Farándula

Melissa Mora no le cierra las puertas al amor aunque sabe que debe sanar su corazón

A pesar del dolor y la nostalgia que siente, la modelo ramonense está segura de tomó la mejor decisión.

Melissa Mora confirma que está en paz con ella misma, segura de la decisión que tomó y tranquila con lo que viene, luego de anunciar su divorcio de Jonathan Picado, después de casi tres años de matrimonio.

La ramonense dio la noticia este miércoles y en sus redes sociales se ha mostrado un poco nostálgica, publicando algunas canciones medio cortavenas en sus historias.

La bella modelo habló con La Teja este jueves y comentó que si bien no es el momento, no le cierra las puertas al amor.

“No puedo decir que estoy bien al cien por ciento porque siempre hay sentimientos, pero estoy tranquila, liberada. Yo fui una buena mujer en el matrimonio y cuando ya nos separamos cada quien decidió hacer su vida y por dicha me han dado apoyo las personas que me aman, mis amigas y mi familia”, dijo.

A pesar del dolor y la nostalgia que siente, la modelo está segura de haber tomado la mejor decisión.

“Quedamos en buenos términos, Jonathan fue un buen compañero de vida, entonces solamente tengo cosas buenas que hablar sobre él y ante Dios siempre va a ser mi esposo”, añadió.

Ante Dios Jonathan siempre va a ser mi esposo”

—  Melissa Mora, modelo.

Aunque su separación todavía es un tema que está muy fresco, Mora comentó que sigue creyendo en el amor y que en un futuro espera volver a encontrarlo.

“Yo no le cierro las puertas al amor, lo más bonito de la vida es tener un compañero, una persona que te valore y te chinee. Yo me casé enamorada y enamorarse es superbonito, creo que todavía estoy joven, puedo rehacer mi vida, volverme a casar, si bien me casé por la iglesia y ante Dios solo hay un matrimonio. Él sabe los motivos por los que nos separamos, es el único que ve mi corazón y que sabe todos mis secretos y sé que Dios no me va a juzgar por rehacer mi vida con otra persona”, confesó.

Meli se casó el 6 de abril del 2019, pero vivía en unión libre desde el 2018. A principios de este año se dio a conocer que ya había firmado los papeles del divorcio, sin embargo, decidió darse una segunda oportunidad con Jonathan, pero al final no resultó como lo esperaba.