Erick Quirós.6 enero
Edna Mukwana usó la platita para comprarle comida y ropa a sus hijos. Facebook.
Edna Mukwana usó la platita para comprarle comida y ropa a sus hijos. Facebook.

Una mujer se cansó de todos los engaños y malos comportamientos de su marido y se lo vendió a su amante por unos 9.600 colones.

Si bien el hombre que protagoniza esta historia habitualmente faltaba a su casa, la gota que derramó el vaso fue que no apareció en siete días, por lo que su esposa, Edna Mukwana, decidió ir a buscarlo… ¡y lo encontró! Así lo informó El Diario Nueva York.

Al descubrir al marido en la cama con su amante, Mukwana se lo “vendió” por $17 (unos ¢9600), aunque originalmente le había pedido $20 (poco más de ¢11 mil).

La mujer keniana aseguró que con el dinero compró comida y la ropa de Año Nuevo para sus hijos y que con eso quedó totalmente satisfecha.

Según medios locales, Mukwana sabía que su esposo la engañaba hace tiempo con otra mujer, por lo que al descubrirlos juntos en el lecho, le pidió a ella que le pagara esa cantidad de dinero para quedarse con el hombre sin mayores problemas.

9.600 colones fue el precio en que vendió al esposo.

Sin embargo, la amante solo le dio una parte y ella aceptó sin poner peros, ya que desde hace mucho tiempo quería quitarse esa pega de encima.

Mukwana aseguró que su marido está casado con el alcohol y con las prostitutas, por lo que decidió dejárselo a su amante.

“No quiero recibir el Año Nuevo con un estorbo de 2019“, apuntó.