Silvia Núñez.23 enero
Maribel fue una de las competidoras más queridas cuando daban Combate por canal 11. Cortesía
Maribel fue una de las competidoras más queridas cuando daban Combate por canal 11. Cortesía

La pezeteña Maribel Fallas se unió a los ticos que forman parte del programa Combate de Guatemala.

La "mujer de hierro", como le decían cuando formaba parte del Combate de canal 11, tiene una semana de estar luchando por ganarse el cariño de los chapines.

Ya ella había estado de invitada unos días en este espacio, en julio del año pasado, pero se tuvo que devolver a Costa Rica cuando su padre fue diagnosticado con cáncer.

Maribel también formó parte del programa Guerreros, de Repretel, que dejó de transmitirse a finales de setiembre de 2017 y desde entonces estaba desempleada.

Ahora que se le dieron esta segunda oportunidad quiere aprovecharla al máximo para ganarse el cariño de los guatemaltecos y quedarse más tiempo.

"Hace como quince días me llamó el productor (de Guatemala) y me pidió si quería formar parte nuevamente de Combate ya que hacía falta una chica en el equipo azul y como las cosas con mi papá van mejorando, acepté porque necesitaba el trabajo", explicó.

La pezeteña dice estar muy feliz de volver a defender el color que la dio a conocer en Combate Costa Rica. Cortesía
La pezeteña dice estar muy feliz de volver a defender el color que la dio a conocer en Combate Costa Rica. Cortesía

En Combate Guatemala también están participando los costarricenses Kahel Ramos, María José Naranjo y Pamela Alfaro, con quienes está viviendo la joven de 24 años y los cuales le han ayudado acomodarse por allá.

A agarrar ritmo

La combatiente contó que su regreso al programa lo ha sentido bastante duro, no por haber dejado a su familia en Tiquicia, sino porque tenía meses de no estar tan activa físicamente.

Según dijo, las pruebas son igual de duras y competitivas como las que hacía cuando estaba en Combate y en Guerreros y que con la ayuda de sus nuevos compañeros de equipo ha podido irle agarrando el hilo al programa.

"Volver a entrar y agarrar condición es un poco difícil, pero con ensayos siento que lo voy a poder llevar a cabo. Es difícil estar lejos de mi familia pero acá conozco a varia gente que está en el programa y eso me ha hecho sentirme superbién", relató.

Pamela Alfaro y Kahel Ramos le han ayudado montones a Maribel a que se acomode en su nuevo hogar. Cortesía
Pamela Alfaro y Kahel Ramos le han ayudado montones a Maribel a que se acomode en su nuevo hogar. Cortesía

La tica entró como competidora fija y ahora solo le resta demostrar porqué en su país le dicen "la mujer de hierro".