La modelo ahora se la pasa metida en la farmacia de su prometido echándole una mano ante el aumento de la clientela

Por: Silvia Núñez 18 marzo, 2020
La pareja se iba a casar en Estados Unidos en abril pero ahora todo cambió. Instagram

La cuenta regresiva de Marcela Negrini para ponerse su vestido de novia se vio frenada por culpa del coronavirus.

La modelo ya no se casará el 9 de abril como le había contado a La Teja a inicios de año, cuando confirmó su compromiso con su novio, Gilberth Tercero Castro.

La orotinense y el guapileño debieron cancelar la boda, la cual se iba a realizar en Estados Unidos y en la que hasta al sacerdote se iban a llevar en el avión con ellos.

La curvilínea explicó que debido a la emergencia por el COVID-19 ya no podrán viajar y decidieron aplazar la boda para julio. O si todo vuelve a la normalidad en unos días puede que la adelanten para finales de mayo.

“Como no podemos viajar ni nada y queríamos hacerlo en el extranjero, tuvimos que posponer la boda y en esas estamos, viendo a ver qué podemos hacer, pero sí tuvimos que posponerlo”, confirmó la guapa modelo.

Marcela deberá aguantarse las ganas de verse vestida de novia. Instagram

Otro punto que pesó en la cancelación del evento más importante de su vida es que su cuñada está embarazada y estaría por dar a luz en los próximos días y por ende tampoco podía viajar.

“Esta ha sido una crisis bastante fuerte y hay prioridades, así que a esperar a ver qué pasa”, Marcela Negrini
Vestido bien guardado

A mediados de enero la curvilínea viajó a Nueva York para visitar a una gran amiga y de paso aprovechó para comprarse su vestido de novia.

Marce contó que el traje lo dejó en casa de su amiga Karla, allá en Estados Unidos, para no tener que cargarlo cuando viajen para el casorio.

En enero la modelo contó que ya había encontrado el vestido de sus sueños. Instagram

Eso sí, su amiga se lo tiene bien guardado para que no se le vaya a dañar de aquí a que pongan la nueva fecha.

“Es lamentable, obviamente, porque uno tiene toda la ilusión de que llegue el día, pero como le digo, hay prioridades y tenemos que esperar. Nosotros no habíamos pagado hotel porque nos íbamos a quedar donde unos familiares, pero igual tuvimos que posponer todo”, agregó.

En cuanto al diseño del vestido de novia contó que eligió algo sencillo, pero bonito porque quiere verse diferente. Confesó que como ha desfilado muchas veces vestida de novia le costó un poquito decidirse.

Metida en la farmacia

Antes de ponerse a llorar o sentirse mal por lo que está provocando el coronavirus en su vida, la guapa más bien le ha metido el hombro a su prometido en estos días, pues, según contó, las farmacias de su pareja pasan a reventar.

La pareja ahora está concentrada en abastecer las farmacias para que a la gente de Pococí no les falte nada en estos días de emergencia. Archivo

Tercero tiene tres farmacias en el cantón de Pococí y aunque todavía no se ha confirmado ningún caso de contagio en Limón, la población no ha dejado de llegar por productos de higiene o medicinas ante la emergencia mundial.

Marce se la pasa ahora en la caja de la Farmacia Caribe, ubicada en el centro de Guápiles, por las tardes principalmente, y a su vez acompaña a su futuro esposo a traer los medicamentos o productos que se han ido agotando.

Y es que los trabajitos de modelaje también han disminuido bastante para ella y por eso no dudó en echarle una manita a su amor.

“Fuimos a traer alcohol en gel (el domingo en la noche) teníamos como 600 unidades y no queda ni una. Ahorita se acaba de vender la última (martes en la noche) y eso que no se vende con exceso a la gente sino de forma moderada para que todos puedan tener en su casa. Imagínese la locura”, dijo algo asustada al ver la desesperación de los costarricenses en estos momentos.

Marce dice que ya le está agarrando el gusto a estar en la farmacia atendiendo a la gente. Cortesía

La modelo también explicó que la gente llega más que todo a comprar medicamentos para tener de reserva, principalmente si tienen en su casa personas con enfermedades crónicas.

“Llega gente que tiene asma, entonces llevan las bombitas para nebulizarse o llevan para guardar medicamentos que son de uso diario para ellos, eso es lo que más viene a buscar la gente”, explicó.

Tomando sus propias medidas

Marce contó que aunque ella es bastante delicada con la limpieza de su casa y sus cosas, estos días aumentó las medidas de higiene, máxime que ahora está atendiendo al público y algunos llegan a pedirle fotos.

Ver más!

Una de las medidas que está aplicando, además del constante lavado de manos y la utilización de alcohol en gel, es que antes de entrar a la casa se quita los zapatos para no contaminar el piso.

En la puerta colocó un trapo que lo baña en alcohol para limpiar las suelas de los zapatos y obliga a a su novio, así como a su hermana y sobrina, quienes viven con ella, a andar en medidas y que se cambien la ropa cuando vienen de la calle.

Sin baile
Marcela contó que las transmisiones de Verano Toreado se cancelaron hasta nuevo aviso y que por ello, ya no la podrán ver los sábados por la tarde en canal 7 en el baile de la “Pachanguera”.