Silvia Núñez.6 abril
Los recién casados usaron una lujosa limusina para que los llevara del hotel a la iglesia y luego al salón, todo dentro del mismo hotel. Foto: Carlos González
Los recién casados usaron una lujosa limusina para que los llevara del hotel a la iglesia y luego al salón, todo dentro del mismo hotel. Foto: Carlos González

Como una princesa de cuento de hadas y abordo de una limusina, así llegó Melissa Mora a su ansiada boda que se realizó este sábado.

El lujoso carro tan solo recorrió 50 metros, desde la entrada del hotel Wyndham Herradura, en Belén, para llevar a los novios hasta la capilla Santa María, ubicada dentro del mismo lugar, donde a las 4:55 p.m. ya eran oficialmente marido y mujer.

Melissa lució un hermoso vestido blanco con un largo velo. Foto: Carlos González
Melissa lució un hermoso vestido blanco con un largo velo. Foto: Carlos González

Primero llegó el ahora marido de la modelo, Jonathan Picado, quien lucía un poco nervioso. Después volvió a aparecer la misma limusina, pero ya con Meli, quien venía acompañada de su hija Camilia, de su mejor amiga Ana Lidieth Chavarría y su maquillista Adán Chinchilla.

Como toda novia, llegó cerca de 15 minutos tarde, luciendo un hermoso vestido blanco bien ajustado al cuerpo, con algunas transparencias, plumas en la falda y un velo de unos 4 metros de largo.

El novio lució algo nervioso a su llegada a la iglesia. Aquí lo acompañaba su padre, quien lo entregó al altar. Foto: Carlos González
El novio lució algo nervioso a su llegada a la iglesia. Aquí lo acompañaba su padre, quien lo entregó al altar. Foto: Carlos González

Precisamente ese fue uno de sus secretos mejor guardados pues solo sus amigas más cercanas habían visto el vestido que le confeccionó el diseñador costarricense Gerardo Jiménez.

La tela de encaje con transparencias y su espalda totalmente descubierta dejaban ver su hermosa figura.

El sacerdote Douglas Aragón, quien dijo tener una buena amistad con la pareja, fue el encargado de oficiar la ceremonia a la que asistieron unas 150 personas.

El sacerdote es amigo de Meli y Jonathan desde hace algún tiempo, según contó. Foto: Carlos González
El sacerdote es amigo de Meli y Jonathan desde hace algún tiempo, según contó. Foto: Carlos González

Curiosamente, había pocas caras conocidas en la boda pese a que la guapa ramonense tiene sus años de trayectoria en el modelaje y se lleva muy bien con la mayoría.

Entre los famosos que llegaron a ver cómo daba el “sí, acepto” estaban el humorista Emeterio Viales, la cantante Yoko Gómez y los cantantes David Nick y Elvis Tico.

A la boda asistieron solo los familiares más cercanos de la pareja y unos cuantos amigos. Foto: Carlos González
A la boda asistieron solo los familiares más cercanos de la pareja y unos cuantos amigos. Foto: Carlos González
El padre les habló duro

Durante el sermón, el sacerdote les habló claramente que el sacramento del matrimonio tiene que ser inquebrantable y que debe reinar el amor y la confianza entre ellos para siempre.

“Es bueno mantener la fe uno en el otro, digan lo que digan los demás al primero que hay que creerle es al esposo, a la pareja. El principio fundamental del matrimonio es el amor y el amor no pasa nunca, el verdadero amor crece día con día”, dijo el padre en su prédica.

Además, como último consejo les dijo que “uno debe amar a una persona por lo que es, nunca por lo que era”.

Una vez colocados los anillos y tras el beso de “telenovela”, como dijo el padre, los recién casados salieron de la capilla en medio de un juego de pólvora y en medio de una lluvia de aplausos.

El esperado beso de los recién casados fue de
El esperado beso de los recién casados fue de "telenovela", dijo el padre. Foto: Carlos González
Familia más que feliz

Antes de irse a la gran fiesta en el salón La Paz, en el mismo hotel, la pareja se montó de nuevo en la limusina para irse a hacer una sesión de fotos como recién casados, a un lugar muy cercano del hotel, pero no quisieron revelarlo. Esta vez sí le sacaron más jugo al chuzo.

Luis Chavarría, quien conducía el lujoso carro, contó que adentro les tenían algunas copas de cristal y botellas de champán para que brindaran en el camino.

¡Ya son marido y mujer, muchas felicidades a los novios! Carlos González
¡Ya son marido y mujer, muchas felicidades a los novios! Carlos González

Sus padres, Rafael Mora y María Eugenia Ramírez, dijeron sentirse muy felices de ver a su hija cumpliendo su gran sueño de casarse y que les deseaban todo lo mejor a los dos.

“Estamos muy contentos por ella, primero Dios les vaya bien, se mantengan unidos, que se agarren de Dios siempre. Desde que nos dijeron que se iban a casar hablamos con los dos y les dijimos que vieran que el matrimonio es para siempre, que vieran que nosotros llevamos más de treinta de casados y que es para toda la vida. Ahora son uno solo, que sigan así siempre”, dijo doña María Eugenia.

Este es el queque de bodas que le hicieron a la pareja. Foto: Carlos González
Este es el queque de bodas que le hicieron a la pareja. Foto: Carlos González

Otro que está muy feliz de ver a su hermana así de radiante y enamorada es Fabián Mora, quien por cierto muy pronto se convertirá en papá de un varón, es decir, muy pronto veremos a Meli chineando al nuevo sobrino.

“Desde hace muchos años le pedí a Dios que ella encontrara un hombre de verdad y pues siento que encontró a la persona indicada. Jonathan es un gran hombre”, mencionó Fabián.

Fabián es el hermano menor de Meli, a quien ella cuida mucho. Foto: Carlos González
Fabián es el hermano menor de Meli, a quien ella cuida mucho. Foto: Carlos González

A eso de las 6:45 p.m., el nuevo matrimonio Picado Mora regresó al hotel y en medio de un impresionante juego de pólvora ingresaron al salón de fiestas donde se quedarán hasta altas horas de la madrugada.

Elvis Tico, Freddy Álvez y la Arrolladora Banda GS serán los encargados de animar el pachangón. Además, Meli le tenía como sorpresa a su esposo una canción que ella misma le preparó.

Esta es la lujosa limusina que contrató Meli para llegar como toda una princesa a su matrimonio. Foto: Carlos González
Esta es la lujosa limusina que contrató Meli para llegar como toda una princesa a su matrimonio. Foto: Carlos González

Será hasta dentro de unos días que la pareja se vaya de luna de miel, será un crucero por el Mediterráneo.

La pareja se casó en la capilla que está en la entrada del hotel. Foto: Carlos González
La pareja se casó en la capilla que está en la entrada del hotel. Foto: Carlos González
Emeterio y Yoko Gómez fueron de los pocos famosos en la boda. Foto: Carlos González
Emeterio y Yoko Gómez fueron de los pocos famosos en la boda. Foto: Carlos González
Así lucían las mesas del salón donde fue el pachangón. Foto: Carlos González
Así lucían las mesas del salón donde fue el pachangón. Foto: Carlos González
El maquillista Adán Chinchilla contó que se tardó dos horas y media en peinar y maquillar a la novia. Foto: Carlos González
El maquillista Adán Chinchilla contó que se tardó dos horas y media en peinar y maquillar a la novia. Foto: Carlos González
La iglesia lució llena de rosas desde la entrada hasta el altar. Foto: Carlos González
La iglesia lució llena de rosas desde la entrada hasta el altar. Foto: Carlos González