que aunque la base de la cinta es muy parecida, su toque está en la manera sutil en que se toca la historia de amor.

“En el caso de esta versión de Nace una estrella, realmente es diferente de varias maneras, específicamente con los personajes. Esta en particular es una historia de amor que trasciende lo inmemorable y creo que todos los seres humanos por nuestra naturaleza, nos identificamos con las historias amorosas”, dijo.

“Es decir, el personaje de Jackson Maine es diferente del personaje de Norman Maine y Ally Campaign es muy diferente de Esther Blodget. Además, la película trata sobre sus familias, y el padre, y el hermano, y el amigo. Entonces más o menos estábamos explorando otras cosas”, agregó.

El periodista Donovan Retana Piedra, quien pudo ver la película el pasado lunes y es fiel seguidor de Lady Gaga, cree que los más fiebres y el público en general descubrirán detalles que ni imaginaban de la cantante.

“Es una versión de ella que percibíamos pero mucha gente no conocía. Tal vez la gente se preguntaba cómo es sin maquillaje y sin esos trajes extravagantes y aquí lo tienen; a los que somos seguidores de ella nos pasa que ya no vemos la ropa sino a ella como artista y en esta película es lo que se puede ver, nunca me he sentido tan orgulloso de ella porque manifiesta el personaje porque uno olvida que Lady Gaga es ella, ve a Ally”, dijo el comunicador.

No es la primera vez que Lady Gaga interpreta un personaje de la pantalla. Ya había participado en la serie American Horror History, por la cual ganó un Globo de oro como mejor actriz de una miniserie, y también trabajó en en Sin City, The Sopranos y en la cinta Machete Kills.

La cantante lució espectacular en la premier el 24 de setiembre. Warner Bros. Pictures.
La cantante lució espectacular en la premier el 24 de setiembre. Warner Bros. Pictures.
Muy completa

Donovan comentó que esta película comprueba lo completa que es Gaga como artista.

“Ella no necesita de trajes ni maquillaje ni un espectáculo gigante para sobresalir, toma ventaja del ambiente donde se encuentra. Recuerdo que decía que es una camaleón no solamente en la ropa sino también en la música y en las artes”, afirmó el seguidor.

En cuanto a la película en general, Retana dice que le encantó, las piezas que se interpretan van manifestandolo que lo que los actores viven conforme avanza la cinta.

“No es como La la land, en la cual las canciones se volvían parte de la conversación, aquí las canciones comunican lo que van sintiendo los personajes, se meten los temas de manera muy natural, aunque no se siente que está metido en un musical”, agregó Donovan, quien recomendó ver la película máximo dos veces por semana porque es “emocionalmente muy fuerte”.

“Uno queda desbalanceado y termina muy triste, pero es tristeza mezclada con nostalgia muy linda, es como un recuerdo de un amor muy puro que uno quizá no vuelva a vivir”, explicó.