Francesca Chinchilla.19 marzo

Los días pasan y Maricruz Leiva se va recuperando de la dolorosa etapa que pasó tras una cirugía estética a la que se sometió, la cual se complicó y la mantuvo tres meses hospitalizada.

Del doloroso momento solo quedan secuelas, por lo que esta semana celebró una experiencia que jamás pensó volver a vivir.

El pasado fin de semana Leiva lo pasó en playa Blanca de Punta Leona, Puntarenas, en compañía de su esposo, Fernando Vilchez, según contó con varios imágenes que publicó en su cuenta de Instagram, donde tiene más de 19.000 seguidores.

“Hace unos meses, en algún momento, pensé que nunca más vería un atardecer. Hoy (domingo 17 de marzo) en esta hora precisa, levanto la mano, alabo a Dios y le doy la honra y la gloria”, escribió.

La comunicadora aseguró que las personas tenemos los atardeceres contados y es por eso que decidió darle gracias a Dios por dejarla disfrutar de uno.

Como era de esperar, la publicación acumuló múltiples reacciones de sus seguidores.

“Que bendición de Dios que lo estés disfrutando”, escribió Rosa Elena. Mientras la usuaria @mkkarla17 dijo: “Eres una gran guerrera de Dios y un ángel para algunas personas en este mundo, por eso Dios no permitió que nunca te rindieras”.

En diciembre pasado Leiva fue dada de alta, tras estar internada en la Unidad de Quemados del hospital San Juan Dios y posteriormente recuperándose en su casa, donde pasó varios días sin poder compartir con sus amigos.