Por: Erick Quirós.   22 octubre
Hace unos días atrás Montserrat Del Castillo compartió esta imagen en sus redes sociales donde ya se le ve algo de pancita. Instagram

La presentadora de De boca en boca, Montserrat Del Castillo caminará hacia el altar, el próximo 30 de noviembre, acompañada de su novio Jhona Monroy y de una criaturita en su vientre.

La guapa confirmó este martes su embarazo, luego de que La Teja la llamara unas horas antes para preguntarle si eran ciertos los rumores de que espera a su primer retoñito.

Cuando la llamamos, Del Castillo lo negó, pero cuando vio que ya estaba punto de reventar, mejor lo confirmó en el programa de Teletica.

La pareja, que lleva un año de estar jalando, está en medio de los preparativos para casarse, por lo que estarán poco tiempo solitos.

“Me siento muy feliz porque Dios me bendijo y voy a ser mamá”, Montserrat Del Castillo, presentadora.

“Estoy muy agradecida, es algo que venía pidiendo con Jhona”, dijo Montse con una voz entrecortada.

“Estaba esperando el momento indicado para decírselos, muchísimas gracias a todos por su apoyo y porque sé que me van a dar muchos consejos y para mí es muy importante compartirlo con todos ustedes, que de verdad considero parte de mi vida”, añadió en un mensaje directo a los televidentes.

Sus compañeros del programa la felicitaron, la vacilaron y Mauricio Hoffman hasta le prometió guardarle ropita de su hija Zoe, en caso de que sea una niña.

Del Castillo no dio a conocer cuántas semanas tiene de gestación, pero se presume que puede andar por las ocho semanitas.

La presentadora agregó que ha tenido que faltar varias veces al brete debido a que los achaques le han pegado durísimo.

“Estoy bien, pero la verdad es que todo vale la pena”, afirmó.

Del Castillo está realizada con la noticia de su bebé. Reproducción de video.
Todo listo

En cuanto a su boda, la guapa contó que será en el hotel Grand Tara, en San Antonio de Escazú, en horas de la tarde.

Prácticamente ya tiene todo listo para su gran día, a falta únicamente de los toldos para las zonas en aire libre, por aquello de un aguacero.

El vestido es alquilado en la boutique Galatea y fue el tercero que se probó, el cual supo, de una vez, que era el indicado.

“Lo alquilé, no me gusta tenerlo ahí guardado y hubo chance de hacerle algunas modificaciones. Cuando me lo probé me puse a llorar porque sabía que ese era, yo pensaba que eso era cuento, pero sí, me encantó de una vez, de hecho yo andaba con mi mamá y mi padrastro y todos estábamos así, hasta la muchacha que me ayudó se puso a llorar”, aseguró la guapa quien contó que tuvo la ayuda de Cristina Alpízar para los diseños florales.

El grupo Critoforis será el encargado de la música y combinará ritmos de música tica y mexicana, con tal de saciar los gustos de todos los asistentes.

Montse dice que no ha sido una novia estresada, más bien en un par de meses logró que todo estuviera listísimo.

Montse y su novio llevan un año jalando. Instagram

“Se me hizo muy corta la espera porque empezamos a organizarnos a la hora del burro, pero hemos estado bien, con cursos prematrimoniales y creando mucha fortaleza y confianza de pareja, hace meses que vivimos juntos, entonces todo ha sido un bonito proceso”, contó.

Dijo que invitó a poca gente del medio, entre ellos sus compañeros Víctor Carvajal, Mauricio Hoffman y Bismark Méndez, así como a sus jefes. Vendrán al país familiares de él desde Quéretaro de México y de ella desde España.

“Empezamos pensando en que serían como cien personas, pero se ha ido reduciendo esa lista, es una boda completamente controlada en presupuesto, solo familia y personas allegadas porque pensamos celebrar el amor, no es para que la gente se enfieste”, comentó.

Lo que más le ha costado y la tiene un poco más estresada es el asunto de los votos matrimoniales, espera decir lo correcto y poder expresar todo lo que siente.

“Al ser una ceremonia evangélica vamos a dar votos y eso es lo que me ha tenido pensando y muy nerviosa, yo estoy acostumbrada a controlarme pero eso sí me genera ansiedad y miedo de que todo salga bien”, aseguró.

Como el novio es chef y mexicano, Montse se ha tenido que acostumbrar a la comida del país azteca, aunque no deja de lado su pintico con huevo.

“Yo soy muy criolla, ahorita estoy desayunando pinto con huevo y me encanta, él ya lleva mucho tiempo de vivir aquí y le ha tocado acostumbrarse, cuando quiero comer algo mexicano para eso voy al restaurante”, dijo.